Bienvenido Usuari@!
No estás conectad@, por favor CONÉCTATE o REGISTRATE pinchando en este cuadro.

SUEÑA CONMIGO

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por kitsia el Mar 24 Dic 2013 - 19:00

gracias  wiiii 

me gusta que ya sean novios  sonrisa 


kitsia


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por constanzamore el Miér 8 Ene 2014 - 3:10

capii   
constanzamore


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por sarar el Lun 20 Ene 2014 - 19:47

Holaa Chicaas traiga capii!!      se que tarde muchísimo, pero tenia falta de inspiración y después estaba un poquito liada y no tuve tiempo de escribir, pero bueno aqui estoy otra vez  sonrisa 


Bueno antes de subirlo tengo que advertir que este capi es para +18, lo digo porque siempre dicen que hay que avisar por si hay alguna menor o algo, bueno pues eso aquí se los dejo. Espero que les guste
 guiñar 




CAPITULO 14


Estaciono la moto en un lugar oscuro sin muchas casas alrededor, me quede mirando al frente averiguando donde estábamos, pero solo veía montañas alrededor con muchos árboles.

-Tendremos que caminar  un poco para llegar, la moto no sube mas. -Comento Adam cogiendome de la mano y dirigiéndonos por un caminito de piedras que había entre las montañas.

A medida que íbamos subiendo habían mas árboles, arbustos con floritas preciosas y todo rodeado de césped, no podía ver con claridad porque era de noche y no había ningún tipo de luz, solo la luna iluminándonos desde el cielo, pero por lo que veía este lugar era precioso, yo podía verme aquí tumbada en el césped con una manta y leyendo un fantástico libro.

Llegamos a la cima de la montaña. -Wow Adam esto es precioso, se ve toda la ciudad. -dije sorprendida por la fantástica vista, se veía toda la ciudad de noche iluminadas por las farolas, las luces de los coches y de algunas casita, al fondo a lo lejos se veía el mar con algún que otro barquito, todo parecía tan pequeño desde aquí arriba, era lindísimo, y si mirabas hacia arriba veíamos todo el cielo iluminado por estrellas y una enorme luna llena.

Estaba impresionada, nunca imagine que me llevaría a contemplar las vistas de la ciudad.

Nos dirigió a una enorme roca, se sentó y me atrajo hacia él, envolviendo sus brazos alrededor de mi cintura abrazándome por detrás, quedando mi espalda contra su pecho, así podríamos contemplar los dos las vistas.

-Vengo aquí cuando quiero despejarme de todo y pensar, aquí se esta tan tranquilo sin ruido, solo escuchas el viento. -sonríe y me besa en el cuello. -Me relaja estar rodeado de árboles y las vistas ayudan mucho.

No supe que decir, asi que nos quedamos en silencio por un roto abrasados mirando la ciudad desde arriba.

Pero no me esperaba esto, venia aquí a despejarse de todo, ¿De que tendría que despejarse y pensar? Me  vino a la cabeza la conversación con su hermana en la hamburguesería, “Ya hace mucho de lo que paso”, “la abuela te hecha de menos”  “me alegra que mi hermano tenga a alguien a su lado ya que se alejo de nosotras cuando…”  Que le habría pasado, se que no debería preguntarle nada ya que él no ha sacado el tema, pero no puedo controlarme cuando la pregunta sale de mi boca.

-¿Vive tu hermana y tus padres en casa de tu abuela? -Lo noto tensarse en mi espalda, no lo he mirado todavía pero siento como cambio de repente en el momento que sale la pregunta de mi boca.

-No, solo mi hermana vive con ella. -suelta con voz ronca como si no quisiera contestar.


-¿Y tus padres viven muy lejos de aquí, no los ves mucho? -si con la pregunta anterior se había tensado ahora se quedo rígido parecía que estaba apoyada en una roca, incluso quito sus brazos de mi cintura.

Idiota porque no podía mantener mi boca cerrada

Me di la vuelta y lo mire, Tenia una expresión fría en la cara, nunca lo había visto así, alargue la mano para acariciarle la mejilla pero se aparto alejándose de mi y caminado varios pasos al frente

-Mis padres están muertos. -Dijo en un susurro que casi no pude oír.

Oh dios mío, no me esperaba esto para nada, debería haberme callado, como tenia que reaccionar ahora si él se había vuelto un bloque de hielo de repente, este tema le afectaba bastante, bueno y a quien no.

-Adam yo.. Lo..lo siento, no sabia nada.

-Claro que no, porque ibas a saber. -Gruño mientras seguía mirando al frente sin mirarme.

Parecía como enfadado mientras me daba la espalda, no sabia que hacer si ir a su lado y consolarlo o quedarme quieta y esperar a ver como reaccionaba y se le pasara la angustia.

Fui dando pasitos hasta quedarme parada a su lado, no le dije nada ni lo toque, solo mire en la misma dirección que él, a la que parecía ser una pequeña ciudad a nuestros pies.

Note que se movió y me miro. -Lo siento nena, no debería de haber reaccionado asi contigo, tu no sabias nada y yo.. A mi se me hace difícil controlar este sentimiento cuando oigo nombrar a mis padres. -Me abraso y puso su cara en mi cuello aspirando fuerte. -Solo quería traerte a este lugar y pasar un rato tranquilo contigo y lo he estropeado todo por ser tan idiota.

Yo apoye mi cabeza en su pecho y le devolví el abraso. -No fuiste un idiota, yo seguramente abría reaccionado igual. -lo bese en el pecho y me aleje para mirarlo a los ojos. -¿Es por esa razón por la que no vas a tu casa ni quieres ver a tu abuela.?

Me miro, todavía tenia una expresión de dolor en su cara, pero esta vez me contesto de una forma tranquila y sin gruñido

-No, esa es otra historia de la que no quiero hablar en este momento por favor, quizás mas adelante.
-Ok, Tranquilo no hace falta que me digas nada mas, solo que no me gusta ver ese dolor en tu cara nene. -le dije mientras le acariciaba la mejilla y lo atraía hacia mi para besarlo.

Nos besamos durante un rato y después decidimos irnos a casa, ya era tarde y se estaba metiendo bastante frío.

***

-Me rindo, soy malísima en este juego no doy ni una.

Cuando volvimos a la casa estaban todos en la habitación de arriba jugando al billar, asi que Adam y yo decidimos apuntarnos.

Hicimos dos equipos para jugar uno contra el otro, Adam, Samuel y yo un equipo y el otro Raul, Eli y Carlos. Yo era la primera vez que jugaba y se me daba fatal, no conseguía darle con la bola blanca a las otras bolas de colores, como siguiera asi mi equipo no iba a ganar ni de broma por muy buenos que fueran Adam y Samuel jugando.

-No se es malísima en este juego cuando se tiene un profesor tan bueno como yo. -sonrío Adam acercándose a mi para ayudarme.

-Coje el palo e inclínate sobre la mesa apuntando a la bola blanca.

Hice lo que me dijo y me incline sobre la mesa con el palo esperando que volviera a decir algo, cuando noto que se posiciona detrás mia quedando yo entre el billar y él.

-Lo primero es elegir la bola a la que le podemos dar con la blanca, una vez localizada ponemos la palma de la mano un poquito levantada en la mesa, ponemos el palo encima apuntando, mientras que con la otra mano….

Deje de escucharlo cuando de repente me entro un calor insoportable por su cercanía, estábamos tan pegado que no sobraba ni un centímetro de separación entre nosotros y sentir su aliento caliente en mi cuello mientras me susurraba como se jugaba, no podía pensar con normalidad, solo tenerlo tan pegado a mi rozándose tan cerca, me daban ganas de arrastrarnos a la habitación y rozarnos de verdad sin espectadores a la vista.

-Vez que es fácil, ¿viste como metí la bola? -dijo garraspeando un poco y alejándose cuando termino su explicación.

No se si el estaba tan afectado como yo con nuestra cercanía pero con la voz ronca que dijo la ultima frase yo diría que si.

-Ssi. -menti, no me había enterado de la explicación

-Bueno inténtalo tu ahora. -dijo dándome el palo.

Mierda, a ver Laura has memoria, me fui acercando a la mesa mientras intentaba recordar como tirar, busque la bola blanca y otra de color para darle, me incline sobre la mesa y empuje con el palo a la bola blanca que le dio a una bola de color verde y entro un el agujero.

¡En serio! No me lo creo metí la bola

-¡Aaajajaja lo hice! -chille de alegría mientras me lanzaba en los brazos de Adam

-Lo vez nena, solo necesitabas a un sexy maestro que te enseñara. -dijo envolviéndome en sus brazos

-No te la des de maestro, eso fue la suerte del principiante. -Soltó Carlos con una carcajada mientras se dirigía a la mesa para tirar.

Jugamos unas cuantas partidas mas, no metí ninguna otra bola, pero por lo menos me divertí bastante, quien iba a decir que darle a la bola con un polo podía ser divertido.

Pero ya quería irme a la habitación y esta a solas con Adam, necesitaba besar esos labios mientras me acurrucaba a su lado en la cama, dios todavía podía sentir la sensación de su aliento en mi cuello.

Me acerque al lado de Adam que estaba apoyado contra la pared mirando como lanzaba la bola Raul.

-Podemos irnos ya a la cama. -Le susurre al oído intentando sonar sexy

Me miro con un brillo en los ojos mientras se le formaba una pequeña sonrisa de esas que se te derrite todo por dentro.

-Buenas noches chicos, nosotros nos vamos a dormir ya. -informo Adam agarrandome de la mano para sacarnos de la habitación.

-Hasta mañana chicos. -dije mientras oia a Raul decir a mi espalda

-¡Sii sii a dormir!.. A nosotros no nos engañan chicos. -seguido de un “Auch”

-¡Aayy! que he hecho. -dijo mirando a Eli divertido mientras los demás se reían a su alrededor.

Los mire justo antes de salir y vi a Raul pasándose la mano por el lado de la cabeza donde seguramente Eli le había dado el tortazo con la mano.

Cuando llegamos a la habitación cerro la puerta detrás mía y se me lanzo besándome desesperadamente. Me alegró saber que él tenia tantas ganas como yo de besarme y estar a solas conmigo.

Lo necesitaba mas cerca, no podía tener suficiente de él, envolví mis brazos en su cuello atrayéndolo mas hacia mi, profundizo el beso y lamió con su lengua mi labio inferior pidiéndome entrar.

Me estaba volviendo loca todos estos sentimientos tan repentinos por él y las ganas que tenia de tenerlo.

Cuando me agarro de la cintura levantándome envolví piernas alrededor de sus caderas mientras el caminaba hacia delante cayendo sobre la cama, pero no nos importo, seguimos besándonos sin separar nuestras bocas del otro.

Adam dejo mi boca y siguió un camino de besos por mi mandíbula, cuello  hasta mi hombro, mientras yo fui subiendo con mi mano por su espalda hasta su nuca llegando y agarrando su cabello. Él con su mano ahueco mi pecho y lo masajeo mientras seguía bajando con su boca por mi hombro

A estas alturas estábamos respirando pesadamente, dios y era tan bueno lo que hacia.

Yo llevaba una camisa sin tirantes, así que fue fácil para él bajármela y dejar mis pechos al descubierto mientras seguía bajando con su boca a ellos, empezó lamiendo alrededor del pezón y luego se lo metió en la boca chupando fuerte, yo me arquee hacia él y di un pequeño gemido, mientras que él paso al otro pecho, sentí a la altura de mis muslos como se endurecía él a través de sus pantalones.

-Te deseo tanto. -dijo con voz ronca

Baje mi otra mano por su pecho hasta llegar a sus pantalones y lo acaricie allí para que supiera cuanto lo deseaba yo también. Note como vibró y se endureció mas con mi toque mientras él soltaba un pequeño gemido en mi pecho.

Empecé a desabrochar el botón de su pantalón cuando él me detuvo y levanto la cabeza.  

-Nena estas segura de esto, no…no quiero que te arrepientas o creas que vamos muy rápido, puedo esperar..

“Mi niño tan lindo, no quería que me arrepintiera, ¿como podía ser tan perfecto conmigo?”

