Bienvenido Usuari@!
No estás conectad@, por favor CONÉCTATE o REGISTRATE pinchando en este cuadro.

La Diosa Egipcia (18+)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por hibari_ani el Mar 6 Mar 2012 - 23:14

para empezar jeje es la primera historia q escribo
q tiene situaciones fuertes por asi decirlo jeje
asiq recibo criticas para mejorar xD


sonrisa


El inicio
Se dice que al principio solo existía el océano, entonces RA, el sol, Dios supremo de Egipto, surgió de un huevo que apareció sobre la superficie del agua. Ra dio a luz a 4 niños, los dioses Shu, Geb y las diosas Tefnet y Nut.
Shu y Tefnet dieron origen a la atmosfera. Geb, que se convirtió en el cielo y RA regia todas las cosas, así fue como comenzó el mundo o al menos es lo que dicen, la verdad es que todos veneran mucho a los dioses mi madre, Sis para mí era la personificación de la más hermosa mujer en todo Egipto, bueno creo que a todas las madres las vemos hermosas, pero ella tenía una peculiaridad que la hacia bellísima pues eran sus hermosos ojos violetas, y ella venera mucho a Sekhmet, la diosa de la guerra y de las luchas, se le representa con cabeza de leona, según madre gracias a las suplicas de aquella diosa yo fui concebida, pues mi padre es un guerrero y el estuvo en combate durante años, así que no se sabía si el regresaría con mi madre, pero después de que le rezará a la Diosa, mi padre Thotut regreso y se caso con mi madre, para tenerme después.
Ahora mi padre es un rejente dentro de los reyes, mi madre es sacerdotisa de la reina Berenice, ella junto a Tolomeo, personificaban a Osiris e Isis dioses del cielo y la tierra, así que mi destino era ser una sacerdotisa, pero al tener 9 años yo sabía mas usar una espada que rezar a la diosa y cuidar de la reina.
Alejandría capital de Egipto era de las más bellas ciudades de todo el continente mediterráneo, Roma aun no era tan hermosa como esta ciudad.
Mi padre desde los 3 años me enseño a usar la espada a cómo defenderme, como si fuera un varón, nunca me molesto que me educara como tal, ya que mi pasión siempre fue la espada y saber movimientos de pelea, aunque por esa razón mis padres peleaban, pues yo debería ser la típica sacerdotisa que se casara con un rico y tener hijos, vaya destino al que me procuraba mi madre, no era su culpa así la habían criado, aunque a mis 9 años sabía que estaba lista para otro tipo de destino.
Era una tarde como siempre mi querido tío Dionysos, me enseñaba a escribir una epopeya, aunque la verdad en ese tiempo era fácil leer papiros con textos que contenían lo que una mujer sentía al hacer el amor, así que yo ya sabía que era eso y hasta soñaba con tener mi primer beso tal como lo relataban aquellos textos prohibidos para mi edad.
-pequeña Sekia, cuando termines de escribir la epopeya, te daré un premio- mi corazón salto, mi tío me daría un lindo regalo, solo tenía 9 años y era una emoción muy grande, pero al estar en la sala del jardín escuchamos voces, me levante de mi lugar y camine para ver quién era, mi sorpresa fue que era mi padre con un chico de 17 al parecer, pero su cabello largo, ondulado y de color como el sol, lo hacían lucir más grande, pero al mirar sus ojos me cautivaron pues eran de un verde profundo, y sabia que aquel chico era con el que tendría mi primer beso, justamente anoche soñé con esos ojos y un sabor de miel en mis labios había tenido y sin más corrí hasta mi padre.
-Sekia, hermosa- yo mire a mi padre y lo bese en la mejilla, el chico me miro y sonrió, al parecer me veía linda y tierna, aunque a mi corta edad sabía que era bella, tenía la piel blanca y cabello del color avellana mis ojos de un gris, siempre quise los ojos de mi madre, pero ahora pensaba que el gris no era tan malo-
- Theos esta es mi hermosa hija Sekia-
-es muy hermosa- yo sonreí, mi padre vio a mi tío-
-Sekia querida te quedarías con Theos por unos momentos, tengo que hablar con tu tío-
-si padre-
-ahora regreso- se metió a la sala, dejándonos completamente solos-
-así que tu nombre es Sekia, es bonito y raro-
-mi madre me explico que gracias a la Diosa Sekhmet, yo pude nacer-
-y de ahí que eres Sekia-
-exacto-
-Sekia, eres muy pequeña pero veo que eres muy lista para tu edad, sabes leer y escribir-
-naturalmente mi tío Dyonoso me ha enseñado-
-y te gusta leer?-
-si me encanta-
-me alegro, porque a mí me gusta también, pero de qué tipo lees?-
-adoro las que me dejan con sabor en la boca y que me enseñan amar- al contestar eso una luz en sus ojos se ilumino, al parecer me quería como amiga en principio pero al saber que mi lectura era más complicada su interés por mí fue más-
-pero si nunca has besado pequeña, como puedes decir que tienen sabor-sus palabras provocaron que me enojara, él sabía que era chica para besar y eso me tenía en desventaja con el-
-nunca eh besado, pero algún día lo hare y adorare mas esos libros que me han enseñado a besar con el alama que con la piel- el sonrió y me dijo al oído-
-eres una chica fascinante lástima que eres muy pequeña- y con eso termino la plática pues mi padre regreso-
-te agrado la compañía Theos-
-claro Thotut, Sekia es una agradable compañía-
-estoy seguro de eso, ahora pequeña Sekia, por favor déjanos a solas, tu tío Dyonos ya tiene tu regalo-
-si padre, hasta luego-
Con eso me retire del jardín, ya no me interesaba mi regalo, Theos me dejo muy mortificada al decir que no le interesaría como mujer por mi edad, cuando entre a la sala mi tío Dyonoso tenía una espada en la mano, la vi y me encanto estaba diseñada con bordes de pequeñas llamas con flores, y la empañadura tenía mi nombre escrito en egipcio Sekia, este regalo me animo un poco.
avatar
hibari_ani


