Bienvenido Usuari@!
No estás conectad@, por favor CONÉCTATE o REGISTRATE pinchando en este cuadro.

La princesa de los espejos

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por atenea el Jue 22 Sep 2011 - 23:03

ohh me encantó
ya quiero más :suplica: :liindo:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por nathy el Vie 23 Sep 2011 - 8:15

me ha encantado ya quería leer el cap. Para cuando el otro estoy super enganchada a la historia
nathy


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por karu el Jue 6 Oct 2011 - 12:56

Capitulo 13


No podía creer lo que mis ojos estaban viendo.

-Oh por dios… ¡LUNA! – grite mientras salía corriendo hacia Luna que se encontraba tirada en el suelo.

- ¡Maldición! – murmuro Aydam

Luna estaba inconciente, y había sangre… mis sentidos de vampiro la sintieron antes de que mis ojos la vieran…

- Lu… por favor reacciona…- suplique mientras le acariciaba el pelo… estaba tan pálida.

- Xia hazte a un lado y déjame revisarla – me pidió Aydam.

- ¿Qué te hicieron amiga?- susurre llorando mientras me hacia a un lado para que Aydam la viera…

Aydam se agacho junto a mí, y tomo su pulso mientras miraba la pequeña herida en su cuello.

- Tiene pulso, es débil… pero esta ahí.

- Oh gracias a Dios- dije contenta de que mi amiga no estuviera muerta, pero aun así estaba muy preocupada por su estado- …. ¿Se…se va a poner bien? - Pregunte mientras lo miraba a la cara.

- Si – me aseguro mientras me secaba las lágrimas tiernamente.

- ¿Qué fue lo que paso? – Pregunte – Avery nos dijo que estaba con un hada, pero nos mintió, Luna fue atacada por un vampiro…

- Esto lo hizo un hada.

Sus palabras me dejaron muy desconcertada. Eso no era posible…

- Aydam tiene marcas en el cuello, gotas de sangre… esto es obra de un vampiro.

- Parece que hay muchas cosas que todavía no conoces de nuestro mundo.

- Podrías explicarme por favor…. – le suplique mientras seguía acariciando suavemente el pelo de Luna que todavía seguía inconsciente…

- Las hadas de cierto modo están familiarizadas con los vampiros. La única diferencia que hay entre un hada y un vampiro a parte de su leve diferencia en su esencia… es que las hadas necesitan alimentarse directamente de la fuente.

- ¿Es decir que la esencia de las hadas y de los vampiros es parecida? ¿Y como es eso de que las hadas beben sangre?

- Su esencia es parecida pero aun así se puede distinguir. Los vampiros no son las únicas criaturas que viven gracias a la sangre, las hadas también lo hacen. La única diferencia es que los vampiros pueden alimentarse de bolsas de sangre, y las hadas no. Las hadas necesitan alimentarse directamente de las personas, ya que la sangre en una bolsa no es la misma que la que tiene la persona en si.

- No entiendo- dije confusa

- Las hadas necesitan más energía vital para sobrevivir que los vampiros. Y esta energía solo la consiguen si toman directamente de los humanos, ya que cuando la sangre es extraída y puesta en una bolsa pierde esa energía vital que es necesaria para la sobrevivencia de las hadas. Por tal motivo las hadas si o si necesitan tomar directamente de una persona. Aunque tienen prohibido matar, al igual que todas las otras criaturas.

Simplemente no podía creer lo que Aydam me estaba contando… ¿Hadas que beben sangre? Esto parece una broma… simplemente no puede ser posible….

- Simplemente no puedo creer lo que me estas contacto. Se que me dices la verdad, pero realmente me cuesta creerlo… ¿Hadas que beben sangre? Eso simplemente es raro….

- En realidad no lo es. Para ti es raro porque fuiste criada por una humana, no sabes nada de nuestro mundo, y solo te dejas guiar por mitos, leyendas, películas… pero esta es la realidad. Se que esto debe de ser muy duro para ti… encontrarte con tantos sucesos sobrenaturales de golpe, y saber tanta información… pero lamento decirte que esta es la realidad Xia… este es nuestro mundo. El mundo en el que creías vivir ya no existe, y nunca va a volver a ser lo mismo…

- Yo no quiero ser parte de este mundo…- dije angustiada…

- Lo se… pero naciste así, y quieras o no… eres parte de este mundo.

Nos quedamos un rato en silencio, hasta que comencé a notar que Luna estaba recobrando la conciencia lentamente…

- Lu… ¿me escuchas?

Poco a poco Luna fue abriendo sus ojos. Se la notaba muy desconcertada y perdida… ¿Quién no estaría así después de sufrir el ataque de un hada vampiro?

-…¿Xia?...- pregunto con la voz ronca.

- Si, amiga soy yo. Aquí estoy… tranquila.

- Oh dios Xia… me alegro que estés bien – dijo con los ojos llorosos- …él…él me dijo que te iban a hacer cosas… cosas muy feas…

- Tranquila… estoy bien. Nadie me hizo nada.

Lentamente Luna se fue sentando, y una vez que estuvo a mi altura se abalanzo sobre mi con un fuerte abrazo…

- Lo siento- dijo llorando- yo no sabia nada… Xia te juro que no sabía nada. Kevin me uso… él…

- Shhh, lo se… se que no tuviste nada que ver en esto. Tranquila….- dije suavemente para reconfortarla. Yo sabia que ella no podía estar metida en esto, siempre lo supe. Y me dolía mucho verla de esta manera.

Cuando encuentre al desgraciado de Kevin y a su amiguito Ayd… les voy a desgarrar la garganta… malditos…

Luna se aparto un poco de mi… para poder mirarme a la cara…

- ¿Realmente me crees? ¿Crees que no tuve nada que ver en esto?- pregunto con la mirada rota… estaba destruida…

- Luna no tienes ni que preguntar eso. Somos amigas desde toda la vida, te conozco lo suficiente, se que nunca harías una cosa así. Por supuesto que te creo.

Le asegure con toda la confianza que le tenía reflejada en mi voz.

- ¿Tu sabias lo que él era? – pregunto Aydam

Me había olvidado completamente que el estaba en el cuarto. Y al parecer no era la única porque Luna tampoco había notado su presencia.

- ¿Tu quien eres? – pregunto Luna

- Responde mi pregunta mujer… ¿Acaso sabias lo que él era?- pregunto abruptamente.

- Por dios Aydam… cálmate. Acaba de recibir un shock enorme y tu hablándole de esa manera…- le dije enfadada

Aydam me miro apenado

- Lo siento, pero necesito saber la respuesta…

¿Por qué demonios actuaba de esa manera? ¿Qué diferencia había si Luna sabia o no que su exnovio era un hada…? Digo exnovio… porque ninguna mujer en su sano juicio estaría junto a alguien que trata da matarla y casi la deja seca…Así que por lógica Kevin ya era su ex…

- ¿Quién es el?- me pregunto Luna confusa…

- Yo soy el que le salvo la vida a tu amiga… mientras un demonio trataba de secuestrarla y lastimarla…- respondió Aydam

- Oh por dios… ¿Estas bien?

- ¡AYDAM! Te acabo de decir que sufrió un shock enorme y tu tienes que mencionar ese incidente ahora- le regañe

Esta vez no se lo notaba para nada apenado, parecía indiferente.

- Si Lu… estoy bien. Nada me paso.

- Algo en todo esto es muy raro…- comento Aydam mientras miraba a Luna de una manera muy extraña…

- ¡AYDAM BASTA!

-… te sobresaltas al saber que Xia pudo haber sido secuestrada… pero no te afecta ni un poco la palabra “demonio”…

Mierda. Eso tenia sentido, y era verdad… pero Luna jamás me traicionaría…¿O si?

- Yo sabía lo que eran- confeso Luna apartando la mirada con culpabilidad.

Esas palabras fueron como un balde de agua helada en mi cara…

No es posible…ella jamás me traicionaría…


- ¿Por qué no me dijiste nada? – Le pregunte enojada…

Luna volvió a mirarme a la cara… con dolor y ¿Enojo?... ¿Estaba enojada?