Lo callé atrayéndolo hacia mi y besándolo para que dejara de hablar, yo quería esto, lo necesitaba.

-Adam te necesito nene. -dije esperando que no nos detuviera mas

Nos deshicimos de la ropa en un tiempo record, yo quedando solo en braguitas y el en sus boxer. Mientras seguíamos besándonos el bajo su mano por mi pecho hacia mi estomago y siguió mas abajo hasta meterla por dentro de mis braguitas, de repente se paro y lo note separase de mis labios.

-¿Nena eres v… quiero decir es tu primera vez?. -me pregunto nerviosamente

Me reí para mis adentros, se detuvo nerviosamente solo porque creía que era virgen, dios no podía ser mas dulce.

-Solo he estado con un chico, pero no, no soy virgen. -dije con una tontas sonrisa en la cara por lo considerado que había sido al preguntarme.

Así que siguió bajando con su manos hasta encontrar mi punto, suspire en el momento que él metió un dedo dentro de mi y empezó a moverlo.

-Mmm. -susurro en mi boca al notar lo mojada que estaba.

No se si podía llegar a estar mas excitada, solo con la forma en que me tocaba ya estaba sin aliento.

Sin que me diera cuenta hizo el mismo camino con su boca lamiendo mi cuerpo hasta llegar a mis braguitas las deslizo fuera de mi cuerpo y abrió mas mis piernas con su mano y siguió bajando con su boca hasta mi centro.

No podía creer lo que iba hacer. -Adam... -dije avergonzada mientras cerraba mis piernas.

-Tranquila cariño, ¿nunca te han hecho esto?. -Pregunto mirándome a los ojos

Me mordí el labio y negué con la cabeza.

Sonrió ampliamente -Bueno me encanta ser el primero que te lo haga.

Me abrió las piernas y se hundió en mi con su lengua, chupando y succionando. Al principio estaba muy nerviosa y avergonzada, pero a medida que la sensación me iba inundando me relaje y comencé a disfrutar de lo que me estaba haciendo.

La sensación de su lengua en mi y lo que estaba sintiendo era alucinante, pase mi mano por su pelo y la mantuve allí mientras él seguía lamiéndome, susurre su nombra antes de venirme, tuve que morderme el labio para no gritar los gemidos que estaban saliendo de mi boca.

Cuando se me calmo un poco la respiración abrí los ojos y vi que Adam ya se había quietado los boxer, se ponía un condón y se subía en mi, posicionando su miembro en mi entrada y empujando despacio.

-Joder te sientes tan bien nena. -dijo mientas se empujaba mas adentro y se quedaba quieto dentro de mi.

Esto era perfecto, la sensación de él dentro de mi no podía explicar como me sentía, pero me encantaba, lo único es que necesitaba que se moviera porque estaba quieto y con los ojos cerrados.

Enganche mis piernas a su alrededor y moví mis caderas indicándole que necesitaba que se moviera.

Él gruño, abrió los ojos y su mirada callo el la mía, me miraba con deseo y desesperación mientras atacaba mi boca apasionadamente y empezaba a moverse.

Encontramos nuestro ritmo rápidamente, moviéndonos el uno contra el otro, nunca había sentido nada igual, lo que él me hacia sentir nunca lo sentí con otro chico con el que me había acostado, dios era buenísimo, sabia perfectamente lo que hacia para llevarme directamente a la locura.

-ooh Adam… -gemí y clave mis dedos en su espalda antes de venirme de nuevo.

Note como él se tenso, gruño y gimió en mi cuello cuando se vino, después colapso encima mía besando mi cuello, al segundo rodó colocándose en la cama atrayéndome hacia él y abrasándome hundiendo su cara en mi cuello.  

-Hueles tan bien. -susurro en mi cuello haciéndome cosquillas con su aliento, cogio la manta y nos tapo a los dos y nos quedamos así enganchados el uno al otro hasta que el sueño vino y me llevo.


Spoiler:
   
      
   
sarar


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por vickyra el Lun 20 Ene 2014 - 20:49

Muchísimas gracias por traernos el capítulo Sarar, valió la pena la espera  guiñar kiss 



vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Julie el Lun 20 Ene 2014 - 21:02

Gracias Sarar  


Bien si vous me voulez, bien si n'est pas. Mais ne m'a jamais demander de ne pas rester à l'écart si vous êtes celui qui est absent.

Julie


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Ivi04 el Mar 21 Ene 2014 - 0:32

Hermoso capi, Sara! kiss ya extrañaba esta historia


Ivi04

"The woods are lovely, dark and deep, but I have promises to keep, and miles to go before I sleep.
And miles to go before I sleep.".
 

Ivi04


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por hada23 el Mar 21 Ene 2014 - 10:08

Un buen capitulo. Gracias Sarar


hada23


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por kitsia el Mar 21 Ene 2014 - 22:19

Gracias..!!


kitsia


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por sarar el Dom 26 Ene 2014 - 19:22

Gracias por sus comentarios chicas aquí les dejo otro capii  kiss 

CAPITULO 15

ADAM


Me desperté por la sensación de estar pegado a otro cuerpo, cuando abrí los ojos todos los recuerdos de la noche me vinieron a la cabeza, tenia a la chica mas hermosa que había visto en toda mi vida en mi cama mientras yo la abrasada desde atrás, haciendo cucharilla, ¡joder estaba haciendo cucharilla!    -me sorprendí- yo nunca hacia eso. No me reconocía  a mi mismo, había caído fuerte por esta chica, pero no me importaba mientras ella estuviera a mi lado.

Yo no era de dormir con chicas, una vez que me acostaba con ellas las despedía, no me acurrucaba con ellas y mucho menos dejaba que durmieran conmigo, si hacia eso las chicas se creían algo mas y yo no estaba dispuesto, por eso siempre antes de hacer algo les dejaba claro que solo era un revolcón.
Pero con mi conejita era diferente, lo quería todo con ella, todo y mas.

Y lo de anoche fue perfecto, con las otras chicas que me he acostado nunca sentí nada igual a lo que anoche sentí con Laura, hacerlo con todo esto que siento por ella lo cambiaba todo, no había sido un polvo de una noche como con las demás, con ella fue mágico…, con ella hice el amor.

Mierda, Raul tenia razón, realmente estoy enamorado, nunca había sentido nada parecido a este sentimiento, es algo que me llena, que me hace querer besarla, agarrarle la mano, estar junto ella todo el dia y no dejarla, no sabia como pero quería hacerla feliz

Me quedo observándola, parece tan frágil mientras duerme que me dan ganas de atraerla hacia mi y protegerla de cualquier cosa. La beso en la frente y ella da un suspiro y se mueve quedando boca arriba pero todavía dormida, la manta se rodó y  dejo al descubierto uno de sus pechos, mi gloria matutina se despierta y vibra con esta visión de ella y mas sabiendo que esta desnuda debajo de la manta.

Mi yo cachondo la despertaría para darle los buenos días hundiéndome dentro de ella. Pero no, yo quiero hacer las cosas bien con ella, porque no es cualquier chica, es diferente a las demás, ella es mi chica y yo estoy locamente enamorado  y la voy a tratar como una princesa

Salgo de la cama despacio para no despertara, me pongo unos pantalones y bajo a la cocina, decidí llevarle el desayuno a la cama y comérnoslo allí juntitos, así que me doy prisa en prepararlo antes de que se despierte.

Cuando pongo el café al fuego noto que me dan una palmadita en la espalda.

-Buenos días hermano. -con solo la palabra hermano ya sabia que era Raul

-Que tal hombre. -digo dándome la vuelta para mirarlo

-Desayunas fuerte hoy. -dice divertido mirando la bandeja que había preparado con croasanes, tostadas y mermelada. Solo faltaba el café que sabia que a ella le gustaba desayunaba.

Lo ignore, el sabia perfectamente para quienes eran toda la comida de la bandeja, él a veces también le subía el desayuno a su novia a la cama, le había visto hacerlo mas de una vez

Se sentó en la banqueta de la cocina mirándome y comiéndose un croissant mientras esperaba que saliera el café. Me senté a su lado

-Te vez radiante esta mañana, ¿pasaste buena noche? -dijo picándome con ese tono divertido que suele usar cuando quiere molestarme.

-No empieces con eso. -dije molesto

-Como sea…¿Bueno y que tal la cena, donde fueron?. -me pregunto para iniciar una conversación en lo que esperábamos por el café.

-Fuimos al BurgerWorld. -me pase la mano por el pelo. -Nos encontramos a Marta allí.

-En serio, ten encontraste a la loquita de tu hermana cuando estabas cenando con tu novia. -dio una carcajada. -No puedo imaginarme que dijo cuando te vio cenando con una chica, ¿Le presentaste a Laura?

-Claro, como no se la voy a presentar, ella es capaz de acampar en la puerta de casa con solo averiguar quien era la chica con la que cenaba.

Se rio -Eso es verdad, ¿y que dijo, se llevaron bien?. -Pregunto curioso

-Se llevaron genial, mas de lo que me esperaba, tanto que Marta de lo alegre que se puso se lanzo a abrazar a Laura, imagínate. -Raul rio mas fuerte.

-Tu hermana es única tío.

Pero yo no podía dejar de pensar en lo que dijo Marta eso de que iba a celebras su cumpleaños en la casa. No sabia que escusa poner para rechazar esa invitación, pero mierda era su 18 cumpleaños y no podía decirle simplemente que no iba.

-¿Qué pasa hombre, por que esa cara de repente?. -me pregunto Raul, él me conocía muy bien y sabia cuando me preocupaba algo.

-El miércoles es el cumple de Marta y va hacer tarta en casa de mi abuela, nos invito a ir.

-Mierda hermano, vas a ir ¿no?

-No creo Raul tu sabes…

-Mira Adam, te considero mas que mi mejor amigo, eres como mi hermano, y siempre he estado aquí para ti y lo voy a seguir estando, pero hombre ya es hora que dejes el pasado atrás y lo superes, ya hace bastantes años de aquel incidente, tú has cambiado, todos hemos cambiado, no puedes culparte toda tu vida por algo que ni siquiera sabias que iba a pasar, no es tu culpa.

-Es mi culpa, con que cara voy a mirar a mi abuela a los ojos. -Espeto mas alto de lo normal

-Tu abuela te quiere por encima de todo Adam tu lo sabes, ella esta deseando ver a su nieto, no deberías poner excusas ni huir de ella mas.

Me mira muy atento y con gran afecto en sus ojos, y se que tiene razón, pero no puedo, esto es mas fuerte que yo.

-Inténtalo hermano, da ese paso, ve a celebrar con tu hermana, ya has sufrido bastante estando alejado de la única familia que te queda, veras que no es tan malo, incluso creo que te vendría bien.

Justo en ese momento suena la cafetera avisándonos de que ya esta listo el café. Me levanto sin ganas de seguir hablando del tema y nos lo sirvo en las tazas, salgo de la cocina con la bandeja de comida y me dirijo a mi cuarto.

Al entrar en la habitación Laura todavía sigue durmiendo en la misma posición que cuando me fui, coloco la bandeja en la mesita al lado de la cama.

Comienzo a despertarla trazando besos por su hombro, la oigo ronronear como un gatito mientras abre los ojos, tan linda.

-Buenos días princesa. -la beso castamente en los labios

-mmm Buenos días. -dice todavía soñolienta pero con una gran sonrisa en su cara.

Noto que desvía su mirada hacia abajo, tira de la manta hasta su cuello mientras se sonroja claramente avergonzada por su desnudez.

-No tienes porque sentirte mal nena, me encanta tu cuerpo, eres perfecta, me gustaría explorar cada rincón de él, descubrir cada peca, cada cicatriz, cada marca, quiero todo de ti siempre, por favor no te avergüences conmigo.

Me mira todavía con una pizca de timidez, no se porque pero me gusta su lado tímido, la hace ver tan linda e inocente, me hace querer abrasarla y mantenerla pegada a mi todo el día mientras permanecemos juntitos en la cama. Esta chica me hace querer hacer cosas que nunca pensé que haría por nadie.

-¿Porque tu estas vestido?. -pregunta recorriendo con sus ojos mi cuerpo de arriba abajo viéndome en pantalones.