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por vickyra el Miér 7 Mar 2012 - 1:06

Pienso que para ser tu primera historia no esta nada mal, si sigues subiendo capitulos los leere con mucho gusto. Siempre me ha gustado el Egipto antiguo, ( desde que lei Sinué el egipcio)



avatar
vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por Maritere el Miér 7 Mar 2012 - 3:29

Bueno para ser tu primer intento esta muy bueno, pero algo que si te ruego es que no dejes la historia a medias pues me esta gustando a pesar de ser una pequeña parte, y algo que me duele mucho es cuando no puedo terminar de leer la novela
avatar
Maritere


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por zune el Miér 7 Mar 2012 - 13:54

Esta super chula, yo opino los mismo que Maritere no dejes de escribir.









Te quiero Ate!! :besote:
zune


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por alisha salvatore el Miér 7 Mar 2012 - 17:03

esta genial pero quede con un gusto a poquito wiiii espero que subas mas ¡¡¡ los esperare con ansias si ay una segunda parte :liindo:


¿has bailado alguna vez con el diablo bajo la pálida luz de la luna? baila conmigo y lo sabrás¡¡¡¡ [flash] GIFSoup" type="application/x-shockwave-flash" wmode="transparent" quality="high" scale="exactfit">
avatar
alisha salvatore


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por hibari_ani el Jue 8 Mar 2012 - 2:20

jeje graxias chicas pero haber si les gusta la sig. parte jeje
miren q ahora tengo imaginacion jeje, y lo de egipto a mi me enknta xD