- ¿Y tu cuando pensabas decirme que eres mitad vampiro?

Oh por dios….

-¿Cómo… como demonios sabes eso?

- Kevin me lo dijo. Al principio no le creí, pero después empecé a notar ciertas actitudes tuyas que no eran del todo normales. Esa fuerza que tienes no es normal. Una mujer de tu tamaño y peso jamás podría derribar a hombres que triplican tu tamaño, eso simplemente es imposible. Después note que casi no comías… y Kevin me explico lo de tu sed de sangre, que en cualquier momento iba a despertar. ¿Cuándo pensabas contarme eso? Pensé que éramos amigas….

No podía hablar… simplemente estaba shockeada. Esto era demasiado para mi…

Me levante como pude y me aleje de Luna…

- No puedo creer que me hayas hecho una cosa así… jamás dude de ti ni un segundo. Y la manera en la que me traicionaste… ¡Y ENSIMA ME CULPAS A MI! ¿POR QUE NUNCA TE CONTE LO QUE ERA? RECIÉN HOY ME ENTERE DE ESTO… Y NI TE IMAGINAS EL DÍA DE MIERDA QUE TUVE QUE PASAR… Y AHORA ESTO… ESTO YA ES DEMASIADO…

Mis lágrimas comenzaron a caer nuevamente, hoy era el día de “La llorona”, no pare de llorar en todo el día…

Estaba cansada. Todo esto ya era demasiado.

- Xia…- Aydam se acerco lentamente a mi… y me atrajo a sus brazos.

Al principio me resistí, pero después simplemente me deje llevar. Y llore en sus brazos…

- Shhh...tranquila princesa.

No se cuanto tiempo estuve en los brazos de Aydam llorando pero era algo que realmente necesitaba.

Me separe un poco de Aydam, lo mire a la cara y vi tanto amor reflejado en su mirada que hizo que mi corazón comenzara a latir a mil.

Al menos algo bueno salio de todo esto…

Me puse de puntillas y le di un tierno beso.

- Gracias- le susurre al oído.

A todo esto Luna se encontraba de pie apoyada contra una pared, y nos estaba mirando con una mirada muy extraña…

Al menos ya me sentía preparada para enfrentar a mi ex amiga….

- ¿Quieres saber por que no te dije nada de lo que era? POR QUE NO LO SABIA, RECIÉN AYER EN MI PROPIO CUMPLEAÑOS ME ENTERE DE TODO. Y NO TE PUEDES NI IMAGINAR POR TODO LO QUE TUVE QUE PASAR. PENSÉ QUE EL SALIR CONTIGO ESTA NOCHE IBA A SER UNA BUENA IDEA… PERO AHORA ME DOY CUENTA DE EL ERROR QUE COMETI…

Luna estaba a punto de hablar, pero esta vez era mi turno de hablar…

- NO, NO DIGAS NI UNA SOLA PALABRA. AHORA ES MI TURNO DE HABLAR Y TU ME VAS A ESCUCHAR.

-…. SALI CONTIGO PORQUE PENSÉ QUE SERIA LINDO DESPEJARME DESPUÉS DE TODO LO QUE ME ENTERE, Y DE TODO LO QUE PASE. SABER QUE MI PADRE Y MI HERMANO SON VAMPIROS O ERAN COMO EN EL CASO DE MI DIFUNTO PADRE… FUE REALMENTE UN SHOCK PARA MI, PERO ESO NO ES NADA COMPARADO CON EL MALDITO DON QUE ME TOCO…

- ¿De que estas hablando? – pregunto Aydam confuso

- SEGURO TU SABRAS QUE CADA UNO DE LOS VAMPIROS TIENE UN “DON” O UNA HABILIDAD ÚNICA, O COMO QUIERA QUE SE LLAME… LA MÍA ES ALGO REALMENTE EXTRAÑO. TOQUE UNA CADENITA QUE ESTABA TIRADA EN EL PISO Y DE GOLPE ESTABA EN OTRA PARTE, OBSERVANDO COMO MATABAN A UNA POBRE CHICA… MIENTRAS SENTÍA SU MUERTE… SU DOLOR FUE MI DOLOR…

- ¿Estas diciendo que al agarrar esta cadenita pudiste ver como murió esta joven?

- NO SOLO PUDE VER SU MUERTE… ¡TAMBIÉN LA SENTÍ! SENTÍ SU DOLOR, ES COMO SI ME HUBIERAN MATADO A MI EN LUGAR DE A ELLA…

- Eso si es raro…- susurro Aydam.

- ¿NO, ENCERIO? WOOW QUE DESCUBRIMIENTO – dije sarcásticamente. Se que estaba siendo injusta al desquitarme con Aydam después de todo lo que hizo por mi, pero no podía controlarme… - Y AHORA TU…- le dije a Luna mientras la miraba- JAMAS CREI QUE ME TRAICIONARIAS COMO LO HICISTE. ME TENDISTE UNA TRAMPA… ME HICISTE VENIR ACA PARA…

- ¡ALTO! – Grito Luna enojada - ¿Terminaste con tu discurso? Ahora es mi turno de hablar…

-… yo sabia lo que eran, eso es verdad. Kevin me dijo que era un hada, al principio no le creí pero después me demostró que decía la verdad, y Ayd era un demonio. Cuando me empezaron a contar sobre ti simplemente no podía creerlo, pero después de ver que mi novio era un hada deje mi mente mas abierta y considere la idea de que tu tampoco eras humana. Kevin me dijo que quería conocerte, que el te iba a ayudar con todo esto. ME JURO QUE TE IBA A AYUDAR, QUE POR ESO TE QUERÍAN CONOCER… PERO YO JAMAS SUPE SUS VERDADERAS INTENCIONES HASTA HOY… CUANDO SUBIMOS AQUÍ… EL ME ATACO. Y MIENTRAS LO HACIA ME DIJO LA VERDAD, QUE ELLOS NO TENÍAN NINGUN INTERES EN AYUDARTE, QUE LES HABÍAN PAGADO PARA SECUESTRARTE, Y QUE ANTES DE ESO PENSABAN DIVERTIRSE CONTIGO. TIENES QUE CREERME XIA, ES VERDAD YO SABIA LO QUE ERAN, PERO SI YO HUBIERA SABIDO DESDE UN PRINCIPIO LO QUE ELLOS PENSABAN HACER CONTIGO JAMAS TE HABRIA TRAIDO AQUÍ… YO CONFIE EN KEVIN… Y ASÍ ME FUE…

-¿Tu realmente no sabias nada de lo que ellos planeaban hacer conmigo? – pregunte con la esperanza de que todo lo que me había dicho sea verdad, que mi amiga nunca seria capaz de traicionarme…

- Xia… nosotras podemos tener nuestras diferencias, pero tu eres como mi hermana. Yo jamás haría algo que pudiera lastimarte… tienes que creerme…- dijo con los ojos rojos de tanto llorar.

- Te creo – le dije y fui a abrazarla.

Antes de que Aydam dijera algo me di la vuelta y le iba a decir algo…

Pero al verlo que estaba sonriendo… simplemente no pude articular ni una sola palabra… que lindo era… pero ¿Por qué demonios estaba sonriendo?

- ¿Por qué sonríes? – le pregunte

- Por que me alegra saber que no te equivocaste en confiar en tu amiga, me alegra verte bien. Se lo que es perder a un amigo por una traición, y nunca habría querido que tuvieras que pasar por algo así. Es algo irónico, porque es la primera vez que estoy contento de haberme equivocado con algo… en este caso con tu amiga.

- Estaba a punto de regañarte y decirte que no dijeras nada más en contra de Luna, pero realmente me sorprendes… - le dije mientras le devolvía la sonrisa.

- ¿Cómo estas?- le pregunte a Luna, ya que había perdido mucha sangre, y todavía seguía pálida y débil.

- Bien… me siento un poco mareada…

- Tienes que comer algo – dijo Aydam- Eso hará que recuperes un poco de la fuerza que perdiste con la perdida de sangre… Iré a buscarte algo para comer.