-Si quieres que me desnude solo tienes que pedírmelo. -le di mi mejor sonrisa mientras ella volvía a sonrojarse débilmente.

Vaya esta mañana estaba muy tímida, nunca pensé verla asi, siempre era muy echada para alante, pero esta faceta de ella me encanta, joder que si me encanta llegaba a gustarme demasiado.

Levante un dedo indicándole que esperara, mientras me acomodaba en la cama y cogia la bandeja acomodándola en mi regazo.

Ella me miro sorprendida -Me has subido el desayuno a la cama. -dijo y asentí con la cabeza mientras dibujaba en la tostada un corazón con la mermelada y se lo entregaba.

Se sentó en la cama acomodándose y cogiendo la tostada

-No sabia que te gustaba desayunar así que traje un poco de todo lo que había en la cocina, el café no falto como puedes comprobar. -le entregue la taza de café mientras yo empezaba a comer también.

-Estaba todo riquísimo, gracias. -dijo una vez terminamos de desayunar y volvi a colocar la bandeja en la mesita.

-De nada, todo por ti nena.

Sonrío y me beso en la mejilla.

-¿Qué te gustaría hacer hoy?. -le pregunte por si tenia algún plan para hoy.

-Lo que tu quieras nene, soy toda tuya hoy. -dijo mientras se subía a mi regazo y comenzaba a besarme. Al principio comenzó lento pero después el beso se puso mas caliente y mi pene despertó inmediatamente, ella al sentir mi dureza se restregó contra mi, lamiendo mi cuello con su lengua y mordisqueándome la oreja, ahí fue cuando perdí el control, la necesitaba dentro de mi urgentemente, sabia exactamente lo que hacer para volverme loco, era perfecta para mi.

Después de terminar de hacer el amor dos veces, quedamos los dos jadeantes en la cama mientras nuestras respiraciones volvían a la normalidad.

Esto se sentía tan bien, era mejor que mil polvos de una noche con cualquier chica, este sentimiento me llenaba, no quería volver a sentir ese vacío dentro de mi, yo quiero mas, quiero pasar el resto de mi vida con ella a mi lado, despertarme con su sonrisa, besarla antes de acomodarnos a dormir, tener una vida juntos, iba hacer todo lo que estuviese en mi mano para no perderla, porque ahora que la había encontrado no creo que pudiera vivir sin esta chica en mi mundo.

La atraje hacia mi, me encanta tenerla cerca, pegada a mi, puse mi cabeza en su pecho rodeando con un brazo su cintura, ella puso su mano en mi cabeza y empezó a acariciar mi cabello, dios eso se sentía tan bien, nunca nadie me había masajeado la cabeza y menos tan cariñosamente, me había vuelto adicto a esta chica en muy poco tiempo, pero no me importaba, esto es lo que llaman estar enamorado ¿no? No poder controlar lo que sientes y sentirte condenadamente feliz solo con estar a su lado.

Sonó una melodía, note que ella quietaba la mano de mi cabello y se estiraba para coger el teléfono móvil.

-Hola!. -respondió alegremente.

Quien la llamaba a esta hora, moví mi cabeza para mirarla, estaba sonriendo a lo que le decían.

-¿A almorzar hoy?¿Qué es lo que me tienes que decir que no puede esperar?

A almorzar ¿que hora era ya? Mire el reloj que estaba en la pared enfrente de la cama y marcaba la 13:00. ¡Enserio!, hemos estado toda la mañana metidos en la cama, si había sido las 8:30 cuando me levante a por el desayuno, wow se me había pasado las horas volando.

-No exactamente, pero…

-Bueno Ok, nos vemos a la hora del almuerzo en tu casa.

Me quede mirándola, no iba a pasar la tarde conmigo, con quien se estaba yendo.

Termino la llamada y me miro con disculpa, - Lo siento nene pero mi hermano quiere que vaya a almorzar, por lo visto tiene que contarme algo. -dijo un poco triste por no poder pasar la tarde conmigo.

Bueno era su hermano, no iba a decirle que no fuera, al fin y al cabo era su familia, yo la había tenido toda la mañana conmigo y no me iba a convertir en un novio posesivo.

-No pasa nada nena, ve a ver que tiene que decirte tu hermano.

-De verdad no te importa que me vaya y te deje toda la tarde solo. -dijo con tono arrepentido por tener que dejarme

-No me importa de verdad, mientras que vuelvas aquí conmigo después de casa de tu hermano.

-Hecho. -dijo acercándose y besándome.

-Pues venga, vamos a vestirnos y te alcanzo a su casa.


Spoiler:
   
      
   
sarar


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Julie el Dom 26 Ene 2014 - 19:43

Gracias Sarar!!!  wiiii han enamorado al Don Juan...que secreto es el que guarda???  


Bien si vous me voulez, bien si n'est pas. Mais ne m'a jamais demander de ne pas rester à l'écart si vous êtes celui qui est absent.

Julie


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por vickyra el Dom 26 Ene 2014 - 22:06

Gracias Sarar, sigue gustándome  kiss  Esperaré impacientemente otro de tus capis     



vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por kitsia el Lun 27 Ene 2014 - 5:17

Gracias ;) que lindos..!!


kitsia


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por sarar el Lun 3 Feb 2014 - 22:19


CAPITULO 16

Llegamos al edificio de casa de mi hermano y Adam como buen novio quiso acompañarme hasta el portal, mientras caminábamos él insistía en que lo llamara cuando terminara para venirme a recoger, yo le decía que no hacia falta que podía coger un taxi, pero él seguía insistiendo así que al final cedí.

-De acuerdo te mando un sms cuando termine. -dije deteniéndome al llegar al portal

Él con una gran sonrisa de triunfo en la cara me cogio por la cintura y me atrajo hacia él para un beso de despedida entes de entrar al edificio.

Me deje llevar un poco por el beso, nunca tenia suficiente de él ni de sus labios que eran como una droga para mi, me era dificilísimo separar mi boca de la suya, así que me deje llevar un poco mas y enganche mis manos en su cuello atrayéndolo mas cerca mía.

En ese momento oí que alguien se aclaraba la garganta, me separe de Adam pensando que era algún vecino que quería entrar a su casa y le estábamos cortando el paso ya que estábamos en medio de la puerta del portal, pero cuando miro para formular una disculpa a esa persona me encuentro con la cara de mi hermano, o dios mío la que me espera ahora. No iba a ocultarle a mi hermano que tenia novio, pensaba decírselo hoy mismo, pero lo menos que quería era que se enterara asi al verme enrollándome con Adam en su portal, esto pintaba muy mal y mas con lo protector que es José conmigo.
Tenia una cara de perro salvaje apunto de atacar, su mirada no se apartaba de Adam, lo miraba como si quisiera matarlo y descuartizarlo en miles de pedacitos. Mire de reojos a Adam y tenia una expresión de horror en su cara, seguramente estaría pensando que mi hermano iba a meterle un puñetazo en la cara en cualquier momento.

-¿Será mejor que me vaya o..? -Susurro tan bajo que solo lo pude oír yo.

Asentí con la cabeza antes de que terminara la frase, esto era cosa mia y de mi hermano, no iba a dejar que se metiera, era mejor que se fuera antes de la cosa fuera a peor y mi hermano decidiera atacarle. Lo vi alejarse hasta llegar a su moto caminando demasiado rápido sobre todo cuando tubo que pasar cerca de Jose ya que éste le gruño cuando paso casi a su lado.

-José… -dije enfadada y negando con la cabeza en advertencia para que dejara ir a Adam tranquilo, ya que él después de soltar ese gruñido desagradable comenzó a caminar en dirección a Adam.

Se detuvo y me miro ¿Que pretendía hacerle? No iba a permitir que se pelearan, se había vuelo loco o que. Y de verdad había gruñido como si fuera un animal, no me lo puedo creer, ahí mi hermano se paso bastante, vale que quisiera protegerme pero que pretendía gruñendo, ir detrás de él y morderlo, por dios tampoco es para tanto.

Una vez que vi a Adam alejarse con su moto puse mi mayor cara de enfado, mirando rabiosa y enojada a mi hermano mientras me daba la vuela y entraba en el portal sin dirigirle la palabra.

Al llegar al segundo piso puerta A, toque en el timbre y me abrió la puerta una muy sonriente Emma que la salude dándole un gran abraso como siempre.

-Pasa cariño. -me dijo apartándose de la entrada y dejándome entrar a mi y a un malhumorado jose que venia justo detrás mía.

Emma lo miro con el seño fruncido mientras cerraba la puerta y nos dirigíamos ella y yo al salón mientras que Jose iba a la cocina con una bolsa que hasta ahora no me había dado cuenta que llevaba en las manos.

-Tu hermano fue a comprar comida china ¿se encontraron en el portal?. -Dijo todavía con el seño fruncido mirando a la cocina donde en ese momento salio Jose que me miro con disgusto

-Ssi. -dije forzando una sonrisa, esto se estaba poniendo un poco incomodo.

-Bieeen... -dijo Emma mirando entre Jose y yo no muy convencida. -Vayan sentándose en la mesa, voy a traer la comida antes que se enfríe, me muero de hambre. -dijo entrando a la cocina

Pero Jose siguió sentado en el sillón mirándome enfadado.

-¿Desde cuando te besuqueas con chicos en los portales Laura?. -Soltó José de repente.

¡Ya empezamos! Ya decía yo que estaba tardando mucho.

-No me besuqueo con chicos, él es mi novio. -Espeto con rabia de que se crea que me besuqueo con cualquiera así.

Jose me mira con una pizca de sorpresa pero todavía sigue con su rostro enfadado, y esta vez entrecierra los ojos hacia mi y me mira rabioso, como si desaprobara lo que le acaba de decir.

En ese momento sale Em de la cocina con la comida y los cubiertos y los pone en la mesa del salón donde normalmente comemos

-De verdad tienes novio Lau. -dice Emma con asombro pero con tono bastante alegre.

Vez así es como debería reaccionar mi hermano, alegrándose por mi y no con esa cara de buldog y de mala leche.
Le sonrío ampliamente y asiento con la cabeza hacia ella que me da una gran sonrisa de vuelta

-No le veo la alegría a esta situación. -Dice Jose todavía mirándome

-Oh vamos, ya no soy una niña deja de tratarme como tal, ya soy bastante grandecita para decidir si quiero estar con un chico o no. -grito porque ya me tiene de los nervios esta situación

-¿Qué quieres decir al “estar con un chico” ya te acostaste con él?.

Oh dios noto mis mejillas sonrojarse y lo miro sorprendida igual que Emma por lo que me esta preguntando

-Venga Jose no puedo creer que le estés haciendo esa pregunta a tu hermana. -suelta Emma para librarme de la pregunta mirándome con disculpa al notar mi sonrojo.

Jose al notar la pregunta que realizo sin darse cuenta, solo por la rabia del momento hace una mueca y niega con la cabeza.

-Olvida eso, ¿Cuando pensabas decirme que estabas saliendo con alguien? -Pregunto mas calmadamente

-Estamos empezando, pretendía decíroslo hoy pero visto lo visto no tuve la oportunidad de explicarlo como quería. -Dije pasando mi mirada entre los dos y después desviándola a mis manos que las estaba retorciendo en mi regazo por los nervios.

-Bueno pues explícate ahora. -Dijo Jose ya tranquilamente esperando mi respuesta

Vale, les explicaría todo lo que sentía sinceramente, no pretendía abrirme tanto a ellos pero la situación se había vuelto demasiado complicada y tendría que hablarles con el corazón a cerca de lo que sentía por Adam

-Estoy enamorada, no se como paso pero me enamore como nunca creí que lo haría. -Esta era la primera vez que me confesaba a mi misma que estaba enamorada, pero era la verdad, estaba locamente y desesperadamente enamorada de Adam.