Un regalo sorpresa
Después de aquella ocasión no volví a ver a Theos mas que un par de veces y de lejos, ya no pude tener una conversación con él, solo sabía que él era parte de los convergentes y al poco tiempo supe que se había ido a Roma, por dirigencias de la reina.
Así, pasaron varios años hasta que llegó la nieve, que dejo por completo repleto Alejandría de esta capa, el frio era soportable y era la fecha de mi nacimiento, cumplía 15 años y aun no dejaba de pensar en mi Theos, aun deseaba poder besarlo, mi madre me regalo un vestido para verme como un sacerdotisa, al cumplir los 15 seria parte de la sacerdotisa Berenice, y mi madre estaba deseosa que pasara eso, mis poderes como tal empezaban a manifestarse veía parte del futuro.
Mi padre me regalo un precioso collar con una piedra de colgante, mi tío me regalo una daga era pequeña y mi mano sabia que me sería muy útil algún día. En la noche, decidí ir a dar un paseo por el centro de Alejandría, ya que al otro día mi vida cambiaria pues sería sacerdotisa y no volvería levantar una espada o leer una de las historias de amor con los cuales soñaba que sería la mía y Theos, en la noche al ver las estrellas era lo más maravilloso, la daga la metí entre un listón que hice que se adhiriera en mi pierna.
Salí y me senté en un árbol, el lugar era mi secreto, pero escuche pasos atrás de mi me puse en guardia, vi una sombra más grande que yo, me sentí segura al tener mi daga, la tome y me detuve atrás de mi atacante, lo jale lo mas que pude para tener su cuello sobre mi daga.
• quien eres?- luego la luz de la luna ilumino su rostro era Theos, era guapísimo ya no se veía como el chico de 17 ahora era todo un hombre de 23 años-
• Seika me tomaste desprevenido- al mirarlo supe que se estaba divirtiendo-
• lo siento- baje la daga y me subí la falda hasta llegar a mi entrepierna y colocarla de nuevo la daga, al subir mi mirada, vi a Theos verme con lujuria, sabía que todos estos años mi cuerpo era diferente que a la niña de 9 años, era toda una mujer-
• no sabía que eras experta con cuchillos-
• no sabía que asustabas a las chicas-
• no fue mi intención, pero supe que hoy es la fecha de tu nacimiento, y como regrese de roma quise traerte un regalo, y vi que saliste de tu casa-
• sí, tenía que pensar, ya que mañana cambiara mi vida-
• y por qué dices eso, pequeña Seika?- ahora vamos con lo de pequeña-
• pues señor, mañana seré una sacerdotisa y podrán mi nombre para poder casarme y tener hijos-él se rio cuando dije señor, y vi un pequeño malestar al decirle que me casare-
• y no te agradaría casarte?-
• no lo sé, si te digo un secreto, lo guardarías?-
• claro que si-
• tengo poderes, veo el futuro de las personas-
• entiendo así que si dices lo de tus poderes te mantendrán como la suprema sacerdotisa y no podrás casarte-
• sí, usted bien sabe cómo es eso-
• no me hable de usted me siento viejo, Akisha,di mi nombre-
• Theos-
• sabes al decir mi nombre siento algo especial- lo mire a los ojos, era ver profundamente sobre su alma-
• y confesare algo mas, al conocerte me quede perdida en un sueño y vi mi futuro-
• y has visto tu futuro frecuentemente?-
• pues la única vez que vi mi futuro, fue en un sueño, al cual desperté con sabor a miel-
• y a quien besabas?- me reí, y el también lo hizo, se acerco lentamente a mí, sus labios rosaron con los míos, el sabor era tal como en mi sueños, el tomo mi cabello, el beso fue casi mágico, tanto tiempo espere mi historia de amor y aquí la tenía con el chico que soñé durante 6 largos años, la pasión fue tal que nuestros cuerpos estaban bastante juntos, sentía su respiración cerca de mis pechos, mientras el lentamente subía mi falda, yo tenía su espalda agarrada, sabía que teníamos que parar esto ya que cualquiera podría vernos, así que lo aleje de mi sin muchas ganas, y nos quedamos mirándonos a los ojos-
• sabia a miel?- eso hizo que nos riéramos-
• sí y también a gloria-



avatar
hibari_ani


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por alisha salvatore el Jue 8 Mar 2012 - 15:39

valla si que te inspiraste me encanta¡¡¡¡ creo que me voy a ser fans de ti wiiii pues esta buenísima... :besote:


¿has bailado alguna vez con el diablo bajo la pálida luz de la luna? baila conmigo y lo sabrás¡¡¡¡ [flash] GIFSoup" type="application/x-shockwave-flash" wmode="transparent" quality="high" scale="exactfit">
avatar
alisha salvatore


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por hibari_ani el Jue 8 Mar 2012 - 18:00

jeje graxias alisha jeje
xcierto pido una disculpa ya q le kmbie el nombre en la sig. parte jej
es Sekia no Akisha xD
avatar
hibari_ani


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por alisha salvatore el Vie 9 Mar 2012 - 0:03

jajaj no importa fue un pequeño detalle no mas wiiii mmm ya tienes la tercera parte jajja en serio me voy a ser fans jajaj happy


¿has bailado alguna vez con el diablo bajo la pálida luz de la luna? baila conmigo y lo sabrás¡¡¡¡ [flash] GIFSoup" type="application/x-shockwave-flash" wmode="transparent" quality="high" scale="exactfit">
avatar
alisha salvatore