Aydam se dio la vuelta y estaba a punto de marcharse…

Pero nuevamente el ser impulsiva me hizo pararme, y apresurarme a alcanzarlo…

- Aydam….

El se dio la vuelta y obviamente no esperaba esto…

Me abalance a sus brazos y lo bese tiernamente…

- Gracias por todo…- le dije después de besarlo

- Wow… si de esta forma es la manera en la que me vas a agradecer solo por ir a buscar algo de comida, creo que iré a buscar comida mas seguido- dijo con su típica sonrisa de arrogancia..

Lo golpee no muy fuerte en el hombro

- Sabes a que me refiero…

- Lo se- me contesto con una sonrisa

Y luego se marcho para buscar algo para que Luna comiera.

Cuando me acerque a mi amiga esta me estaba mirando muy entretenidamente…

- Ahora quiero que me cuentes todo acerca de este Aydam…

En el tiempo que le llevo a Aydam ir por algo de comida le pude contar todo lo que había ocurrido con Aydam. Le conté lo del ataque de Raydmon, como Aydam me había salvado, cuando me beso… obviamente me saltee algunos detalles, pero en fin, le conté lo mas importante.

- Wow…yo también quiero un protector así – dijo Luna con una sonrisa

- Lo se... es hermoso, y no solo físicamente, sino también como persona. Se que lo conozco muy poco pero puedo notar que tiene buenos sentimientos, aunque a veces los esconda en ese papel de “Chico malo”… pero conmigo es diferente, pude sentir su soledad. El ha sufrido mucho, eso lo se… no me preguntes como lo se... porque la verdad no se, pero simplemente se que ha sufrido… y me encantaría poder borrar todo ese dolor que tiene enterrado en el. Quiero darle el cariño que al parecer nunca sintió, quiero que sepa lo que es sentirse querido, que no esta solo…

- Eres demasiado buena Xia…

- No, no lo soy. Y esto no tiene nada que ver con bondad, lo que siento por Aydam es algo diferente. Nunca sentí nada así por nadie. Se que va a sonar algo medio loco, pero siento como que es “mío”… se que sueno como una loca posesiva, pero así es como me siento. Siento que el es mío y yo soy suya…

- Que romántico- dijo Luna con una triste sonrisa en su rostro. De seguro estaba pensando en Kevin…

- Luna… ¿Cómo estas llevando todo esto?- pregunte con cautela

- Lo mejor que puedo Xi. No es fácil aceptar que tu novio ha intentado matarte, que te ha traicionado y ha tratado de secuestrar y lastimar a tu mejor amiga. Es algo duro. Pero no es nada que no pueda manejar con el tiempo. Sabes que me he enfrentado a cosas peores… estoy acostumbrada a sufrir.

- Lu, no digas eso… Kevin era un idiota, pero ya vas a encontrar a alguien que realmente te merezca. Lo se….

- Ojala Xi, ojala. Pero ya estoy perdiendo las esperanzas.

En ese momento entro Aydam con una caja de pizza…

Se acerco a nosotras y nos entrego la caja, Luna inmediatamente comenzó a atacar la pizza, en cambio yo no tenia hambre… todo esto me había cerrado el apetito. O por lo menos no tenía hambre de comida…

Una vez que Luna termino de comer, Aydam se ofreció a llevarnos a mi casa. Luna se negaba ya que habíamos venido en su auto, pero Aydam nos aseguro que para mañana a la mañana el auto estaría en la entrada de mi casa.

Fuimos el resto del viaje en silencio. Una vez que llegamos a mi casa Luna fue la primera en bajar, y me espero en la entrada.

Aydam y yo nos quedamos solos en el auto.

- Gracias por todo lo que hiciste por mi y por Luna esta noche.

- No tienes nada que agradecerme…

- Si lo se… ya me lo dijiste, es tu deber protegerme – dije con un tono un poco melancólico, ya que me habría gustado que lo hiciera porque lo sentía y no porque alguien se lo había ordenado.

Aydam me tomo de la cara y me giro para que lo mirara…

- Aunque no tuviera como orden protegerte, lo habría hecho de todas formas. Tu eres demasiado importante para mi… aun no se porque… pero se con seguridad que no podría vivir en un mundo en el cual no estés…

Me acerque y lo bese. Nos estuvimos besando un rato. Cuando por fin nos separamos Aydam hablo nuevamente…

- Se que tu amiga sufrió por un gran shock, por eso decidí no preguntarle mas nada. Pero es importante que tu hables con ella cuando puedas, necesitamos saber quienes contrataron a Kevin y Raydmon para que te secuestren, tenemos que saber quienes son y porque. Y sobre lo que dijiste de tu habilidad, la verdad es que es realmente rara. Por ese mismo motivo no puedes decírselo a nadie, si mis sospechas son correctas, puede que los que te quieren sean por tu habilidad, por eso mismo por tu propia seguridad nadie mas tiene que saber que puedes hacer eso… ¿Quiénes mas saben acerca de esto?

- Solo mi mama, mi hermano… Luna y tu.

- ¿Nadie mas lo sabe?

- Oh si… mi hermano le pidió a un amigo que es de su confianza que averiguara lo que pudiera sobre los media sangre, y le contó de mi habilidad…

- ¿Y esta persona es de confianza?

- Liam confía en el, y si Liam confía en el… por algo es.

- Esta bien… y otra cosa… tengo que pedirte un favor…

- ¿Cuál?

- Tienes que mantener en secreto el hecho de que nos conocemos…

- ¿Por qué?

- Porque tu no dejas de ser un vampiro y yo un demonio, y no creo que tu familia me acepte, además que podría ocasionarte muchos problemas…

- Ellos te aceptaran cuando te conozcan como yo lo hago… lo se- le dije con una tierna sonrisa mientras le acariciaba la cara…

- Lo mejor por ahora es mantenerlo en secreto… solo por ahora.

- Esta bien, no diré nada.

- Es solo por ahora…

- Lo se…

- Y voy a tratar de averiguar todo lo que pueda acerca de tu habilidad… no voy a dejar que pases por esto tu sola.

- ¿Quieres saber que es lo mejor que me paso hasta ahora?

La pregunta lo desconcertó…

- No entiendo como puede haber algo bueno que te haya pasado. Casi te secuestran, casi matan a tu mejor amiga, descubres que eres parte de un mundo que hasta hace unas horas no sabias que existía… es demasiado para asimilar, y tu lo estas llevando excelente…

- Lo mejor que me paso hasta ahora fue el haberte conocido… - le dije y lo bese nuevamente -…eres lo mejor que me paso hasta ahora…

- Tu también eres lo mejor que me paso en toda mi vida.

Sus palabras me hicieron sentir realmente especial… no podía parar de sonreír como una estupida….

- ….creo que es hora de que entre en casa, Luna se debe estar congelando allí afuera…

- Si, ve con tu amiga, y descansa. Lo necesitas.

Abrí la puerta del coche y me baje, justo cuando lo hice me acorde de algo…

- ¿Cómo voy a seguir en contacto contigo? ¿Me das tu teléfono o algo?

Aydam se puso a buscar algo en el asiento trasero del coche. Cuando por fin encontró lo que buscaba me lo dio…

- Aydam… cuando te pedí el teléfono me refería al numero, no a TU teléfono…- le dije sarcásticamente mientras le mostraba el celular que me había dado…

Aydam me sonrío con esa linda sonrisa que siempre tiene…

- Lo se, y te entendí. Pero lo mejor es que tú tengas ese teléfono. Mi número esta guardado. Trata que nadie sepa de ese teléfono. Para cualquier cosa que necesites no dudes en llamarme, no importa la hora…

- Todo esto es tan… SECRETO… parece de espías… lo único que falta que me digas que después de usar el teléfono este se autodestruirá solo…

- Justo eso estaba por decirte… que solo puedes hacer una sola llamada y después tienes que tirar el teléfono, este se autodestruirá…

- Oh mierda…- dite atónita

- Es broma…- dijo mientras se reía -…cuanta imaginación tienes…eres hermosa.

Ese comentario me hizo sonrojar, y eso provoco que Aydam se riera nuevamente.

-Entonces si quiero contactar contigo… ¿te llamo desde este móvil?