-Cuando lo conocí no lo soportaba, después creí que paso a ser una simple atracción por estar picándonos todo el rato, pero cuando empecé a conocerlo realmente no se como fue pero me enamore tan perdidamente de él, fue tan difícil resistirme que no pude ni quiero ya estar sin él. -dije sin apartar la vista de mis pies. -Él es todo lo que siempre soñé, me hace feliz, me trata como ningún chico me ha tratado nunca, como si fuera su princesa, y me encanta, me encanta estar a su lado, las cosas que me dice, lo que me hace sentir con sus caricias y cuando me besa no puedo ni resistirme a su…

-Vale, vale no hace falta que entres en detalles, lo menos que quiero saber es como te hace sentir ese chico cuando te besa. -Suelta Jose un poco asqueado pero sin una pizca de enfado ya.

Me había dejado llevar por mis emociones y mis sentimientos que no me di cuenta lo que les estaba diciendo, porque aunque lo estaba diciendo en voz alta, realmente lo que estaba haciendo era confirmándomelo a mi misma, ya que hasta este momento no me había admitido que sentía todo esto por él.

Jose se acerco a mi y me atrajo hacia él en un abraso de oso. -Solo es que no quiero que lo pases mal por ningún hombre y como me entere que te hace sufrir de algún modo le parto la cara, te lo juro. -me rei de la forma exagerada que lo dijo. -Pero me gusta verte así de alegre y feliz.

Sonriendo le devolví el fuerte abraso. -Adam de verdad es un buen chico, hermano.

-Eso espero, mi pecosa, eso espero. -Puse cara de fingido enfado y le enseñe la lengua por llamarme pecosa y él se rio de mi como siempre.

Me encantaba la relación que tengo con mi hermano, siempre me había comprendido y no llevábamos genial, aunque a veces fuera un poco impulsivo.

Emma rio, la mire y le estaba cayendo lagrimas por sus ojos, ¿estaba llorando? ¿desde cuando era tan sentimental.? con una gran sonrisa se acerco hasta mi y me abraso.
-Me alegra que nos lo contaras, nosotros siempre estaremos aquí para ti y me encanta verte tan feliz. -dijo con voz entrecortada por las lagrimas que todavía le caían de sus ojos

Terminamos de abrasarnos y la mire -Lo se gracias, pero no llores por favor no es para tanto, me vas hacer llorar a mi. -dije sonriéndole para que se calmara y dejara de llorar, ¿Qué le pasaba?

Se rio. -Lo se, pero es que… es que estoy embarazada, ¡Vamos a ser papas!. -chillo alegremente

¿QUE?

-Emma…!! -soltó Jose por la sorpresa. -Se lo íbamos a decir después de comer.

-Lo se, lo siento pero es que no pude resistirme, las hormonas me tienen muy sensible, las emociones me afectan mucho, y tenia tantas ganas de contárselo. -Dijo comenzando a llorar de nuevo.

-Voy a ser tia. -chille todavía sorprendida y los agarre a los dos para abrasarlos.

-Sii. -dijo la voz de Emma emocionada y secándose las lagrimas

-¡Felicidades Papiis!. -dije todavía sin creérmelo, mirando a los dos que tenían el mayor rostro de felicidad que había visto nunca. -¿De cuanto estas?

-La semana pasada cumplí 3 meses.

-¿3 meses?, tardaron 3 meses en decirme que voy a ser tia. -desvíe la mirada a la barriga de Emma y note que ya se le marcaba el estomago, ¿Cómo no me había dado cuenta hasta ahora? Tampoco es que los haya visto mucho últimamente, pero la barriga no se le disimulaba nada.

-No te enfades por no decirte nada hasta ahora, pero tuve riesgo de aborto al principio, tuve que estar en reposo, por eso no quisimos decir nada hasta estar seguros que no había mas riesgo y que el embarazo siguiera para adelante.

-Oh chicos lo siento tanto, ¿Pero ya esta todo bien no mas riesgo ni nada malo?. -Pregunte preocupada, como me hubiera gustado saber para darles mi apoyo y estar aquí para ayudarles, pero los entendía perfectamente, querían estar seguros para no coger ilusión.

-Si, ya esta todo perfectamente tranquila. -Me dijo Emma calmando mis nervios

Suspire de alivio por la noticia de que estaba todo bien ahora.

-Bueno seguimos hablando durante el almuerzo me muero de hambre chicas. -Se levanto Jose dirigiéndose a la mesa y sentándose.

Terminamos de comer y nos quedamos hablando un rato hasta que les dije que se estaba haciendo tarde y era mejor que me fuera.

-Espera que te llevo pecosa. -Me dijo Jose

-No hace falta, Adam dijo que me venia a buscar. -susurre esperando que no se enfadara por esto ahora.

Mi hermano me miro como para protestar, pero al final asintió sin mucho animo y no dijo ni una palabra.

Le mande un mensaje a Adam

-Nene ya termine aquí, cuando puedas venme a buscar

-Ok, tengo que llevar seguridad policial o algo por si algún hermano rabioso decide darme una paliza por besar a su preciosa hermanita?

-Jajaja no idiota, ya esta la cosa controlada tranquilo.

-Gracias al cielo (Suspiro de alivio) en 5 min estoy ahí nena Wink


Sonrio por su mensaje y guardo el movil.

-¿Vas a subir al chico para presentárnoslo?. -Dijo Em emocionada por conocerlo.

-No creo que sea buena idea hoy. -dije señalando con la cabeza a Jose que estaba de espaldas a nosotras, haciéndole saber a Emma que dejara las presentaciones oficiales para otro día ya que José con lo del portal había tenido suficiente en ver a Adam hoy.

Emma asintió comprendiendo

-De todas formas lo conoces de aquel día en la pizzería cuando nos encontramos. -dije recordándole quien era Adam

-Te refieres al chico caliente de pelo negro y ojos grises sentado en el muro. -Asentí. -wow nena ahora entiendo porque caíste tan perdidamente enamorada, ese hombre esta para hacerle unos cuantos favores. -soltó mientras Jose volvía a gruñir exageradamente y se volvía para mirar entre nosotras con una pizca de enojo otra vez.

Este era mi aviso para marcharme antes de que la situación volviera a empeorar, me despedí rápido y huí de la casa, cuando salí del edificio ya estaba Adam esperándome apoyado en su moto, le sonreí y me acerque atrayéndolo hacia mi para un beso.

-Esto quiere decir que me has echado de menos. -dijo con voz sexy

-Mucho. -dije intentando volver a besarlo pero se aparto.

-No creas que yo no te he echado de menos. -dijo besándome en la frente. -pero no creo que sea buena idea aquí, a ver si tu hermano nos va a ver por la ventana y va a bajar a partirme la cara -dijo con un fingido tono asustado.

Hice la cabeza para atrás y me rei, mientras el me miraba con suficiencia.

-La ventana de mi hermano da para el otro lado, tranquilo estas a salvo. -dijo entre carcajadas.

-No le veo la gracia, viste la cara de asesino que tenia, crei que iba a morir. -dijo con burla llevándose la mano al pecho.

-Vamos tontito. -dije mientras intentaba dejar de reír.

***

La tarde del domingo mientras estábamos acurrucados en el sofá viendo una película me sentí la persona mas feliz del mundo, Adam había estado todo el tiempo pendiente de mi, tan cariñoso y atento, nunca pensé que el chico idiota con el que choque aquel día seria en el fondo tan lindo que yo caería tan enamorada de el y mucho menos que llegara a ser mi novio, había tenido un fin de semana inolvidable, entre la fantástica noticia de que iba a ser tia y el estar rodeada de amigos y de mi sexy novio era todo lo que podía desea.
Pero había una cosa que no me podía sacar de la cabeza, realmente había cambiado tan rápido por mi, esa duda siempre la tenia presente, Adam el gran mujeriego de todos se habia reparado por una chica a la que acababa de conocer y se mantendría exclusivo, dios quería creerlo con tanta fuerza, quería creer que no me iba a hacer daño y que no se iría con otra cuando se cansara de jugar a la pareja perfecta y feliz, pero no podía, tenia ese miedo metido en el cuerpo que muchas veces no me dejaba respirar, intentaba no pensar en eso y vivir el momento, solo esperaba no arrepentirme algún día.

La televisión ya me estaba aburriendo asi que decidí sacar el tema del cumpleaños de su hermana, iba a intentar convencerlo para ir, el tono de suplica de Marta no se me había olvidado, se notaba demasiado que echaba de menos a su hermano y sobre todo quería que fuera a su fiesta. Me afecto tanto porque si mi hermano rechazara ir a mi cumpleaños me sentaría fatal y me dolería mucho, asi que iba a hacer lo que pudiera.

-¿Ya compraste el regalo de cumpleaños de tu hermana?. -pregunte disimuladamente.

Note que Adam volvía a tensarse un poco a mi lado, yo no quería que reaccionara asi conmigo, y mucho menos que cada vez que nombrara a su familia se pusiera de los nervios.

-Lo digo porque mañana voy a ir al centro comercial a comprar algo para el bebe, quiero ser la primera en conseguirle un regalito. -Eso era verdad, quería comprar algo para mi sobrino, aunque todavía no se sabia si era niño o niña pero me hacia ilusión llevar algo para el bebe la próxima vez que fuera a casa de mi hermano.
Adam sabia lo contenta que estaba con la noticia de que iba a ser tia, se lo había contado tan emocionada que hasta él se alegro de verme a mi tan feliz. Por eso con la escusa de ir a comprarle algo a bebe insistiría en acompañarle a elegir algo para su hermana.

-No creo que vayamos a la fiesta. -soltó tan rápido que casi no lo entendí.

-Por favor cariño, somos novios y quiero conocer mas a tu hermana, el otro día casi no hablamos y me gustaría llevarme bien con ella, parece buena chica. -dije acurrucándome mas a él mientras le pasaba la mano por el pecho acariciándolo y usando la mejor voz que tenia para convencerlo.
Puede que lo este chantajeando un poco para que no se resista y creo que hasta hice un poco de mohín, pero no me importaba tenia que convencerlo como fuera.

Dio un largo suspiro -De acuerdo, pero partimos la tarta le damos el regalo y nos vamos rápido. -dijo con tono de suficiencia, aunque no se le notaba convencido del todo.

¡Había oído bien! no me lo creía, lo había convencido tan rápido, wow soy una genio convenciéndolo, tendría que probar mas a menudo, y eso que pensé que había sido una frase muy patética y tendría que currármelo mas para que aceptara.

-En serio. -chille demasiado emocionada.

Tenia que controlarme a ver si iba a cambiar de opinión por verme tan feliz de ir al cumpleaños de su hermana.

-Si, es hora de intentar dejar el pasado atrás. -dijo en un susurro pensativo mirando hacia la nada.

Yo no dije nada mas y seguí viendo la tele, pero ahora me sentía un poco culpable por presionarlo y nerviosa por lo que le pasaba entre él y su abuela. No iba a preguntarle para que me contara, esperaría a que quisiera contármelo algún día. Pero ahora que había aceptado me puse a pensar si realmente era buena idea, no se si era peor para Adam ir y tener que estar allí conmigo aguantando el mal trago. No quería que mi niño lo pasara mal y sufriera mas de lo que ya sufría aquí, y menos porque haberle insistido en ir.

***

-Hola Preciosa. -Apareció Pedro a mi lado cuando salía por la puerta de mi ultima clase del miércoles.

Estaba un poco apurada por salir porque hoy era el cumple de Marta y Adam iba a venir a buscarme al final de clase para ir directamente a la fiesta de su hermana.
Habíamos ido el Lunes por la tarde a comprarle algo a Marta y al bebe, después de recorrernos todo el centro comercial en busca de los regalos ya que Adam no tenia ni idea de que comprarle a Marta y todo lo que a él le gustaba a mi me parecía de niña de 13 años, vale que era su hermana pequeña pero hombre que cumple 18 años... ¡Por dios estos chicos!
Al final pasamos por delante de una tienda, me pare en seco mirando atontada un precioso colgante en forma de corazón, era plateado y tenia como pequeñas piedrecitas brillando alrededor, era hermoso nunca había visto nada igual, no podía apartar la vista de aquel perfecto colgante, ¿Cómo quedaría esta pequeña pieza colgando en mi cuello?.
Adam al verme tan perdida en el escaparate miro para ver lo que estaba observando. “¿-Te gusta?. -pregunto. -Si, es el mas lindo colgante que he visto en mi vida. -dije todavía atónita por su hermosura pero desviando la vista al final. -Alomejor hay algo en esta joyería para tu hermana entremos. Adam volvió a mirar al colgante con demasiada atención justo antes de seguirme dentro de la tienda.”
Al final encontramos una pulserita y unos pendientes a juego de pedrerías en colores violetas lindísimo, a los dos nos encanto desde que lo vimos, esto seria perfecto para su hermana y decidimos comprárselos. Cuando salimos de la joyería justo en frente había una tienda de bebes y vi un chupete que decía “Te quiero papi” en letras pequeñitas alrededor de él, me pareció tan lindo que no pude resistirme a comprarlo.