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por vickyra el Vie 9 Mar 2012 - 9:22

Si yo tambien te sigo, gracias



avatar
vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por isap el Lun 12 Mar 2012 - 21:33

Pues está muy bien.Sigue con ella,no la dejes a medias que se ve interesante.Animo.
avatar
isap


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por hibari_ani el Jue 15 Mar 2012 - 20:07

graxias xD ahora si viene lo buenop xD

Un sueño
Ahora sabía que mi destino no estaba tan mal me había casado con Theos, unos meses después, a pesar de ser sacerdotisa, aun tenía mi libertad, pues el practicaba conmigo por las noches, éramos feliz mente casados.
En la época en que las hojas caían, mis sueños se habían intensificado mucho, era el mismo sueño, yo veía mucha sangre en mis manos y escuchaba un llanto desgarrador, siempre despertaba llorando, Theos era tan él, que siempre me ayudaba.
Sekia, princesa, tranquila estoy aquí a tu lado- y me abrazo, yo termine secándome las lagrimas-
Theos, sabes que no puedes decirme princesa-
-para mi tu eres la más bella y eres una princesa- nos besamos y luego lo mire a los ojos-
-sabes si te perdiera yo…- me callo con otro beso-
-tú bien sabes que no pasara ¿de eso trata tu sueño?-
-realmente no sé quién es el que está en mis brazos, solo veo sangre y un gran dolor-
-tu bien sabes que aunque este en el reino celestial de los campos de yaru, siempre te amare-
-por favor no me digas eso Theos, además nadie dice que Osiris y los 42 demonios, dirán que tu Ka no es pecador- y sonrió igual que yo, sus pupilas se dilataron con el resplandor de la luna, la verdad es que vivir sin él, para mi seria lo peor-
-lo digo, porque con poderes de ver el futuro y sin ellos, la vida y la muerte es algo muy frágil, y quiero que me prometas que aunque no esté contigo, tú seguirás luchando-
-pero yo no quiero vivir en un mundo donde tú no estás-
-Sekia- me tomo entre sus manos mi cara e hizo que lo mirara de frente-me enamore de ti cuando te vi, aun cuando eras una niña, y sabes porque?- moví la cabeza en una negativa-
-porque al platicar contigo vi que eres una guerrera, y el día de tu cumpleaños lo comprobé- me beso-
-te prometo que seguiré adelante seré tu guerrera-
-ya lo eres, pero sigue siendo la chica por la cual me enamore-
Con esto termino la plática, pues los besos de los dos fue frenético, la pasión nos quemaba como entrañas, a pesar de llevar meses de casados nuestra pasión era como desde el principio, sus manos fueron esculpiendo mi cuerpo y yo el de él, los besos fueron bajando al cuello, a la espalda.
Yo lo veía a los ojos y el también, era como reunir no solo nuestros cuerpos también era el alma, éramos uno solo, me sentó entre sus piernas y así empujo su miembro adentro de mí, no tardamos mucho para que llegáramos los dos al orgasmo, fue un quejido y suspiro a la vez, era como vivir en un mundo maravilloso y quería que durara mucho tiempo.
Nota: para los egipcios creían que la fuerza vital estaba compuesta de varios elementos psíquicos, el más importante era el Ka, que es un doble del cuerpo, acompañaba a este durante toda la vida, y después de la muerte, se separaba del cuerpo para ocupar su lugar en el reino de los muertos.