- Exacto…

- Esta bien… y Aydam nuevamente gracias por todo.

- Nos vemos princesa…

Y con esto último se fue.








♥:










karu


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por atenea el Jue 6 Oct 2011 - 16:19

gracias por el cap
ya quiero más :suplica: :liindo:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por karu el Jue 8 Dic 2011 - 2:46

Capítulo 14

- Por favor, por favor, por favor, que todo haya sido un sueño, que todo haya sido un sueño… dime que fue un sueño- susurre mientras escondía mi cara entre las almohadas.

- Todo fue un sueño.

Me levante deprisa y aparte las almohadas a un costado para mirar a Luna;

- ¿De verdad?-

- No

- Lo sabia – susurre mientras me tiraba en mi cama para esconderme nuevamente entre las sabanas…

- Xi… no entiendo de que te quejas, yo tendría que ser la que se estuviera quejando en estos momentos por todos los problemas que ocasione, no tu...

Me levante nuevamente, y me senté en la cama, mientras recordaba todos los sucesos de la noche anterior…

- Luna no me estoy quejando… todo lo contrario. No puedo creer que encontré al amor de mi vida en “El Infierno”… - al escuchar el nombre del club salir de mis labios hice una mueca-… eso sonó horrible ¿No lo crees?... me imagino dentro de unos años cuando mis hijos me pregunten, porque obviamente quiero tener hijos y quiero mínimo tres… una nena y dos varones… pero eso es irrelevante, el punto es que… Lu imagínate la situación; yo con mis tres pequeños... y ellos vienen y me preguntan “Mami ¿Cómo conociste a papi?” y yo les responda “Era la noche de mi cumpleaños, el día que descubrí la verdad sobre mis raíces, fui a festejar con su tía Luna al Club El Infierno, y justo en el momento en el que un loco demonio trataba de secuestrarme apareció el sexy de su padre y me rescato, y cuando lo mire fijamente a esos hermosos ojos verdes… fue cuando supe que el era el amor de mi vida, el futuro padre de mis hijos…

Esos perfectos ojos verdes, esos labios tan dulces y tentadores… sus firmes y duros brazos pero a la vez tan suaves cuando me sostenía…

Estaba tan perdida soñando… hasta que la risa de Luna interrumpió mis pensamientos…

- Por Dios Xia… para un poco, que imaginación que tienes…

- Soñar no cuesta nada- le dije con una sonrisa arrogante que ocasiono que Luna me tirara con una de las almohadas. Como tiene tan buena puntería está fue a parar justo a mi cara y ambas comenzamos a reír…

- Pero ese no es el peor problema…- susurre gimoteando

-¿Y entonces cual es el problema?

- Es un demonio. Un demonio fue el que mato a mi padre, Liam los odia… son los enemigos naturales de los vampiros… ¿Cómo voy a hacer que mi familia lo acepte? Va a ser algo imposible…

- Xi… no quiero ser negativa ni aguafiestas, pero ¿No crees que estas yendo demasiado rápido? Estas apresurando las cosas, apenas lo conoces…capas que lo que sientes por Aydam es solo un enamoramiento pasajero porque hay que reconocer que es muy atractivo, y capas que eso fue lo que te flecho. Apenas lo conoces amiga…

- Si, se que apenas lo conozco. Pero te puedo asegurar que lo que sea que hay entre Aydam y yo no es un simple enamoramiento, o un capricho. Lo que nos pasa es algo mucho mas profundo, algo que no podría explicarte con palabras…

- Haz el intento- sugirió Luna

- Desde el momento en el que lo vi… sentí que el mundo se detenía, sentí que el era mi mundo. Se que parece muy exagerado, y mas cuando apenas lo conozco, pero yo se lo que sentí… y también se que a el le paso lo mismo. Es como si estuviéramos destinados a estar juntos. El es mío yo simplemente lo se… y yo soy suya.

- Esta bien amiga, pero solo te pido que te tomes todo esto con calma. Tienes que conocerlo mas, saber mas sobre el. A demás puede que lo que hayas sentido tenga que ver con el hecho que te estas convirtiendo en una media vampiro, tus emociones se están intensificando… y puede que un simple enamoramiento lo sientas como algo mucho mas profundo. Yo lo que menos quiero es que resultes lastimada…

Eso último lo dijo con una mirada triste. Kevin. Ese maldito desgraciado, cuando lo tenga en frente a ese maldito hijo de puta lo voy a dejar seco, le voy a desgarrar el cuello, lo voy a torturar de miles maneras… NADIE LE HACE DAÑO A LA GENTE QUE QUIERO. NADIE.

-¡Xia! ¡Sea en lo que sea que estés pensando, piensa en otra cosa..! ¡YA!

-Cálmate Luna… ¿Qué te pasa?

- Tus…tus colmillos… comenzaron a crecer… y tenias una mirada asesina en tus ojos…

Mierda, esto de las sensaciones intensificadas no me gusta nada, ahora no puedo planear un simple asesinato y una tortura tranquilamente sin que mis colmillos crezcan y parezca una loca asesina sedienta de sangre…

Ser un vampiro apesta, o ser una mitad vampiro…


- Esta bien amiga, prometo tomarme las cosas con más calma… pero antes déjame pensar sobre una cosa más…

- ¿Sobre que? – pregunto Luna curiosa

- ¿Cómo seria tener hijos con un demonio?¿Podré tener hijos con un demonio?¿Y en el caso que pueda, serán bebes normales o serán mutantes con tres ojos, cinco manos y ocho piernas? Oh dios ¿Y si salen mutantes? A mi no me importa, yo los voy a amar igual…porque van a ser mis hijos, pero ¿Aydam los amara también?

Luna me miraba como si estuviera enfrente de una lunática.

- Lo se, lo se… tengo que dejar de ver tantas películas, leer tanto.. y todo lo demás, todo eso me esta afectando mucho… lo se tengo una imaginación tremenda…

- En realidad te iba a decir que estas loca.

Nos quedamos un rato en silencio, cada una pensando en sus cosas… hasta que decidí romper el silencio y decir algo que estaba sintiendo…

- Lo único bueno que me paso anoche fue conocer a Aydam, pero cuando recuerdo el estado en el que te encontré…

- Xi, ya paso… estoy bien. – interrumpió Luna

- Si hubiéramos llegado unos minutos después… podría haber sido demasiado tarde- susurre con un nudo en la garganta.

- Pero llegaron a tiempo.- dijo mientras se me acercaba para abrazarme- Se que ya te lo he dicho miles de veces, pero realmente lo siento y gracias por salvarme…

La abrace muy fuertemente, me aferre a ella como si tuviera miedo de que fuera a desaparecer de un momento a otro… y en cierto modo era verdad, me moría de miedo. Cada vez que recordaba que la noche anterior casi la perdí… me entraba un pánico terrible. Luna más que una amiga era una hermana… jamás podría perderla…

- No puedo perderte… no puedo ni soportar la idea de perderte…

Mis lagrimas aprovecharon ese momento para escapar...

Luna se libero suavemente del abrazo y se aparto lo suficiente como para mirarme a la cara.

- Jamás me vas a perder tonta ¿recuerdas la promesa que hicimos cuando teníamos nueve?

Asentí suavemente.

-…Mi madre recién se había casado con Marcos y el quería que nos mudáramos a un lugar que quedaba a horas de distancia de aquí, y cuando oí esta noticia lo primero que hice fue agarrar el oso de peluche que mi padre me había regalado… la única cosa que todavía me quedaba de él. Tome mi mochila y la llene con algunas de mis cosas y me vine para tu casa, el único miedo que tenia era que nos separaran…

- Recuerdo que mi madre enloqueció cuando te encontró en la puerta con tu peluche y tu mochila a las tres de la madrugada…

- Si, y mas cuando le dije que me había escapado de casa y había hecho todo el camino sola…

- Lo recuerdo- dije con una pequeña sonrisa…

Constanza había enloquecido esa noche. Estaba muy preocupada por Luna, ella había venido sola en medio de la noche. Una nena de 9 años caminando sola a las tres de la madrugada, un peligro. Mi madre la hizo entrar rápidamente, e inmediatamente llamo a la madre de Luna avisándole que ella estaba aquí, ya que sus padres deberían de estar muy preocupados por la desaparición de su pequeña, pero como era de costumbre… Mariana no estaba ni enterada que su hija se había escapado… y como eran las tres de la madrugada mi madre le pidió que dejara que Luna pasara la noche en mi casa ya que no tenia sentido que la vinieran a buscar a esas altas horas de la noche.