-¿Qué tal Pedro?. -conteste mientras seguía caminado hacia la salida, no tenia tiempo de pararme a hablar con él, Adam me estaba esperando fuera y no quería llegar tarde.

-Estaba pensando ya que no hemos hablado mucho esta semana, ¿si querías ir a tomar algo conmigo?

-Oh.. Lo siento Pedro pero me están esperando fuera porque tengo un cumpleaños en media hora. -dije en tono de disculpa.

-aah.. Ok otro dia entonces, ¿nos vemos mañana en clase?. -contesto un poco disgustado por mi negativa.

-Claro hasta mañana. -me despedí con la mano mientras seguía caminado deprisa por la salida en dirección a la moto de Adam

-Hasta mañana preciosa. -le oír decir a lo lejos detrás mía.

Tardamos 15 minutos en llegar a la casa, una vez que aparcamos cerca de la entrada nos dirigimos hacia la puerta, Adam y yo íbamos caminando agarrados de la mano y cada vez que estábamos mas cerca de la puerta podía notaba a Adam poniéndose mas rígido. Tenia los hombres tensos y la mirada perdida como si su cuerpo estuviera aquí pero su cabeza en otro lado.
Dios no podía ser tan malo lo que le había pasado, entre que yo estaba de los nervios y en notarlo a él asi, me estaba dando ganas de dar la vuelta e irnos. Tenia que tranquilizarme y controlar la situación.

-Nene si no estas seguro de esto podemos irnos. -Le dije dejando de caminar.

No se me ocurría otra cosa que hacer, solo quería que volviese a ser el Adam de siempre, no esta persona tensa y nerviosa caminando a mi lado, si era mejor para él no entrar pues nos iríamos ahora.

-No, tengo que hacer esto, a parte ya que estamos aquí...

Asentí con la cabeza, apretándole la mano que teníamos unidas, él me devolvió el apretón y lo seguí hasta la puerta donde se paro dando un largo suspiro antes de tocar el timbre.


Spoiler:
   
      
   
sarar


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Ivi04 el Mar 4 Feb 2014 - 0:42

Gracias Sara! sonrisa hermoso como siempre el capi kiss


Ivi04

"The woods are lovely, dark and deep, but I have promises to keep, and miles to go before I sleep.
And miles to go before I sleep.".
 

Ivi04


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por vickyra el Mar 4 Feb 2014 - 2:49

Gracias por tu capítulo Sara, ya te echaba de menos  guiñar kiss 



vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Julie el Mar 4 Feb 2014 - 6:23

Gracias Sarar!!! al fin sabremos que le pasó a Adam??!!!


Bien si vous me voulez, bien si n'est pas. Mais ne m'a jamais demander de ne pas rester à l'écart si vous êtes celui qui est absent.

Julie


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por kitsia el Miér 5 Feb 2014 - 7:08

gracias  sonrisa 


kitsia


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por sarar el Mar 25 Feb 2014 - 21:22

CAPITULO 17  (+18)

La puerta se abrió con un pequeño gritito de Marta al vernos, seguido por unos brazos envolviéndose alrededor de mi cuello y del de Adam manteniéndonos a los tres en un abraso un poco incomodo.

-¡Que alegría chicos, vinieron! -medio chillaba Marta emocionada mientras seguía apretándonos en un abraso de oso

Para ser tan pequeña tenia bastante fuerza, ella estaba en medio de los dos apretándonos bastante juntos y rodeándonos por el cuello con sus brazos, la verdad que  me estaba estrujando un poco.

-Felicidades -dijimos Adam y yo al mismo tiempo una vez que decidió soltarnos.

-Gracias. -dijo con una enorme sonrisa en su cara. -Pero venga chicos pasad nos os quedes ahí parados.

Di el primer paso para entrar en la casa mientras ella nos mantenía la puerta, Adam entro detrás mia caminando despacio, todavía podía notar lo nervioso que estaba, pero seguí adelante, ya estábamos aquí.

Entramos a un pequeño vestíbulo, seguí a Marta ya que Adam estaba detrás mia y no parecía querer avanzar muy rápido, mientras caminábamos por el podía oír voces y risas al final, bueno por lo menos hay mas gente y no solo nosotros y la abuela, alomejor no iba a ser tan incomodo. Mientras avanzaba me fije que había varios cuadros colgados en la pared, pero mis ojos se fijaron en un cuadro en concreto, eran dos niños pequeños de pelo negro, el niño de unos 5 años y la niña de 1 año mas o menos jugando en la playa, el niño estaba lleno de arena hasta las cejas mientras le hacia regañizas a la niña y esta estaba destornillada de risa viéndolo. Me quede sonriendo a la foto tontamente porque era una foto preciosa de unos niños felices

-Es en la playa donde veraneábamos, ese fue el primer día de playa de Marta. -Me dijo Adam que se paro justo al lado mio y miraba la foto con nostalgia. -Fue mi padre quien saco la foto, yo no me acuerdo pero mi madre siempre nos contaba que pasamos todo el rato revolcándonos por toda la playa y terminamos con arena hasta en las orejas, mientras yo le hacia regañizas a Marta diciéndole que la arena estaba muy rica, Marta termino ese día con un dolor de barriga enorme, mi madre me echo la gran bronca, pero siempre decía que fue un día inolvidable.

Me reí por la historia, quien los hubiera visto, mire la foto otra vez y la verdad que eran exactamente idénticos que ahora pero en versión pequeña y mas regordetes. -Están lindísimos en la foto, me gusta mucho.

-Nena quien nace guapo, no puede negarlo. -dijo en tono chulesco mientras se reía.

-Idiota me refería a la foto no a ti. -Dije dándole un empujoncito que lo hizo sonreír aun mas.

Me alegre que se relajara un poco y pareciera menos tenso que hace par de minutos antes de entrar. Aunque le notaba un tono de añoranza al contar la historia por lo menos se había olvidado par de segundos en casa de quien estábamos.

-Todavía seguís aquí parados. -dijo Marta acercándose a nosotros a no vernos caminar mas detrás de ella.

-Vamos, la abuela esta en la cocina. -dijo agarrandome de la mano y llevándome por el vestíbulo hasta la cocina mientra Adam se quedo ahí parado sin moverse mirando distraído la foto. -Venga te presentare a nuestra abuela.

Ahora era yo la que me puse bastante nerviosa, ¿como debería actuar? Ya que era la novia de su nieto y ellos no tenían mucha relación, y si era una señora desagradable y antipática, si tenia un mal carácter y no le hacia ilusión vernos en su casa, si nos echaba de aquí… dios espero que no, esto ya es bastante duro para Adam, espero que todo salga bien.

Al entrar en la cocina vi una señora mayor de pelo totalmente blanco de espaldas a mi, estaba sacando una tarta de la nevera y colocándola sobre la encimera.

-Abuela no te imaginas quienes han venido. -soltó Marta muy alegre.

La abuela se dio la vuelta y me recorrió con la mirada de arriba abajo extrañada, era normal que no me reconociera aun no sabia quien era, pero no tenia una mala mirada solo me examinaba de forma interrogativa esperando saber quien era, como una persona mayor de su edad normalmente hacia  cuando su nieta traía una nueva amiga a casa, su calida mirada y su pequeña sonrisa me dijo que no era para nada como la había imaginado, parecía buena persona, amable hasta se veía bastante ágil y activa para su edad.

-Esta es Laura la novia de Adam

La abuela abrió bastante los ojos sorprendida. -¿De Adam… eso quiere decir que mi nieto ha venido, esta aquí..? -dijo con voz entrecortada por la emoción y mirando a Marta que asentía con la cabeza vigorosamente.

Me miro de vuelta todavía con asombro en su cara pero ahora con una gran sonrisa en su boca mientras se me acercaba

-Ooh niña ven aquí. -dijo al mismo tiempo que me envolvía en un gran abrazo  contra ella.

A esta familia le gustaban bastante dar abrazos porque Marta es igual aprovecha cualquier oportunidad para envolver sus brazos alrededor de uno.
Como no sabia como reaccionar a esto pues le devolví el abraso, ya que ella parecía bastante contenta por conocerme.

-Encantada de conocerte, me alegra tanto que hayan venido, no sabes cuanto. Soy Mary pero puedes llamarme abuela. -decía mientras se separaba de mi sonriéndome

-Igualmente, me alegro de conocerla. -dije pero ella ya había desviado su mirada hacia la puerta, note que se le llenaban los ojos de lagrima mientras algunas se les resbalaban y bajaban por su mejilla. Mire en la misma dirección que ella y vi a Adam ahí parado mirando a su abuela con una mirada de emoción y tristeza mezclada en ella.

-¡ Hijo !. -dijo su abuela derramando mas lagrimas contenidas en sus ojos y acercándose a grandes pasos a Adam mientras lo envolvía en sus brazos y lo apretaba contra ella

-Hola abuela. -dijo él cuando se separo pero la abuela aprovecho la oportunidad para agarrarle la cara y besarlo en la mejilla ruidosamente.

-¿Hijo como estas? Se te ve guapísimo, no sabes lo feliz que me hace que estés aquí después de tantos años.

¿Tantos años? Cuantos tiempo hacia que Adam no venia aquí, esto era muy extraño, no sabia ni que pensar ya, tanto misterio me mataba…
Estaba mirando a Adam que le contesto con un simple bien y una extraña y débil sonrisa en su cara mientras seguía parado rígidamente en la entrada de la cocina. Marta salvo la incomoda situación diciendo “vamos al salón a partir la tarta” todos asentimos y Adam fuel el primero en salir de allí, yo lo seguí pero justo antes de salir de la cocina y dirigirme al salón donde Adam ya estaba entrando escuche que Marta le dijo a la abuela

-Dale tiempo abuela, a pasado muchos años pero la culpa todavía lo mata y esto es muy incomodo y difícil para él.

-Lo se hija, lo se, solo espero que algún día cambie y deje de sentirse así.

Fue lo ultimo que escuche antes de entrar en la sala donde había varios amigos de Marta, dos chicos y dos chicas sentados alrededor de una mesa al fondo hablando, riendo y bebiendo lo que supuse que seria algún tipo de refresco.
Cuando llego Marta con la tarta nos presento a todos, las chicas eran sus mejores amigas y los chicos también, pero note que un tal Liam era algo mas que un simple amigo, por lo menos la forma en que se miraban o se trataban se veía que había algo mas ahí. Adam también tubo que notar algo entre ellos porque aunque Marta nos lo presento como un amigo él se quedo mirando al chico con el seño fruncido.

Pero que pasa, todos los hermanos son tan protectores con su hermana pequeña o que, no entiendo.

-aaiis se me quedaron las velas en la cocina, ¿Puedes tráelas Adam?. -Le dijo a su hermano que estaba sirviéndonos refresco, él se le quedo mirando con mala cara por la encerrona que le estaba haciendo. La hermana se encogió de hombros como diciendo “no se de que me hablas”

-Yo voy. -comente dirigiéndome a la cocina

Al entrar en la cocina vi las velas encima de la mesa, me dirigí a cogerlas justo cuando la abuela apareció detrás mia entrando en la cocina, al verse se paro y me sonrío.