La guerrera ha nacido
Esta tarde sería la dama de compañía de la reina Berenice, ya que habría una fiesta para que se asegurara la paz entre Alejandría y Roma.
El palacio estaba adornado con flores del Nilo, la reina Berenice traía su vestido lleno de joyas y su tocado, era realmente la reina de Egipto, su belleza era cautivante, todos decían que era muy baja de estatura, pero esta noche demostraba que a pesar de su tamaño impresionaba a cualquiera.
Todos se sentaron en la mesa para disgustar la comida, los romanos usaban unas togas blancas, al parecer eran cómodas, solo habían dos personas vestidas para una batalla un pecho de cuero y una pequeña falda igual de cuero, eran altos y muy blancos, aquí la mayoría éramos morenos por el sol.
Se acomodaron en sus lugares para la cena, los romanos estaban impresionados por toda la comida que se tenía en la mesas, y los sirvientes las colocaban en frente de ellos.
La reina tomo su asiento, yo me situé atrás de ella y al ver a uno de los romanos el más alto, de ojos cafés y cabello negro tuve una visión, lo vi a él con una daga llena de sangre y diversión en su mirada, desperté de mi visión y la reina se acerco a mí.
Sekia que sucede?-
disculpe su majestad, solo me sentí un poco mareada- no había revelado mis poderes a nadie si alguien lo hubiera sabido, nunca me habría casado con Theros, pero sabía que algo andaba mal, para mi suerte traía en la pierna mi daga-
Empezaron a comer, yo tenía bien abiertos mis ojos, después de que comieron y discutieron sobre el tema de la paz entre Roma y Alejandría, salieron a los jardines, aun me encontraba cerca de la Reina, ya que yo la ayudaba con la parte de atrás de su vestido, para que no se ensuciara, el hombre al cual tuve la visión su nombre era Cesar, se acerco a la reina, y saco una daga, rápido reaccione que saque la mía, avente a la reina detrás de mí, fue tan rápido todo que la daga que yo tenía le dio en el corazón, mientras que la daga de él solo se acerco a mis costillas, pero no pudo hacer mas.
Al parecer los romanos tenían sus problemas internos y solo se hizo un pacto de paz por unos años.
Después de ese acontecimiento, la reina me mantuvo como su guardaespaldas principal para fiestas, ahora era conocida como la guerrera, no era bien visto que las sacerdotisas se convirtieran en guerreras, mi madre insiste que es gracias a la Diosa Sekhmet, yo más bien le agradecí a mi padre y tío, por formarme de esta manera.
Las cosas con la reina se estaban complicando los griegos y romanos tenían guerras territoriales, y parte de Egipto tenían estos conflictos.
Así que la reina estaba custodiada las 24 hrs, yo solo la acompañaba en las fiestas.
Una tarde Theos llego con una noticia, que su mejor amigo Plutarco llegaría a Alejandría y que tendríamos que recibirlo con una gran comida, conoció a Plutarco Dionis cuando eran niños y llevaban una amistad desde entonces, era romano, ya que Theos siempre andaba de viaje a Roma, al otro día, yo me dispuse hacer la gran comida que recibiríamos al gran amigo de mi esposo, yo aun no lo conocía, cuando me case con Theos lo menciono, y me dijo que su amigo no vendría a la boda por cuestiones familiares que el tenia, no quise indagar sobre el tema y lo deje así.
El jabalí estaba preparado con todos los manjares de frutas de la época, lo mejor de lo mejor, me vestí para la ocasión, seda del color del Nilo, y mis joyas favoritas, el maquillaje especial, cuando llego mi esposo vi su cara llena de alegría.
- Sekia estas hermosa-nos besamos-
-gracias tu igual estas guapo, a qué hora llegara tu amigo?-
- en unos momentos, esta lista la comida?-
-si amor ya esta-tocaron la puerta, mi esposo fue abrirla, era un hombre que estaba en los años treinta, ojos cafés y cara afilada, su cabello era negro y largo hasta los hombros completamente y tenía una mirada muy desafiante, alto y fornido, era un guerrero, se abrazaron y entraron hasta la sala a donde me encontraba.
-bien amigo mío te presento a mi bella esposa Sekia, y amada él es Plutarco- el me miro me dibujo lentamente con sus ojos, sonrió levanto mi mano y la beso lentamente saboreando el momento, pensé que lo hacía porque era una tradición romana, nunca había salido de Egipto y no conocía otra cultura-
-el gusto es mío, bella es tu esposa, es la pequeña niña que te cautivo cuando tenias 17?- me sonroje por el recuerdo, ellos simplemente sonrieron-
-claro que si Plutarco, te dije que regresaría a quedarme con ella- se sentaron-
-yo iré a preparar la mesa para que hablen a solas-
-que desgracia pequeña dama, su presencia hace que el lugar brille, no molesto con estas palabras verdad Theos-
-claro que no Plutarco, sé que mi esposa es bella-
-dejen de halagarme caballeros por qué no me iré y si sigo aquí no comeremos- los deje en la sala, me dispuse acomodar los platos y todo lo de la mesa, Shashenka era nuestra esclava, aunque para mí nunca lo fue, era una amiga y me ayudaba a todo lo de la casa, también teníamos a Ank el era el que nos cuidaba igual que Reth, éramos una familia, aun no podía quedar embarazada, pero a Theos no le preocupaba, ya que salía muy a menudo hacer política fuera de Alejandría.
Paso la comida, y después de eso Plutarco se quedo en Alejandría, y cuando no estaba Theos, me iba a visitar y hacia coqueteos me besaba la mano a cada rato, quería estar a solas conmigo, no quise decirle nada a Theos, sobre su amigo y su manera de querer que yo fuera a más con él.