Esa noche Luna y yo hicimos nuestra promesa..

Siempre habíamos visto en las películas hacer el famoso pacto de sangre, para así convertirnos en hermanas de sangre… y esa noche decidimos hacerlo.

Usamos una navaja que Luna había traído, y nos hicimos un pequeño corte en el dedo gordo. Luego juntamos nuestros dedos y Luna dijo las palabras…“A partir de este momento somos oficialmente hermanas, nada ni nadie jamás podrá separarnos. Siempre estaremos juntas.”

- A partir de este momento somos oficialmente hermanas, nada ni nadie…

-…jamás podrá separarnos. Siempre estaremos juntas.” – jamás podría olvidarme de esa promesa…

- Y como lo prometimos aquella noche, nada ni nadie nos podrá separar, somos hermanas… y a las hermanas nadie puede separarlas.

- Nada ni nadie nos va a separar Lu…

Y justo en ese momento tan emotivo un celular comenzó a sonar.

- Es el celular que Aydam me dio..- dije con una sonrisa tonta mientras buscaba el celular como una loca. Lo encontré escondido entre todo el desorden de ropa…

- Es un mensaje- comente mientras me ponía a leerlo.

Buenas días Princesa, no puedo sacarte de mi cabeza, el recordar tus dulces besos me vuelve loco, no veo la hora de volver a verte...y por favor habla con Luna, cualquier detalle que recuerde es importante. Te llamo mas tarde. – A

-¿Y? ¿Qué te puso tu príncipe azul?- pregunto Luna con mucha curiosidad.

- Nada importante, que me llama mas tarde…- comente tratando de sonar lo mas normal posible.

- Anda Xi, te pusiste roja como un tomate cuando comenzaste a leer ese mensaje…

Le pase el celular para que ella misma pudiera leer el mensaje.

- Es realmente dulce…

- Si, lo es- dije con una sonrisa vergonzosa

- Xi, yo anoche te dije todo lo que se sobre Kevin, y su amigo… realmente no hay nada mas. Sabes que si supiera alguna otra cosa te lo diría...

- Lo se, lo se… pero capas que recuerdas algún detalle nuevo, algo que crees que no es importante pero para Aydam tal vez lo sea. Piensa, tal vez recuerdes algo..

Luna se quedo pensativa un rato largo…

- Lo siento amiga, realmente no recuerdo nada más. Ya te conté como lo conocí, todas las cosas sobre las que hemos hablado sobre ti, todo lo que el me dijo sobre ti…

-Sisi, eso ya lo se… pero de anoche ¿Qué es lo recuerdas?

- ¿De anoche?

- Si, antes de que te atacara…

- Al principio era todo normal, lo mismo de siempre… no hablamos muchos, ya sabes…

-Lo se- dije mientras recordaba lo acaramelados que estaban… parecían una pareja perfecta…Ay Xia… Xia… ¿Cuándo vas a aprender que las apariencias engañan..?

- Recuerdo algo… - comenzó

-¿QUE?¿QUE RECUERDAS?- la interrumpí impaciente..

- Al rato que ustedes se fueron, recuerdo que Kevin mando un mensaje algo extraño…pero yo realmente no le di importancia, pero ahora que lo pienso tal vez puede significar algo…

-¿Recuerdas lo que decía el mensaje?

- No lo recuerdo textualmente, pero recuerdo que decía algo así como: “Todo en marcha. Esta en camino”

- ¿Esta en camino?

-Si, si.. “Esta en camino”.

- De seguro se refería a que el plan estaba en marcha, lo de mi secuestro y todo eso..

- Si seguro…

- ¿Recuerdas el numero o el nombre del contacto al que le mando el mensaje?

Luna se quedo pensativa nuevamente.

- El número no lo recuerdo, lo que si recuerdo es el nombre del contacto…

- ¿Y como era el nombre?- pregunte inquieta

-Señor X

Me quede en silencio por un instante…

- ¿SEÑOR X? ¿ME ESTAS CARGANDO?

- Si- afirmo Luna y luego comenzó a reír. Aproveche ese momento para devolverle el golpe que me dio con el almohadón… - Ey...solo fue una broma, para romper un poco este clima tan tenso…

- Ahora vamos a lo serio… ¿Recuerdas el nombre?

- En realidad no era un nombre, era un apodo. Era “Informante”

- Luna… dijimos que esta vez era enserio… ¿Cómo era el nombre?

- Xia, esta vez no es broma, el nombre del contacto al que le mando el mensaje decía “El informante”… no te estoy bromeando esta vez.

-“El informante”- repetí, no podía creer que alguien usara un nombre tan de película- tiene que ser una broma, no puede apodarse “El informante”, esto parece mas un asunto con la mafia o algo así… es de no creerlo. Parece una película…

- Lo se nena, pero es así…

- Cuando hable con Aydam le diré esto del mensaje, capas que el pueda averiguar algo…

Nos quedamos un rato mas hablando sobre cosas sin importancia, hasta que mi hermano nos golpea la puerta para que bajáramos a desayunar.

Cuando bajamos a desayunar ocurrió algo muy extraño. Esta era la primera vez que Luna veía a mi hermano, pero aun así cuando ambos se miraron… fue como si ya se hubieran conocido desde toda la vida y hoy se reencontraban después de tanto tiempo…

- ¿Se conocen?- pregunte curiosa…

Por un rato largo no obtuve ninguna respuesta, ambos seguían mirándose de una manera muy extraña…

- No, por supuesto que no- dijo Liam con una de sus hermosas sonrisas mientras se levantaba para saludar a Luna- Tú debes de ser Luna, mi hermana ha hablado mucho de ti…

Liam tomo una de sus manos y le dio un tierno beso en ella… que extraño… y mas la forma en la que se miran…

- Un gusto conocerte Liam…- respondió Luna con una tímida sonrisa..

UN MOMENTO… ¿TIMIDA SONRISA? ¿LUNA?


- Esto es raro…- susurre

Justo en ese momento entra mi madre con una bandeja de medialunas, mis favoritas.

- Siéntense a desayunar, necesitan comer muy bien, y más en el estado en el que llegaron anoche…- reprocho

Ambas nos sonrojamos instantáneamente sintiéndonos culpables.

- Lo siento mucho Coni…

- Lo siento mama…

Anoche ni bien llegamos a mi casa, Luna todavía seguía bastante débil por la perdida de sangre, así que le costaba mantenerse en pie. Cuando estaba a punto de abrir la puerta, sale mi madre y nos ve a mí sosteniendo a una Luna que no podía mantenerse en pie. La primer excusa que se me ocurrió para decirle era que habíamos bebido de más, tuve que decir que yo también había bebido para así explicar por que motivos no habíamos vuelto en el auto de Luna, y como no podía decir que Aydam nos había traído en el suyo… tuve que decir que vinimos en taxi y dejamos el auto estacionado a la salida del club. Eso fue lo único que mi madre elogio como “responsable”, el haber venido en un taxi en vez de manejando cuando supuestamente ambas estábamos alcoholizadas, pero aun así nos reprocho por haber llegado "ALCOHOLIZADAS"…

Pero bueno, era preferible decirle esa versión que contarle toda la historia verdadera, donde a Luna casi la matan, a mi casi me secuestra un demonio, y me había enamorado de otro demonio…

Eso si que me habría causado muchos mas problemas… jamás volvería a salir, me obligaría a ir a la academia con Liam… problemas, problemas, problemas…

Aunque creo que mi familia tiene que saber toda la verdad.