-Gracias por convencerlo para venir, se que sino hubiera sido por ti él no hubiera dado el paso para volver a venir aquí. -dijo sentándose en una banqueta justo enfrente de mi. -No se si te habrá contado algo de lo que paso. -negué con la cabeza. -Bueno estoy segura que cuando este preparado te lo contara, se ve que eres muy importante para él, me alegra tanto que haya encontrado a alguien al cual haya abierto su corazón y sus sentimiento, desde la muerte de sus padres se encerró en si mismo y no dejaba entrar a nadie, su hermana me dijo que cuando los vio en la hamburguesería lo había visto tan feliz y contento, quiero darte las gracias por eso, por hacerlo feliz, él se lo merece, a pasado por mucho y nada es su culpa, pero él sigue atormentándose por eso. Adam puede parecer un idiota insensible de primer momento. -sonrei de lo cierto que eran sus palabras. -pero en el fondo no es asi, él es un buen chico, él nunca a tenido novias antes, si vio algo en ti es porque te quiere de verdad y para siempre créeme conozco a mi nieto. Solo te pido que no le hagas daño él se merece una vida feliz al lado de alguien que lo ame y se nota por encima que tu lo amas de esa manera, solo cuídalo mucho ¿si?

Solo pude asentir con la cabeza mientras susurraba -Lo are, nunca he querido tanto a nadie en toda mi vida y solo quiero hacerlo feliz, que seamos felices juntos. -dije sintiendo un nudo en la garganta por todas esas palabras que me había dicho la abuela y note que se me humedecía un poco la vista porque tenia lagrimas en los ojos, trague ese nudo y pude controlarme sin soltar ni una lagrima. En ese momento me llamo Adam que apareció en la puerta de la cocina, le sonreí a la abuela que me devolvió la sonrisa  asintiendo con la cabeza por nuestra pequeña conversación.

Adam me miro con cara preocupada al verme -¿Estas bien nena?

-Si. -dije acercándome a él y besándolo en la mejilla. -Deberías hablar con tu abuela. -le susurre al oído mientras deslizaba mi mano por su brazo acariciándole y dándole un apretón en sus dedos antes de salir por la puertas y dirigirme al salón.

No nos quedamos mucho tiempo mas una vez que Marta soplo las velas, partimos la tarta y le entregamos los regalos. Adam se había quedado hablando con su abuela cuando salí de la cocina, no estuvo mucho tiempo, pero cuando volvió al salón con todos nosotros y me agarro de la cintura para que estuviera junto a él lo note mas tranquilo y relajado, lo que haya hablado con la abuela le había sentado bien, ya volvía a tener esa sonrisa en la cara, aunque era una sonrisa débil por lo menos no se veía tan triste como cuando llegamos.

La abuela nos sonreía y observaba con una mirada de felicidad y alegría cada vez que Adam y yo nos abrasábamos, nos cogiamos de la mano o nos dábamos pequeños besos en la cara, como si nunca hubiera visto a su nieto tan cariñoso.

Cuando nos íbamos Marta y la abuela nos acompañaron hasta el porche para despedirnos, dándonos las gracias por hacerles este día tan feliz con nuestra visita, nos despedimos de ellas y cuando Adam abraso a su abuela ya parecía menos tenso a su alrededor, me alegro ver eso, que por lo menos pudiera estar a su lado y hablar con ella sin esa angustia que le consumía. La abuela nos despidió diciéndonos que volviéramos cuando quisiéramos, que las puertas siempre estarían abierta para nosotros.

Me iba a quedar esta noche en su casa, se lo prometí por insistir en ir al cumple de su hermana, asi que tenia que cumplir mi parte del trato y quedarme esta noche con él, al llegar nos dirigimos directamente a su habitación.

Yo estaba un poco agotada por el dia tan ajetreado que llevábamos hoy, así que cuando llegue a la cama me derrumbe en ella, Adam al verme como me tiraba sobre la cama río y se acerco sentándose al lado mío donde yo estaba tumbada con la cabeza en la almohada.

-¿Cansada cariño? -dijo Adam acariciándome el muslo

-Un poquito. -dije cogiendole de la mano y tirando de él para que se tumbara a mi lado, pero callo justo encima de mi, me sonrío con una sonrisa malvada mientras se posicionada mejor a horcajadas sobre mi y me beso lento pero con un deseo que quemaba a través de su boca calentándome totalmente.

Se separo a centímetros de mi boca -Gracias por estar hoy ahí conmigo, por  decirme que hablara con mi abuela, por llevarte tan bien con mi única familia, me sentó bien el día de hoy, debería de haberlo hecho hace mucho tiempo, pero nunca me atreví, si no fuera por ti todavía seguiría  sin poder mirar a los ojos a mi abuela, asi que gracias por todo.

No tenia palabras asi que lo agarre del cuello y lo atraje hacia mi boca, lo bese con tanta urgencia y desesperación, necesitaba de él, de sus besos, sus caricias, todo, lo quiero tanto que me vuelve loca. Adam al sentir mis besos desesperados me beso con la misma intensidad, sus manos se metieron por dentro de mi blusa y empezaron subiendo por mis caderas seguido de mi estomago hasta llegar a mi pecho, metió la mano entre mi sujetador y acuno mi pecho masajeándolo, recorrió mi pezón con un dedo y gemí en su boca, me moví enrollando mis piernas alrededor de sus caderas y manteniéndolo ahí presionado a mi.
Él tomo eso como iniciativa y me saco la camisa por la cabeza seguido del sujetador, llevo su boca hasta mi pecho succionando y lamiendo cada parte de el, me arquee por la sensación de su lengua, lo sentí ponerse cada vez mas duro entre mis piernas a través de su pantalón mientras se rozaba con un movimiento lento contra mi, yo seguí gimiendo por la sensación tan intensa que me estaba haciendo sentir, ya me tenia empapada ahí abajo.

-Te necesito Adam. -gemí

Su boca estuvo ferozmente sobre la mia en segundos, note a Adam quitándose la camisa, desabrocharse los pantalones y pateándolos al suelo seguido de los míos, se coloco encima mia justo en mi entrada y me penetro lento y profundo, al principio fue lento pero luego aumento el ritmo rápido y duro, su boca seguía trabajando sobre la mia su lengua contra la mía succionando y mordisqueándome el labio inferior.

-Te quiero nena, te quiero como nunca quise a nadie mas, estoy locamente enamorado de ti, te deseo tanto a cada momento, eres mi vida, a la única que quiero. -dijo mientras jadeaba y seguía bombeando dentro de mi.

Me sorprendió sus palabras, había dicho que me quería, que estaba enamorado de mi, que era su vida,  me hizo la mujer mas feliz del mundo oír que sentía todo eso por mi al igual que yo lo sentía por él. Yo también lo quería y mucho mas que a cualquier cosa, lo quería todo y mas con él. Esa sensación y sus palabras me inundaron, me llevaron al borde, estaba a punto de venirme

Te quiero Adam… te quiero mas que a nada en el mundo. -gemí mientras me venia duro y rápido, él me siguió liberándose con un gruñido intenso en mi cuello.

Caímos los dos agotados en la cama jadeando hasta controlar nuestra respiración, de pronto él se levanto despacio alargando la mano hasta llegar a un cajón de la mesita de noche que esta al lado de la cama, lo abrió y cogio algo que tenia guardado dentro, volvo a acomodarse en la cama, me dio un casto beso y me coloco una pequeña bolsita de color azul en lo alto de mi estomago.

-¿Que es esto?.

-Ábrelo y veras. -Me contesto ilusionado.

Lo mire extrañada mientras cogia la bolsita y la comenzaba a abrir, abrí los ojos bastante sorprendida cuando deslice fuera de la bolsita lo que había dentro, no me lo podía creer.

-Adam… -susurre en asombro

-Vi como lo mirabas en el escaparate, no pude resistirme a comprártelo, quedaría perfecto colgando de tu cuello.

-Oh Adam gracias, me encanta, pero no deberías habérmelo…

-sssh. -puso un dedo en mis labios. -Eres mi chica ahora, tómalo como un regalo de pareja oficial, este corazón es mi corazón te lo entrego para que sepas lo mucho que te quiero, solo a ti, eres mía para siempre, no te voy a dejar ir nunca, quiero que lo tengas quedaría perfecto en ti. -dijo orgulloso acercando su cara despacio a la mia.

-Te quiero. -lo beso. -Para siempre. -dije volviéndolo a besar despacio saboreando cada centímetro de su intensa boca.
Me había comprado el colgante en forma de corazón con piedrecitas brillando alrededor, era perfecto, él era perfecto el mejor novio del mundo.

-Pónmelo. -dije mientras él lo cogia y lo enganchaba alrededor de mi cuello.

------*------



Hola chicas aqui les dejo el capi    siento la tardanza pero es que no he tenido tiempo ni para escribir un poco jejeje  sonrisa  Ya empece con el siguiente capi si lo termino pronto se los subo en los próximos dias.  

Les adelanto :dudas:  que en el siguiente capi ya se descubre lo que tanto esconde Adam por fiiin  :ohyeah:  jejeje

Saludos  kiss guiñar
 


Spoiler:
   
      
   
sarar


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Ivi04 el Mar 25 Feb 2014 - 22:14

Genial como siempre, Sara!  wiiii  ya espero con ansias el próximo, a ver cual es el secreto de Adam

kiss kiss


Ivi04

"The woods are lovely, dark and deep, but I have promises to keep, and miles to go before I sleep.
And miles to go before I sleep.".
 

Ivi04


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por kitsia el Mar 25 Feb 2014 - 23:48

Gracias, que lindo capitulo :D


kitsia


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por vickyra el Miér 26 Feb 2014 - 1:18

Gracias por tu capítulo Sarar  sonrisa continua así



vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Julie el Miér 26 Feb 2014 - 4:37

Hasta que conoceremos el secreto de Adam!!! gracias Sarar  wiiii


Bien si vous me voulez, bien si n'est pas. Mais ne m'a jamais demander de ne pas rester à l'écart si vous êtes celui qui est absent.

Julie


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por sarar el Sáb 8 Mar 2014 - 23:00


 holaa chicas aqui les dejo el siguiente capi, es un poco largo, pero quería dejar el tema de Adam y su familia todo explicado entero, antes de seguir con lo que viene después  sonrisa 

Gracias por todos vuestro comentarios me encanta leerlos y que les guste. Saludos a todas  :kiss





[size=15.555556297302246]CAPITULO 18[/size]


4 MESES DESPUÉS

-Por favor te extraño. -insiste Adam

Me acaba de llamar por teléfono para pedirme que vaya a su casa. En estos últimos 4 meses hemos sido inseparables, él sigue siendo lindísimo conmigo y  a la vez ese chico chulo e idiota del que me enamore y me encanta, pueden llamarme tonta, pero me encanta la parte entupida, chula y graciosilla de él, lo hace único, por eso me enamoro cada vez mas y mas, no puedo estar mucho tiempo separada y sin hablarle, dios se puede ser adicta a una persona, porque creo que yo lo soy, aunque él si yo no lo llamo por alguna razón ya me esta llamando, a veces creo que parecemos tontos por como actuamos, sé que estos solo son los primeros meses de relación y que cada vez que vaya pasando el tiempo no seremos tan pegajosos, pero no puedo remediar como me siento, en el fondo creo que me gusta estar tan enamorada y por supuesto que él este enamorado y me trate tan bien. Eli se pasa todo el rato metiéndose con nosotros por lo acaramelados que estamos todo el día, lo que ella no se acuerda es que era igual con Raul, pero bueno no me importa vivir en las nubes mientras sea con mi chico. Por eso acordamos que los fines de semana siempre nos quedaríamos juntos en su casa o en la mía, aunque casi siempre nos quedamos en la de él ya que es mas grande y que Eli también se queda ahí con Raul y vamos las dos juntas a casa de nuestros chicos y como a ellos les gusta salir de fiesta todos los fines de semana pues ya nos quedamos ahí. También decidimos que me quedaba algún que otro día entre semana, normalmente miércoles o jueves asi no pasamos toda la semana separado, porque entre mis clases y la de él casi ni nos veíamos entre semana.