avatar
hibari_ani


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por vickyra el Vie 16 Mar 2012 - 1:50

Gracias por lo que has escrito



avatar
vickyra


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por Cyllan el Lun 19 Mar 2012 - 16:22

Mas, mas, massssss!!! no hay mas de esta historia, me has dejado con sabor a poco. La verdad es que esta muy bien. Me ha gustado mucho la forma de narrarla y la historia promete.
Espero que pronto nos dejes seguir leyendo esta historia.
gracias por compartirla con nosotras. ¡Animo!

Cyllan


avatar
Cyllan


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por ANNA ROSE el Mar 20 Mar 2012 - 7:25

HOLA SIGO TU HISTORIA




avatar
ANNA ROSE


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por coma el Miér 21 Mar 2012 - 0:15

Felicidades por animarte con esta historia. La espero.
avatar
coma


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por hibari_ani el Miér 18 Abr 2012 - 19:56

hola chiks antes dq me linchen y con razon esq no he tenido inter jeje y las vak q se atravesarn no me dejaron peo paq vean jeje aqi les dejo cn mas jeje




La guerrera ha nacido

Esta tarde sería la dama de compañía de la reina Berenice, ya que habría una fiesta para que se asegurara la paz entre Alejandría y Roma.

El palacio estaba adornado con flores del Nilo, la reina Berenice traía su vestido lleno de joyas y su tocado, era realmente la reina de Egipto, su belleza era cautivante, todos decían que era muy baja de estatura, pero esta noche demostraba que a pesar de su tamaño impresionaba a cualquiera.

Todos se sentaron en la mesa para disgustar la comida, los romanos usaban unas togas blancas, al parecer eran cómodas, solo habían dos personas vestidas para una batalla un pecho de cuero y una pequeña falda igual de cuero, eran altos y muy blancos, aquí la mayoría éramos morenos por el sol.

Se acomodaron en sus lugares para la cena, los romanos estaban impresionados por toda la comida que se tenía en la mesas, y los sirvientes las colocaban en frente de ellos.

La reina tomo su asiento, yo me situé atrás de ella y al ver a uno de los romanos el más alto, de ojos cafés y cabello negro tuve una visión, lo vi a él con una daga llena de sangre y diversión en su mirada, desperté de mi visión y la reina se acerco a mí.

Sekia que sucede?-

disculpe su majestad, solo me sentí un poco mareada- no había revelado mis poderes a nadie si alguien lo hubiera sabido, nunca me habría casado con Theros, pero sabía que algo andaba mal, para mi suerte traía en la pierna mi daga-

Empezaron a comer, yo tenía bien abiertos mis ojos, después de que comieron y discutieron sobre el tema de la paz entre Roma y Alejandría, salieron a los jardines, aun me encontraba cerca de la Reina, ya que yo la ayudaba con la parte de atrás de su vestido, para que no se ensuciara, el hombre al cual tuve la visión su nombre era Cesar, se acerco a la reina, y saco una daga, rápido reaccione que saque la mía, avente a la reina detrás de mí, fue tan rápido todo que la daga que yo tenía le dio en el corazón, mientras que la daga de él solo se acerco a mis costillas, pero no pudo hacer mas.

Al parecer los romanos tenían sus problemas internos y solo se hizo un pacto de paz por unos años.

Después de ese acontecimiento, la reina me mantuvo como su guardaespaldas principal para fiestas, ahora era conocida como la guerrera, no era bien visto que las sacerdotisas se convirtieran en guerreras, mi madre insiste que es gracias a la Diosa Sekhmet, yo más bien le agradecí a mi padre y tío, por formarme de esta manera.

Las cosas con la reina se estaban complicando los griegos y romanos tenían guerras territoriales, y parte de Egipto tenían estos conflictos.

Así que la reina estaba custodiada las 24 hrs, yo solo la acompañaba en las fiestas.