Mientras cada uno estaba ocupado en su desayuno, aproveche ese momento para soltar la bomba;

- Mama, Liam; Anoche cuando fuimos a bailar… entramos en un club llamado “El Infierno”, un club que esta lleno de seres sobrenaturales. Oh si, Luna sabe lo que soy. Bueno como les decía, fuimos a un club lleno de seres sobrenaturales. A Luna la ataco un Hada y casi la dejan seca… por ese motivo parecía borracha y no podía mantenerse en pie, por la perdida de sangre. Y a mi casi me secuestra el amigo del hada, un demonio. Pero por suerte apareció otro demonio que me salvo la vida, y cuando lo vi me di cuenta que me enamore instantáneamente de él. A mi no me importa que sea un demonio, así que espero que a ustedes que son mi familia tampoco les importe… ahora si… me siento mas aliviada al contarles toda la historia. Mamá… ¿Me pasas el azúcar por favor?..










♥:










karu


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por atenea el Vie 9 Dic 2011 - 19:46

Me encanta, me encanta
sobre todo el final reir vaya forma de decir las cosas reir
ya quiero más :suplica: :liindo:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por karu el Vie 16 Dic 2011 - 1:45

Capitulo 15


- Explícame nuevamente que fue lo que paso. Sin omitir ningún detalle por favor…

Suspire, y comencé a relatar la historia nuevamente…

- Fui al club “El Infierno” como tu me dijiste que hiciera. Iba a entrar por la segunda entrada, la que te lleva directamente a la parte de nuestro mundo sin tener que pasar por medio de la multitud humana para tener que llegar. Cuando llegue al callejón me encontré con que Raydmon tenia aprisionada a Xia contra la pared, el muy hijo de puta tenia planeado hacerle varias cosas antes de entregarla…

- ¿Entregarla a quien?¿Sabes el nombre? - interrumpió Cyrene.

-No madre, no lo se. Solo se que alguien le había encargado a este desgraciado que la secuestrara. Y no hay que olvidarnos del hada…

- El hada…- susurro Cyrene pensativamente- es muy raro ver a un hada trabajando junto a un demonio. A demás ¿que podría sacar un hada de todo esto?

-¿Dinero…tal vez? No lo se..

Cyrene siguió pensativa…

- Continua, Aydam querido…

Asentí.

- Como iba diciendo… Raydmon tenía a Xia aprisionada contra la pared. Mi presencia realmente le sorprendió, y lo puso extremadamente nervioso, eso me ayudo ya que al estar nervioso uno se pone descuidado. Aproveche un momento de descuido para tirarle una bola de fuego, que sirvió para darle a Xia una oportunidad de escapar. En ese momento Rayd noto que ella estaba escapando y convoco una bola de energía para tirarsela directamente, pero por suerte yo fui mucho mas rápido y me puse entremedio del camino de la bola mientras cubría a Xia con mi cuerpo para no provocarle ningún daño. Cuando convoco la energía fue cuando termine de atar cabos y descubrí quien era el realmente.

- Son muy pocos los que tienen el poder de convocar energía, era cuestión de tiempo que se revelara su identidad- confirmo Cyrene.

- La bola de energía impacto directamente en mí, yo fui el que me lleve la peor parte. Lo positivo fue que Xia no se hizo ningún daño. En el momento en el que estuve tirado en el piso el bastardo escapo, no sin antes dejarnos como amenaza de que esto no se iba a quedar así, bla, bla, bla…

- Es decir que es muy probable que este demonio vuelva por Xia, y mas ahora que tomo el ataque como algo personal…- menciono Cyrene pensativamente- Yo sabia que iban a ir detrás de la muchacha, pero jamás imagine que esto seria tan rápido. Ahora más que nunca es cuando tienes que estar pendiente de Xia, como ya te lo dije antes…ella es especial, y no podemos dejar que NADIE se acerque a ella, nadie puede poner sus manos sobre alguien tan valioso como lo es esta jovencita.

Eso significaba pasar más tiempo junto a la hermosa princesa, lo malo es que este trabajo me iba a costar el triple de lo que pensé que me costaría…

Siempre supuse que este iba a ser un trabajo simple de protección, jamás estuvieron en mis planes sentir algo por esta muchacha, y más aun cuando casi no la conozco. Su seguridad es mucho más importante que cualquier sentimiento que pueda sentir hacia ella, ahora tengo que centrarme solamente en su seguridad… mas adelante tratare de descifrar que fue lo que me pasó con Xia… Simplemente voy a tener que estar más controlado, de cierto modo mas frío, no puedo dejar que las emociones pongan su vida en peligro. Jamás me perdonaría eso…

Aunque estar más distante emocionalmente de la princesa va a ser una de las cosas más difíciles que voy a tener que hacer.


- No voy a dejar que nada le pase- afirme con toda la seguridad del mundo.

Cyrene me dio una de sus sonrisas más calidas mientras se acercaba para acariciarme suavemente la cara. Un gesto muy maternal…

- Lo se hijo, lo se… por eso mismo te confíe este trabajo a ti. Por que se de las cosas que eres capas, jamás me decepcionaste. Confío tanto en tu palabra como en tus habilidades.

Después de unos segundos de silencio continúe con mi relato.

- Continua con la historia por favor…- pidió amablemente Cyrene

- Una vez que el demonio había desaparecido, Xia menciono que su amiga humana se encontraba en el club, y en compañía de un amigo de Raydmon. Mi primer prioridad era ponerla en un lugar seguro, pero la muy cabeza dura no se iba a ir del lugar sin su amiga. Es muy obstinada esa muchacha…

- Me recuerda a alguien…- menciono Cyrene con una extraña sonrisa- continua por favor…

- Entramos al club en busca de la humana. Un viejo conocido me dijo que el acompañante de la humana, Kevin, era un hada y que ambos habían ido a la sección de los reservados. Cuando llegamos al reservado donde habían estado, solo encontramos a la humana inconciente en el piso. El hada casi la había dejado seca. Por suerte aun seguía viva, pero no había ni un solo rastro del hada.

- ¿Qué sabes de esta hada?- pregunto Cyrene muy preocupada

- Nada, solo se que se hizo pasar por el novio de la humana para poder acercarse mas a Xia…

Cyrene se quedo en silencio por un largo momento pérdida en sus pensamientos… hoy noto a mi madre muy pensativa…

- Tienes que averiguar todo lo que puedas sobre este tal Kevin. Hay que interrogar a la humana, cualquier cosa que sepa sobre el hada puede servirnos.

- Ya estoy en eso madre. Hoy le mande un mensaje al celular que me diste para Xia, así podemos estar en contacto con ella, y le pedí que interrogara a su amiga, que cualquier detalle que recuerde puede ser de suma importancia para nosotros.

- Bien hecho.

Cyrene se dio vuelta y se puso a contemplar la vista por la ventana, aunque yo que la conocía tan bien, sabia que eso era algo que hacia cuando se ponía a pensar de asuntos importantes…

- ¿Qué fue lo que le dijiste a Xia cuando la salvaste? ¿Cuál fue la explicación que le diste?

- Le dije que mi trabajo era protegerla.

-¿Ella sabe que yo estoy detrás de esto?- pregunto Cyrene, se la notaba muy rara. Era imposible descifrar sus emociones o sus pensamientos…

- No, no lo sabe… aunque no voy a negar que la joven es muy curiosa y más de una vez insistió en saber quien me había dado las órdenes de que la protegiera, pero aun así me negué a darle una respuesta…

Cual era el interés escondido que tenia Cyrene sobre Xia… no lo sabia, y tampoco era algo de lo que iba a preguntar… solo me iba a limitar a hacer mi trabajo, y tratar de distanciarme emocionalmente de Xia.