También en estos meses no hemos vuelto hablar de su familia desde el cumpleaños de su hermana, asi que de ese tema sigo igual, sin saber nada, él no me ha dicho ni yo he sacado el tema, prefiero dejarlo a su aire y hacerle caso a su abuela de que cuando este preparado ya él me contara si quiere. Adam no ha vuelto a tener ese mal humor ni esa angustia desde ese dia, vuelve a ser el Adam que conocí, y me alegra mucho eso, no me gustaba lo mal que lo pasaba. Por eso , lo bueno que sacamos de aquel día que fuimos al cumple es que ahora Adam habla mas a menudo con su hermana hasta de vez en cuando habla por teléfono con su abuela, no hemos vuelto a ir a la casa pero por lo menos ya es un gran paso que hablen por teléfono.  Yo me llevo genial con Marta desde que visita bastante mas la casa de Adam hemos congeniado montón hasta hemos planeado quedar alguna vez para salir de compras incluyendo a Eli claro esta que ella no se pierde una.
Pero ahora al teléfono vuelvo a notarle ese tono de voz extraño, apagado y triste, no se lo que es pero en estos meses hemos llegado a conocernos muy bien por eso se que algo le pasa y también porque hoy es martes y me esta llamando para que vaya a su casa, pero lo dice con otro tono que no es el de siempre, lo noto raro por teléfono, pero no me dice nada solo insiste en que quiere verme.

-Pero Adam si hace menos de dos dias que has estado conmigo, a parte mañana tengo examen, no puedo quedarme en tu casa hoy. -río al teléfono a ver si le animo un poco y me cuenta.

-Nena te necesito hoy aquí conmigo, solo… solo ven un rato, necesito que estés a mi lado. -dice con un tono angustiado de voz que no me gusta nada.

-Adam pasa algo, me estas preocupando ¿esta todo bien? -Me estoy empezando asustar un poco, se que siempre me llama para que vaya a verlo porque me hecha de menos y todo, pero no es lo mismo hoy esta diferente, le preocupa algo, no se lo que es ni que le estará pasando por la cabeza, pero tiene una voz angustiada, triste, y no me gusta para nada, el nunca me suplicado con tanta urgencia ni tiene ese tono desesperado de voz.

-Si todo esta bien, solo es que… -no termina la frase, se queda callado al otro lado le la línea, y yo me desespero al notarlo asi.

-Vale ya voy, dame un rato en lo que llego. -Dije porque ya no aguantaba escúchalo mas así, con esa suplica en su voz, ahora era yo la que quería y necesitaba abrasarlo y que estuviera a mi lado, iba a estar ahí para él fuera lo que fuera, iba a consolarlo y estaría a su lado si él lo quería así.

Ya estaba vestida solo tenia que ponerme las botas, pero antes fui a decirle a Eli que iba a ir un ratillo a casa de Adam por si se preocupaba al no verme por la casa.

-Voy a ir un rato a casa de Adam, en un rato vengo. -dije entrando al salón donde estaba ella tumbada en el sofá viendo la tele.

-¿Hoy, mañana no tienes examen?. -Pregunto desviando la mirada del televisor y mirándome extrañada.

-Si, pero Adam insistió en que fuera un rato.

-¿Y vas a ir a tomar algo con los chicos también.?

-¿Qué, a tomar algo porque? Solo voy a verlo a su casa. -dije confundida por su comentario, quien había dicho algo de salir, Adam solo insistió en ir a verlo no me dijo nada de salir, porque si era para eso ya iba diciéndole que no, mañana tengo examen a primera hora y no quiero estar resacada ni con sueño porque sino el examen me sale fatal y es uno de los mas importantes.

-Los chicos en este dia siempre van a tomar unas copillas con Adam para que no este tan de bajona, Raul me comento que todos los años siempre lo hacen, aunque al final normalmente terminan emborrachándose y sin ir a clases al siguiente dia. Pensamos que este año alomejor como estabais juntos pues no saldrían, pero por lo que me comento Raul creo que si van a ir a tomar algo, pero no se. -dice encogiéndose de hombros

Me quede mirándola con el seño fruncido sin saber de lo que hablaba. Todos los años salían en este día, ¿pero porque, que pasaba hoy?, ¿este dia era especial? había alguna fiesta de fraternidad o algo.

-No entiendo. -dije todavía dándole vueltas a la cabeza sin saber que pensar por lo que me había dicho.

-Si Lauri los chicos siempre salen todos los años este dia porque es el dia que murieron los padres de Adam, él siempre esta deprimido este dia. -me contesto Eli como si yo ya lo supiera y no me acordara.

Palidecí, se me aflojaron tanto las piernas por la noticia que caí hacia atrás, gracias a que estaba justo el sillón allí y me quede sentada en el. No sabia nada de eso, con razón Adam insistía tanto en que fuese hoy con él y que me necesitaba a su lado, hoy era el mismo dia que habían muerto sus padre. Dios tiene que estar destrozado, ya se lo había notado mientras hablábamos por teléfono me imagino como tiene que estar el pobre.

No me había dado cuenta que estaba tan perdida en mis pensamientos y con la mirada fija en el suelo hasta que oí la voz de Eli.

-¿No sabias nada cierto? -dijo en voz baja sentándose a mi lado

Negué con la cabeza mientras levantaba la cabeza y la miraba todavía sorprendida por la noticia.

-Lo siento, creí que Adam te había comentado algo y por eso ibas a su casa.

-Tengo que ir con él. -dije apresuradamente levantándome del sillón. Era lo único que me importaba en este momento, ir a su lado.

-Espera te llevo, no voy a dejarte ir asi de nerviosa sola.

-Gracias Eli, pero no hace falta, no quiero molestarte.

-No seas tonta. -dijo dándome un pequeño empujoncito. -De todas formas asi veo a Raul también y vas a necesitar a alguien que te traiga devuelta aquí si ellos van a terminar todos borrachillos. -dijo sonriéndome y enganchándose a mi brazo mientras nos dirigía a su pequeño coche.

Una vez entramos en la casa deje a Eli atrás y corrí escaleras arriba, no me importaba nada lo único que quería era llegar a Adam, estar a su lado, abrasarlo, consolarlo, no podía pensar en nada mas solo en lo mal que podía estar.

Abrí la puerta de su cuarto y la cerré detrás mía, estaba todo muy silencioso dentro, examine la habitación despacio en busca de Adam, la cama estaba desecha y un poco revuelta, pero él no estaba ahí, seguí recorriendo con la mirada el resto de la habitación que estaba totalmente recogida y lo encontré mirando por la ventana distraído, no se había dado cuenta que había entrado, estaba perdido es sus pensamientos, lo note porque mientras caminaba hacia él vi que tenia la mirada en un punto fijo.  Me entro un escalofrío por todo el cuerpo, no se si por la ventana que estaba de par en par abierta y hacia bastante frío a esta hora o por ver a Adam tan sumido en pensamientos.

Me acerque a él envolviendo mis brazos alrededor de su cintura, deposite un beso la final de su cuello donde empieza su espalda, él giro su cabeza y me miro, me dio una pequeña sonrisa y dejo caer la cabeza hacia atrás apoyándola en mi hombro derecho

-Viniste. -dijo todavía de espaldas, con todo su peso apoyado sobre mi ya que yo lo tenia agarrado desde atrás por la cintura, con su cabeza todavía en mi hombro lo apreté mas contra mi.

-Siempre cariño. -y lo bese en la mejilla ya que ahora tenia  mejor acceso a ella. -¿Por qué no me llamaste desde esta mañana,? No te hubiera dejado pasar por esto solo todo el día.

-No quería que perdieras clases, sé que mañana tienes un examen importante. -
dijo dándose la vuela, cogiendome de la mano y  llevándonos a la cama.

-Me daba igual la clase, hubiera venido aquí por ti. -nos sentamos en la cama y lo mire. -¿Por qué no me habías dicho nada que hoy era..? -me quede callada, no podía pronunciarlo, no sabia como, pero él termino la frase por mi

-Fue hace 6 años, mi madre siempre preparaba una cena especial una vez al mes para pasarla en familia todos reunidos; mi padres, mi hermana y yo. Mi padre trabajaba en un buffet de abogados muy impórtate y normalmente siempre estaba trabajando en algún caso, y mi madre era enfermera y tenia unos horarios muy variables en el hospital, por eso siempre planeábamos este tipo de cena, para estar todos juntos y hablar, éramos como una familia perfecta y esos días nos lo pasábamos bastante bien la verdad, recuerdo que desde pequeño ya hacíamos esta celebración una vez al mes hasta cuando nació mi hermana y era bebe mi madre le daba el biberón mientras nosotros comíamos después nos poníamos a hablar hasta altas horas de la noche o nos poníamos a ver películas todos juntos, depende de lo que tuviéramos ganas de hacer. -aunque todavía tiene la tristeza en los ojos sonríe con una amplia sonrisa recordando aquellos días, le noto en la cara que extraña esas noches con su familia.

-Adam no hace falta que me cuentes nada si no quieres.

-Quiero hacerlo, por eso te necesitaba y quería que vinieras, quiero sacarme esto de una vez, déjame contarte porque me siento asi. -le cojo de la mano y él me la aprieta fuerte mientras continua contándome.

-Esa noche yo había echo planes con mis amigos para ir a una fiesta que uno de ellos había planeado en su casa porque sus padres estaban de viaje. Tenia 16 años ya no quería quedarme en casa para una cena y noche familiar, quería ir de fiesta con mis amigos con chicas y alcohol. Así que les dije a mis padres que yo no me iba a quedar en casa esa noche, por supuesto mis padres se negaron a que saliera diciéndome que esto era una tradición familiar una vez al mes y que podría salir con mis amigos otro dia, claro esta que ellos no sabia que iba a ir a una fiesta en una casa. Yo como adolescente rebelde que era, les dije que no me iba a quedar a esa entupida cena familiar que ya estaba arto de eso y de ellos, que quería vivir mi propia vida y no fingir pasarlo bien es esa idiotez de reunión. -una lagrima se le resbalo del ojo bajándole por la mejilla.

-Les dije de todo Laura, los insulte, les dije que no eran unos buenos padres por no pasar mucho tiempo en casa y con nosotros y que no lo iban a ser por querer compensarlo una noche al mes preparando una cena y fingiendo jugar a la familia perfecta y feliz. Discutimos como nunca habíamos discutido les dije cosas horribles, les chille porque ellos seguían sin dejarme ir, sin dejarme hacer lo que quería, fui un grandísimo capullo. Mi madre lloraba sentada en el sillón, a mi hermana la vi escondida en una esquina de la puerta del salón llorando, ella solo tenia 12 años nunca nos había visto asi, y es que realmente nosotros nunca peleábamos, no es que siempre nos lleváramos bien y estuviéramos de acuerdo en todo, pero nunca peleábamos siempre lo hablábamos todo y nunca nada fue como eso, como esa noche, realmente nosotros éramos como una pequeña familia feliz, hasta que yo la cague porque quería ir a una estupida fiesta donde había quedado con una chica para tener un rollo con ella. Así que mi padre en ese acto de desesperación para que no me fuera me dijo que si salía por la puerta no volviera a mirarlo a la cara como padre que él no había criado un hijo así y que no quería saber nada de mi mientra siguiera con esa actitud, yo como hijo idiota que era les dije que no iba a vivir con sus entupidas normas, que prefería irme porque no quería tener unos padres como ellos, que se olvidaran de mi para siempre. Y con eso salí por la puerta, no antes de oir a mi madre correr tras de mi gritando mi nombre mientas decía “hijo no hagas esto por favor, no te vayas”. No hice caso me daba igual todo en ese momento, lo ultimo que vi fue a mi padre que tenia agarrada a mi madre mientras ella lloraba desesperada, yo seguí caminando sin mirar mas para ellos.

A esta altura de la historia yo tenia bastantes lagrimas acumuladas en los ojos, no iba a derramarlas porque quería ser fuerte por Adam, él ya estaba bastante destrozado, mientras me contaba todo se le escapaba algunas lagrimas, él estaba bastante mal no me gustaba que recordara toda esta situación, pero necesitaba desahogarse, sacárselo de dentro, asi que lo deje que terminara, quería darle todo mi apoyo que supiera que estaba aquí con él, la única forma que se me ocurrió de hacerlo en este momento mientras el seguía contándomelo fue apoyar la cabeza en su hombre y abrasarlo, mientras el seguía con la mirada al frente reviviendo todo lo que paso esa noche.