Una tarde Theos llego con una noticia, que su mejor amigo Plutarco llegaría a Alejandría y que tendríamos que recibirlo con una gran comida, conoció a Plutarco Dionis cuando eran niños y llevaban una amistad desde entonces, era romano, ya que Theos siempre andaba de viaje a Roma, al otro día, yo me dispuse hacer la gran comida que recibiríamos al gran amigo de mi esposo, yo aun no lo conocía, cuando me case con Theos lo menciono, y me dijo que su amigo no vendría a la boda por cuestiones familiares que el tenia, no quise indagar sobre el tema y lo deje así.

El jabalí estaba preparado con todos los manjares de frutas de la época, lo mejor de lo mejor, me vestí para la ocasión, seda del color del Nilo, y mis joyas favoritas, el maquillaje especial, cuando llego mi esposo vi su cara llena de alegría.

- Sekia estas hermosa-nos besamos-

-gracias tu igual estas guapo, a qué hora llegara tu amigo?-

- en unos momentos, esta lista la comida?-

-si amor ya esta-tocaron la puerta, mi esposo fue abrirla, era un hombre que estaba en los años treinta, ojos cafés y cara afilada, su cabello era negro y largo hasta los hombros completamente y tenía una mirada muy desafiante, alto y fornido, era un guerrero, se abrazaron y entraron hasta la sala a donde me encontraba.

-bien amigo mío te presento a mi bella esposa Sekia, y amada él es Plutarco- el me miro me dibujo lentamente con sus ojos, sonrió levanto mi mano y la beso lentamente saboreando el momento, pensé que lo hacía porque era una tradición romana, nunca había salido de Egipto y no conocía otra cultura-

-el gusto es mío, bella es tu esposa, es la pequeña niña que te cautivo cuando tenias 17?- me sonroje por el recuerdo, ellos simplemente sonrieron-

-claro que si Plutarco, te dije que regresaría a quedarme con ella- se sentaron-

-yo iré a preparar la mesa para que hablen a solas-

-que desgracia pequeña dama, su presencia hace que el lugar brille, no molesto con estas palabras verdad Theos-

-claro que no Plutarco, sé que mi esposa es bella-

-dejen de halagarme caballeros por qué no me iré y si sigo aquí no comeremos- los deje en la sala, me dispuse acomodar los platos y todo lo de la mesa, Shashenka era nuestra esclava, aunque para mí nunca lo fue, era una amiga y me ayudaba a todo lo de la casa, también teníamos a Ank el era el que nos cuidaba igual que Reth, éramos una familia, aun no podía quedar embarazada, pero a Theos no le preocupaba, ya que salía muy a menudo hacer política fuera de Alejandría.

Paso la comida, y después de eso Plutarco se quedo en Alejandría, y cuando no estaba Theos, me iba a visitar y hacia coqueteos me besaba la mano a cada rato, quería estar a solas conmigo, no quise decirle nada a Theos, sobre su amigo y su manera de querer que yo fuera a más con él.




El mal se presenta

Me encontraba dentro de mi casa tocaron la puerta y Ank abrió la puerta, Shashenka no estaba pues fue a comprar, Reth estaba con Theos, en Galicia.

No fue sorpresa que el de la puerta fuera Plutarco.

-señora es el señor Plutarco-

-ya voy-

-Sekia, hermosa egipcia- me beso la mano-

-Plutarco, disculpe pero Theos no se encuentra- él se acerco a mí y me tomo de las manos- lo sé- dijo el acercándose más a mí, yo me fui hacia atrás- entonces que es lo que quiere?- él se rio y me diviso de arriba para abajo- se que te gusto y tu a mí, porque no la pasamos bien?-

-usted está mal yo amo a Theos, jamás estaría con otro-

-por favor, todas las mujeres son iguales, así que por qué no me das un beso? Además tu crees que Theos está en viaje de trabajo?- que intentaba decirme?,me tenia acorralada, así que grite a Ank lo más fuerte posible, pero mientras tanto Plutarco se acercaba a mi no tenia salida, llego a mi cara y la acaricio como una serpiente-

-Sekia, Theos tiene otra mujer su nombre es Juliana, está en Grecia tiene un niño recién nacido, el no te merece yo te tratare como a una reina, lo único que quiero es tenerte entre mis brazos, eres una mal nacida, pues me embrujaste con tus ojos grises- de la cara me agarro muy fuerte y me beso, sentía un miedo increíble, pero ahora sabía que mi vida pendía de un hilo, recordé que tenia la daga- tonta de mi- cuando tienes miedo no vez las cosas con claridad y no recuerdas nada, tome la daga de mi pierna cuando aun Plutarco vociferaba algo de que nadie lo sabría, yo por lo tanto saque la daga, y le hice un corte a su brazo, el grito-