- Bien hecho- comento en esa misma actitud rara que tenia cada vez que hablábamos de algún tema relacionado con Xia…

Cyrene estaba perdida nuevamente en sus pensamientos…

- Madre… no hay que olvidarnos que estos dos bastardos sabían exactamente todo sobre Xia…

Por un momento este comentario ocasiono un leve escalofrío recorrer a Cyrene, y note un atisbo de miedo que rápidamente fue cubierto por su apariencia de serenidad…

- Define que seria “todo”

- Sabían que ella era mitad vampiro, mitad humana. Que estaba en la etapa de transición. Es muy probable que la hayan estado siguiendo por mucho tiempo, ya que sabían muchas cosas sobre la vida de Xia, ellos ya habían notado sus cambios mucho antes de que su familia lo hiciera, y también sabían que la mejor manera de acercarse a ella era através de su mejor amiga, Luna, la humana. Aprovecharon eso para seguir informándose mucho más sobre Xia, y tomaron la primera oportunidad que tuvieron para llevar a cabo su fallido plan de secuestro…

- No te confíes mucho hijo, que este plan no les haya funcionado no nos asegura que los próximos terminen igual, por lo tanto ahora mas que nunca es que tienes que permanecer cerca de la joven todo el tiempo que puedas..

- Si madre.

-Por cierto… ¿Qué es lo que esta pasando entre Xia y tu?- pregunto muy curiosa.

Su pregunta me tomo totalmente desprevenido, note que me estaba sonrojando como un idiota, mi madre sonrío ampliamente al notar mi nerviosismo…

- Jamás pensé que este día llegaría- dijo con una amplia sonrisa- ver a mi hijo nervioso, y sonrojado… tus emociones te delatan muchacho, no necesitas decir nada…

Me quede en silencio, no sabia que decir. Era la primera vez en mi vida que me quedaba sin palabras frente a Cyrene…

Mi madre se puso seria al instante…

- Aydam querido, no dejes que tus emociones se interpongan en el trabajo de proteger a Xia. Cuando se trate de su seguridad tienes que dejar las emociones a un lado, lo primero es la seguridad de la muchacha…

- Lo se madre, no tienes que preocuparte por eso. Su seguridad es mi mayor prioridad.

- Bien.

Luego de unos segundos todo volvió a la normalidad, y Cyrene volvió a ser la misma de siempre…

- Ya puedes irte hijo

- Gracias madre.- dije mientras me giraba hacia la puerta para marcharme - ¿Te cierro la puerta del despacho?- pregunte a mitad de camino.

- No es necesario cariño, estoy esperando a Marvin…

- Como quieras madre.

Y me marche para mi habitación.


_-.-.-.-.-.-.-.-.-_


- Hoy estas hermosa- dijo una voz detrás mío. Estaba tan perdida en mis pensamientos que no me había dado cuenta que Marvin ya había llegado.

Me gire y le sonreí cariñosamente, de la misma forma que hacia cada vez que recibía algún cumplido de su parte…

- Tú y tus comentarios- dije con una sonrisa

- Es la verdad- comento mientras me devolvía la sonrisa. Era hermoso, lastima que nunca podría volver a tener algo con alguien. Ya había cerrado la puerta del amor hace mucho tiempo…

- Tenemos que hablar- le dije seriamente.

- Para eso vine, querida.

Le conté toda la historia que me había relatado Aydam.

- El brujo tenía razón- susurro

- Bastian siempre la tiene- dije en un tono triste

Marvin se me quedo mirando con comprensión y lastima…

- ¿Qué vamos a hacer ahora?

- No lo se…- dije un poco irritada. Estaba irritada conmigo misma, jamás pensé que irían por Xia tan rápido, y mucho menos que habría un hada metida en todo esto- Las cosas se están complicando mucho más de lo que yo creí que lo harían…
Marvin se acerco para abrazarme. Mientras me abrazaba dijo algo que jamás pensé que diría…

- Necesitas llamar a Bastian.

- ¿Me estas diciendo que le pida ayuda a Bastian? - dije sorprendida.

- Por mucho que no soporte la idea de que él este involucrado en todo esto y que no soporte ni un poco al brujo, se que es muy fiel a ti además de que él sabe cosas que nadie mas sabe. El es el único que puede ayudarte en este momento.

- Sabes como es Bastian, a el no se lo puede llamar, el aparece cuando el quiere, y en el momento que es necesaria su presencia. Si el todavía no ha vuelto a venir a verme es porque todavía no es el momento de su visita. El vendrá cuando lo crea realmente necesario…

- Por eso mismo es que odio a los brujos…- dijo entre dientes.- ¿Todavía crees que Aydam es la mejor opción para proteger a la joven?

- Marvin, se que la idea de que el muchacho protegiera a Xia jamás te agrado, pero Aydam tiene unas habilidades extraordinarias, además lo juzgas porque no lo conoces y eso es porque nunca le has dado una oportunidad para conocerlo realmente…

-No quiero conocerlo- replico fríamente

-Marvin…

-No, Cyrene… no. Tu sabes muy bien las razones por las cuales no puedo ni verlo…

- Lo se, pero tu también sabes las razones por las cuales deberías acercarte a el… llegar a conocerlo.
Marvin se dio la vuelta, se lo notaba cansado…

- Querida siempre pienso en lo mismo, todos los días… todas las noches. No paro de pensar en que tendría que acercarme al muchacho, pero cada vez que veo su rostro… me trae tantos recuerdos, simplemente no puedo ser parte de su vida. No puedo…

- Pero aun así te preocupas por el- le replique, y esto hizo que Marvin se quedara inmóvil por unos segundos. Entendía perfectamente las razones por las cuales le era muy difícil estar cerca del muchacho, pero también sabía las razones por las cuales debía estar cerca de él. Aunque Marvin lo negara, yo sabia muy bien que él le tenia un gran cariño a Aydam, pero el mismo seguía mintiendo al negar este aprecio, no solo me mentía a mi, sino que también se mentía a si mismo…

- Se que es difícil, yo mas que nadie te entiendo… pero Marvin tu tienes una posibilidad de estar en su vida, no la desaproveches…- le dije tristemente- Solo te pido que lo intentes, prométeme eso, que lo vas a intentar. Aydam se merece saber la verdad…
Marvin se quedo callado por un rato…

- Si crees tan firmemente que Aydam se merece la verdad, porque no le has dicho TU verdad. Creo que hay otra persona con la cual deberías estar hablando con la verdad. ¿Cuándo piensas hacerlo Cyrene?
Esa pregunta realmente no me la esperaba…

- No es el momento. Y no seas injusto conmigo tu sabes perfectamente porque no le cuento a Aydam el verdadero interés que tengo por Xia. Y Aydam realmente merece saber la verdad de lo que paso esa noche…

- Lo se… prometo que voy a tratar de acercarme a él, voy a tratar de contarle la verdad. Pero no te aseguro nada querida, solo voy a intentarlo…

- Es lo correcto- le dije

Nos quedamos ambos en silencio por unos minutos, cada uno pensando en lo suyo…

- ¿Todavía sigues creyendo que es una buena idea tener a Aydam como el protector de la joven?- de nuevo esa pregunta…

- No lo creo, lo sé. Por más que Aydam no se haya dado cuenta todavía, él la ama. Están destinados a estar juntos. Y sé que Aydam jamás dejaría que algo malo le pase a ella… como también se que ella jamás dejaría que algo malo le pase a él. Eso es lo que hacen los verdaderos compañeros de vida, y ellos son compañeros de vida… los únicos que todavía no lo saben son ellos mismos, aunque estoy segura que ya han sentido el sentimiento de posesión, el sentimiento de que se pertenecen… - yo conocía muy bien ese sentimiento, jamás podría olvidarme de una cosa así…

- Con más razón, no creo que sea el indicado para cuidarla, sus emociones le pueden jugar en contra y pueden terminar ambos muertos…

- Yo también tengo el mismo temor… pero Bastian me dijo que eso era lo que tenía que hacer. Poner a Aydam como el protector de Xia, y si Bastian lo dice… por algo será…

- Espero que todo salga bien…

- Yo también…

Xia no lo sabe pero el futuro de nuestras razas depende de ella…








♥:










karu


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por dinamene el Sáb 17 Dic 2011 - 6:01

oh dios!!!!!!!!!!!

Me leí tú historia completita, y estoy tan emocionada de leerla. :liindo: ........Ok, hoy me he enamorado nuevamente. ......de Aydam, no sólo es sexy calor sino que aparte es un demonio :hot: , es el hombre perfecto.......

Te leo, me ha encantado....

Espero el próximo.... :tu:


Visita mi blog....Requiem de Otoño.