-Me fui, me fui a la fiesta sin importarme nada, quería olvidarme de todo lo que paso esa noche, asi que bebí, me enrolle con esa chica y seguí bebiendo mas. Eran las cuatro o cinco de la mañana y no quedaba mucha gente ya en la casa, la fiesta estaba terminando, pero la música seguía a todo volumen y quedaban bebidas todavía por acabar cuando unos chicos gritaron “ policía” y todos los que quedaban en la casa salieron corriendo de allí. Muchos no tuvimos esa suerte y la policía llego a cogernos, yo fui uno de ellos, Raul otro, Mark que era el que vivía en la casa y otros tres chicos mas que no conocía, como éramos menores no podían hacernos nada ya que solo era una fiesta de adolescentes. Por lo visto unos vecino habían llamado quejándose por el ruido y la música por eso apareció la poli, pero lo único que pudieron hacer fue llevarnos a comisaría y llamaron a nuestros padres.
Yo era el único chico que quedaba en comisaría, porque mis padres no habían venido, Raul dijo que se quedaba ahí conmigo hasta que me echaran al dia siguiente o vinieran mis padres, asi que hablo con sus padres que eran los que habían venido a por él y les dijo, sus padres dijeron que no iban a dejarnos aquí solos que ellos esperarían a que vinieran mis padres a recogerme.
Mis padres y los de Raul se llevaban genial, él y yo éramos amigos desde el colegio ya eran bastante años de amistad asi que después de tanto tiempo sus padres me consideran de su familia.
Pero yo pensaba que mis padres no iban a venir por todo lo que había pasado esa noche, pensé que iba a tener que dormía ahí hasta que me echaran por la mañana y después tendría que pagar una multa según estaban diciendo los policías aunque yo no le estaba prestando mucha atención.
Una hora y media después de estar ahí tirado sentados en una incomoda silla, los padres de Raul entran por la misma puerta donde se habían ido hacia un rato a tomar café, pero esta vez Carmen la madre de Raul entro con lagrimas en los ojos, se me acerco y se sentó en la silla a mi lado. Por un lado a mi derecha tenia a la madre de Raul, enfrente mía de pie estaba el padre y a la izquierda a Raul que miraba a su madre preocupado por las lagrimas en sus ojos, ella me miro y me dijo: “-Adam cariño, un hombre borracho se salto un semáforo en rojo a gran velocidad y choco contra el coche de tus padres mientras venían hacia aquí, ellos… -Carmen derramo mas lagrimas por sus ojos y me cojio de la mano. -El coche quedo destrozado y tus padres murieron al instante cariño.”  No me lo podía creer, esto era un pesadilla, me levante y le metil un puñetazo a una vitrina de cristal que había enfrente de nosotros, la sangre me caía de la mano y tenia cristales en ella, pero no me importo, me quede devastado, ellos habían venido a por  mi después de todo y habían muerto, era mi culpa, si yo no hubiera sido tan capullo y hubiera pasado esa noche con ellos, sino hubiéramos tenido esa gran pelea entupida. Es mi culpa Laura, por mi culpa murieron mis padres, por yo querer ir a una estupida fiesta. -Se lleva las manos a la cara y se cubre con ellas llorando devastadamente.
-Se murieron creyendo que yo no los quería, que no volvería a casa, soy una mierda de hijo, no los merecía, no merezco tener una familia. Ellos eran los mas perfectos padres que se puede tener, nos los daban todo, vale que no estuvieran siempre en casa por sus trabajos, pero siempre que necesitábamos cualquier cosa por tonta que fuese siempre estaba ahí para nosotros, nos querían muchísimo mas que a nada, éramos felices. Y se murieron, los ultimo que les dije fueron insultos tras insultos en una gran pelea antes de su muerte, me arrepiento tanto.

No pude contener mas las lagrimas y llore, llore por Adam por su angustia y por la que me consumía a mi en este momento al saber todo lo que había tenido que pasar, tenia un nudo enorme en el estomago, era muy joven y Marta también no era justo que por un puto borracho hubieran muerto y hacer cargar con la culpa a Adam, no era justo que él se sintiese así, todos peleamos con nuestros padres, pero justo esa noche, esa noche en la que les había insultado y marchado, ahora entiendo perfectamente porque no soporta hablar del tema y porque se siente tan culpable, pero no es su culpa es la de ese hombre que no tenia que ir conduciendo borracho, no es justo nada de esto.

-No es tu culpa cariño, fue culpa de ese entupido borracho, ellos te querían, fueron a por ti, no les importo la pelea ni nada, ellos te querían por encima de todo y no querrían que te sintieras culpable por nada de esto. -digo sin poder contener las lagrimas que resbalaban por mi cara.

Él niega con la cabeza. -Fueron a por mi,.. fueron a por mi después de todo y por eso murieron, es mi culpa, no puedo sentirme de otra manera. A parte eso no es todo por lo que me siento así, hay mas, lo que paso con mi abuela... -dijo levantándose y alejándose de mi.

-Adam cariño... -dije poniéndome de pie para ir con él, pero levanto una mano para que me detuviera y no fuera a su lado

-Déjame terminar por favor, necesito contártelo todo. -me volví a sentar en la cama mientras él me daba la espalda.

-Después de que enterramos a mis padres nos fuimos a vivir con mi abuela y vendimos la casa de mis padres, ellos tenían bastante dinero y nos habían abierto una cuenta donde ingresaban dinero desde que éramos pequeños a si que mi hermana y yo nos quedamos con bastante dinero para pagarnos nuestras necesidades y nuestros estudios, mis padres pensaban mucho en nuestro futuro por eso siempre hicieron lo posible para que no nos faltara de nada y para que estudiáramos. Pero a mi a partir de ese momento la culpa me consumió no la aguantaba, solo necesitaba olvidar, asi que empecé a salir todas las noches, no le hacia caso a mi abuela, me revelaba contra ellas me comportaba como un verdadero capullo con todos, bebía mucho, me junte con chicos de muy mala calaña, me metí en bastantes peleas, era un desastre en esa época, el único que estaba ahí aguantándome a pesar de todo era Raul siempre me daba consejos aunque yo no le hiciera ni puto caso. Una noche que salí de fiesta me encontré en el club a un chico que era un hijo de puta capaz de cualquier cosa y su grupo de amigos, nos odiábamos, no llevábamos fatal no aguantábamos estar en la misma sala, siempre peleábamos estábamos picándonos cada vez que podíamos, nos insultábamos, intentábamos ligarnos al las mismas tías con tal de competir, esa noche el intento empezar un pelea dentro de la discoteca y me echaron a mi por su culpa, yo estaba tan rabioso que fui hasta su coche y le pinché todas las ruedas y les rompí las ventanas en miles de pedacitos, nadie me vio pero él sabia que había sido yo, así que espero a una mañana que yo estuviera en clase y entro en casa de mi abuela con la intención de romper todo y destrozar la casa, pero lo que no se esperaba ni sabia él era que mi abuela estaba dentro, cuando ella fue a ver porque había tanto ruido se lo encontró, así que cuando la vio y para que mi abuela no fuera a la policía y lo delatara, con una navaja que llevaba en el bolsillo le apuñalo el estomago y salio corriendo de la casa, gracias a dios mi hermana salio ese día pronto de clases y se la encontró, llamo a la ambulancia, no le había dañado ningún órgano grabe así que se recupero a los par de meses. No podía creer que por mi culpa otra vez casi mataran a mi abuela también, hay fue cuando abrí los ojos y deje de comportarme como un estupido irresponsable, pero no podía volver a poner a mi familia en peligro por mi culpa me creía una mala persona y me fui de la casa, no antes de hacer lo necesario para que el capullo que apuñalo a mi abuela no se acercara mas a ninguno de nosotros asi que hice lo necesario con la policía, después de eso me fui. Iba a alquilarme una casita, pero Raul y sus padres insistieron en que me fuera con ellos hasta que cumpliera la mayoría de edad, así que viví con Raul en su casa ocho meses hasta que cumplí los 18, Raul propuso alquilar una casa los dos, acepte y aquí estamos, llevamos viviendo juntos 4 años, él es quien siempre a esta aquí para mi, sabe toda mi vida es como mi hermano. Gracias a él deje de salir todas las noches, de juntarme con mala gente y hacer todas las cosas que no debería de haber hecho cuando murieron mis padres. Y aunque con mi hermana si seguía tenido algo de contacto a mi abuela no la pude volver a mirar a la cara porque me sentía culpable por lo que tubo que pasar gracias a mi, eso fue todo hasta hace pocos meses gracias a ti, que me convenciste de ir a casa de mi abuela. Me ha costado mucho pero acepte que no tengo que sentirme mas asi, tengo que pasar pagina y dejar el pasado atrás, por mis madres, por mi abuela, mi hermana y por ti, porque quiero construir una vida feliz a tu lado. Quería que vinieras para contarte todo, que mejor dia para dejar todo atrás y no vivir mas con la angustia del pasado que el dia que ocurrió todo, no es justo que tengas que verme de esa manera cada vez que pienso en el pasado, voy a superarlo por nosotros

Ahora si que no aguante mas y me levante fui hasta él y lo abrase, envolví mis brazos a su alrededor  y lo apreté contra mi dándole fuerzas, para que supiera que me tiene aquí con él, me devolvió el abraso y nos quedamos asi durante un rato largo.

No sabia que decirle, era una historia muy mala todo lo que había pasado, llegue a entender porque se sentía culpable, aunque odiara que se sintiera asi, iba a ayudarlo en lo que necesitara para que terminara de superarlo. Pero sentía una gran alegría porque había confiado tanto en mi para contármelo, me sentirá aliviada porque se libero de toda esa angustia que le consumía por dentro y no lo dejaba vivir en paz y saber que lo habia superado porque quería vivir una vida a mi lado me hacia sentir la persona mas feliz del mundo.

-Te quiero, vamos a terminar de superar esto poco a poco los dos. -le dije separándome unos centímetros de él

Él asintió con la cabezas dándome una sonrisa realmente sincera ya no tenia esa cara de tristezas de cuando llegue ahora tenia una cara como de paz de tranquilidad por habérmelo contado, y haberse librado de esa carga.

-Estaba angustiado porque no sabia como te lo ibas a tomar cuando te contara todo.

-Adam solo siento esta misma pena y angustia que tu, odio que hayas pasado por todo eso, hubiera querido estar a tu lado y consolarte a cada instante. -se me derramaron lagrimas de los ojos sin poder controlarlas. -Me alegra tanto que te hayas decidido a superarlo, lo haremos juntos, no quiero verte mas asi, esto no es para nada tu culpa y ya era hora que lo superes después de tantos años, es bueno que lo dejes ir y no te sientas mas asi.

Me limpió las lagrimas que caían por mis ojos con sus manos.-Te quiero mas que nada, y estoy haciendo todo esto por nosotros porque quiero una vida feliz junto a ti, y si no dejo ir el pasado siempre va a seguir atormentándome, y no es justo para ti.

Entonces me beso me beso desesperadamente y lo tome, tome todo lo que me daba en ese beso.

Oímos un golpe en la puerta, nos separamos justo cuando entraba Raul.

-Chico, ¿vamos a ir a tomar algo?.

Adam me miro

-No me vayas a decir que no, ahora soy yo el que tiene ganas de tomar unas copillas. -dijo Raul al notar como me había mirado Adam.

-Corre vete con ellos, ya nos vemos mañana que me quedo aquí a dormir. -dije sonriéndole para que viera que no me molestaba que saliera con ellos.

-Vente con nosotros, solo un refresco y te vas. -me miro suplicante con cara de cachorrito

Como podía resistirme cuando me miraba asi, odiaba que hiciera eso.

-Solo un refresco y después me voy. -dije con un tono de resignación.

Rio y me atrajo hacia él besándome.


Spoiler:
   
      
   
sarar


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Julie el Sáb 8 Mar 2014 - 23:24

Gracias por contarnos el secreto de Adam...pobre chico...
Gracias por el capítulo!!!


Bien si vous me voulez, bien si n'est pas. Mais ne m'a jamais demander de ne pas rester à l'écart si vous êtes celui qui est absent.

Julie


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por vickyra el Dom 9 Mar 2014 - 1:42

Gracias por el capítulo Sara, nos hiciste esperar pero valió la pena  yay yay 



vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: SUEÑA CONMIGO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:00

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.