-maldita mal nacida-

-no te me acerques- él se rio-

-eso es, no me gustan las cosas fáciles- se acerco a mí de nuevo, y lo único que hice fue darle con la daga a su cara, la sangre salió de su cachete al parecer también le había dado en el ojo, gritó de nuevo-me las pagaras mal nacida-a pesar de su herida el me agarro de mi tobillo y no me dejaba ir le pegaba lo más fuerte que podía a su tobillo y seguía gritando que me moriría- me las pagaras maldita¡- como no me dejaba ir y sentía mucho miedo lo único que se me ocurrió fue enterrarle mi daga en su corazón cuando estaba a punto de eso llego Ank y vio la escena, golpeo a Plutarco el me soltó mi tobillo y luego Ank me llevo a fuera y saco a Plutarco a la calle, me tranquilizo y pidió disculpas por no llegar a tiempo, yo agradecí que el llegara antes de que lo hubiera matado.








El festival

Theos llego en la noche, se había enterado de lo sucedido y regreso antes.Recorde lo que me dijo Plutarco, pero seguro era mentira todo lo que me dijo no le crei y preferí no decirle nada a Theos.

-Sekia, voy a matarlo-

-no lo hagas, pagaremos muy caro el asunto te pondrán como esclavo-

-no puedo creer que mi disque amigo, fue capaz de tal cosa… intentar seducirte y desprestigiarte-

-Theos, no volverá, déjalo pasar por favor…- el vio mis lagrimas y prometió que no le haría nada-

Paso una temporada después de ese incidente, Theos aun le molestaba el hecho de su amigo quisiera abusar de mi no lo hemos visto desde entonces, aun tengo clava la espinita de la mujer Griega, sabía que Theos me amaba mucho, pero sus salidas eran muy frecuentes, pero no me preocuparía pues esta noche era el comienzo de la “Bella Fiesta del Valle“.

En esa oportunidad, la figura del Dios Amónes sacada en andas sobre un trono procesional hasta la orilla del ríoNilo. Una vez sobre su barca fluvial, el Dios cruza a la orilla occidental a visitar la necrópolis y templos funerarios de los reyes.

Durante el camino, el pueblo canta y baila, arroja flores y ofrece comida que, una vez “bendecida“ por el contacto con la figura de Amón, es entregada a las familias de los difuntos.

Esta es una fiesta de reencuentro entre los vivos y los muertos. Los que lloran la pérdida y los que gozan alegremente con la presencia cercana del Dios Amón.

Yo me encontrare con mi familia, mi madre estará en el templo preparando a nuestra deidad Amón, mi padre y tío, cerca del rio Nilo esperando, mientras que Theos estaría con los demás rejentes , yo estaría con la Reina Berenice, tal como pensé ella era bellísima con todo y las joyas tan brillantes.

Hoy era un día donde festejaríamos de la mejor manera, todos estábamos en nuestros sitios, la gente bailaba, los niños reían, aunque yo me sentía incomoda presentía que algo malo iba a pasar, apenas ayer había tenido el sueño que siempre me atormentaba el cual veía sangre en mis manos un profundo dolor, pero ahora escuche gritos demasiados, al parecer ya no era solo la persona de mis brazos era el de mucha más gente.

Pero me concentre en la festividad, mi esposo estaba muy alegre con los demás regentes y ahí estaban con él mi padre y tío, Theos me miro y sonrió, yo también hice lo mismo, el era el único que hace que mi corazón se acelere, mi respiración se entrecorte, era un sueño hecho realidad para mí.

Mi querida madre Sis era radiante y hermosa como sacerdotisa, al mirarla a los ojos cambio el instante y la vi ella gritando y todos los demás que estaban en esta festividad sollozando, gritando y con mucha sangre y al frente de mi aparecía Sehkmet, era de delgada, solo se podía ver su cabello dorado igual que su vestimenta, sus ojos se me hicieron muy conocidos, grises y a la vez negros, me tomo de mi cara y dijo- se fuerte hija mía- y sin más mi visión desapareció encontrándome con alegría y paz, que había pasado? .
avatar
hibari_ani


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La Diosa Egipcia (18+)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.