...Tal vez en mi imaginación An, quería seguir siendo tuya...




dinamene


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por atenea el Sáb 17 Dic 2011 - 20:11

Me encanta, me encanta, me encanta
Másssssssssssss :liindo:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por karu el Dom 14 Dic 2014 - 4:04

Hace mucho tiempo que no actualizo la historia, les pido disculpas , por si tiene ganas de saber como continua la historia les dejo con 5 capítulos más, y si les gusta me avisan y les subo el resto (hasta ahora tengo hasta el 26 :) )
Y perdonen de antemano por si llega a haber algun error o una falta ortográfica  




Capítulo 16


- Cambien esas caras… tampoco es para tanto, como verán no paso nada grave. Ambas estamos sanas y salvas- dije mientras nos señalaba con la mano para demostrar mi punto de que estábamos en perfectas condiciones.

Liam me miraba como si tuviera ganas de estrangularme mientras sus colmillos comenzaron a crecerle… OH MALDICION…instintivamente cubrí mi cuello con mis manos.

- Demonios… MALDITOS DEMONIOS…- susurró entre dientes con todo el odio del mundo.

El ver a mi hermano en ese estado me dio miedo, no porque pensara que me haría daño sino porque siempre estaba tan calmado y nunca lo había visto de esta manera. Se le notaba en la mirada todo el odio que sentía hacia los demonios… eso no es nada bueno… dije para mis adentros… ya que lo mas importante del asunto era que mi chico también es un demonio.

- Xia Katherina Seigner quiero que me expliques ahora mismo que fue lo que paso anoche, SIN OMITIR NINGUN MALDITO DETALLE, MALDICION - dijo mi madre enojada- ¿Quedo entendido jovencita?

Oh oh estoy en serios problemas….

Mi madre utilizaba mi nombre completo solo cuando estaba metida en GRAVES problemas y me gustaría remarcar el GRAVES en mayúsculas. Y no había que olvidarse del pequeño detalle que mi madre maldijo y eso NUNCA, pero NUNCA sucedía, no hay dudas de que estoy en graves problemas, diría que estoy enterrada en ellos…

- Sin omitir ningún detalle – gruño Liam

- Estaaaa bieeeeeeen, pero solo les pido que no me interrumpan… después que termine de contarles los sucesos de anoche pueden preguntarme lo que quieran o acotar lo que sea – dije a la defensiva y comencé a relatarles toda la historia sin omitir ningún detalle, salvo la parte de los besos ya que obviamente eso no era de importancia para nadie, solo para mi.

- ¿Cómo terminaron en ese club? – pregunto un Liam ya calmado. La peor parte ya había pasado. Nadie me interrumpió durante mi relato, como yo les pedí, pero aun así eso no evito que mi hermano se pusiera a maldecir entre dientes con palabrotas que realmente me sorprendieron al salir de la boca de mi tan perfecto y calmado hermano.

Hoy conocí una faceta de mi hermano que hasta el momento desconocía, cuando Liam se enoja, REALMENTE SE ENOJA. Si no supiera que es un vampiro hasta juraría que es un hombre lobo, esos de las historias que cuando se enojan comienzan a convertirse en bestias. Hoy Liam estaba a un paso de convertirse en una de esas bestias, la ira le salía hasta por los poros. Con decir que hasta rompió un gran pedazo de la mesa de tan fuerte que la apretaba para mantener su temperamento bajo control.

Estaba segura que mientras apretaba la mesa se estaba imaginando que ese era el cuello del demonio. Lo único que esperaba es que no sea del demonio equivocado, porque si se estaba imaginando que era el perfecto cuello de Aydam entonces se iba a tener que enfrentar con una bestia mucho peor, yo.

- Todo el mundo en la escuela solía hablar de ese club…- comenzó Luna. Ella había permanecido callada, todavía seguía muy afectada por todo lo ocurrido- cuando cumplí la mayoría de edad fui para ver como era el famoso club del cual todo el mundo hablaba y ahí fue cuando conocí a Kevin. Xia ya les contó mi historia con él, así que no tiene sentido volver a contar lo mismo. Como se acercaba el cumpleaños de Xia yo se lo había mencionado, y él había insistido en que nos reuniéramos esa noche en el club. Como sorpresa de cumpleaños íbamos a presentarla con su amigo Raydmon, pero les juro que yo no sabia nada sobre lo que tenían planeado. Si yo lo hubiera sabido jamás habría llevado a Xia esa noche- Luna no aguanto mas y su voz comenzó a acongojarse mientras las lagrimas comenzaban a caer- Todo fue mi culpa… lo siento… realmente lo siento.

Antes de que pudiera decir algo o hacer algo para consolarla, mi madre se levanto de la silla y se acerco para abrazarla.

- Lo se pequeña, lo se.

Luna se aferro a mi madre como a un gran soporte.

- Luna mírame…- susurro mi madre con esa voz maternal. Luna que hasta ese momento mantenía escondida su cara en los hombros de mi madre levanto lentamente la cabeza para así poder mirarla a los ojos.

Mi madre tiernamente le seco las lágrimas y le acomodo un mechón de pelo que se le había escapado detrás de la oreja.

- Sabes que te quiero como a una hija. Te conozco querida, se que no tuviste nada que ver en todo esto, solo fuiste una pobre victima mas en toda esta horrible situación. Quiero que sepas que en ningún momento cruzo por mi cabeza la idea de que tu tuvieras algo que ver… te conozco desde chiquita, prácticamente te he criado… - mi madre comenzó a llorar y eso realmente me sorprendió-…me alegro que no te haya pasado nada mi pequeña estrella…

Ambas sonrieron entre las lagrimas al oír ese apodo que mi madre con tanto cariño le había puesto desde que era pequeña.

Cuando Luna era mas chica odiaba su nombre, no le gustaba tener el nombre de “una bola redonda que vive en el cielo” así es como ella describía a la luna, entonces un día mi madre le pregunto que es lo que le gustaba del cielo, ya que algo tendría que haber que le gustara de ahí, y Luna respondió que le encantaban las estrellas.

Mi madre curiosa por su respuesta le pregunto por que motivo le gustaban las estrellas, a lo que Luna respondió; Me gustan las estrellas porque todas son iguales, todas brillan, no tienen ningún defecto, son perfectas. Me gustan porque hay millones de ellas, jamás estarán solas… siempre hay algún otra estrella que le hace compañía. En cambio la Luna es diferente, la luna no brilla, solo lo hace por los rayos del sol, que también es otra estrella. La luna es muy solitaria, no tiene nada de especial… necesita de la ayuda de otros para brillar.

Mi madre le sonrío, y le contesto; Aunque tu nombre sea Luna y creas que la luna esta sola y nunca brillara, tú no eres como ella. Tú tienes un brillo interno que te hace muy especial, eres como una estrella, tienes luz propia. Pero no eres igual a las demás, tu luz es diferente… eres única. Y acá tienes una familia, eres una hija más para mí. Eres mi pequeña estrella…

- Constanza yo se que nunca te lo he dicho, pero eres como una madre para mi. Gracias por todo lo que has hecho, gracias por estar siempre, por cuidarme, por regañarme. Gracias por ser la madre que no tuve. Yo se que hoy en día soy una persona mejor gracias a ti. Así como Xia es una excelente amiga, y una excelente persona, y todo eso se debe a como la criaste. Todos esos consejos que nos diste, todas esas veces que nos has regañado… gracias a eso ambas hemos aprendido cuales son los verdaderos valores en esta vida, que es lo que esta bien y que es lo que esta mal. Tú siempre nos has guiado por un buen camino. Gracias por todo… ojala mi madre hubiera sido un 5% de lo que fuiste tu para mi. Yo se que si no hubiera sido por tu ayuda durante todos estos años, yo hoy en día no se en donde me encontraría… no se que hubiera sido de mi vida si no te hubiera tenido a ti para guiarme en el camino. Te debo mucho… te debo mi vida.

- No cariño, no me debes nada. Como te dije antes, tú eres una hija mas para mí. Hice por ti lo mismo que hago por Xia, lo que creo que es mejor para ambas, para que el día de mañana sean unas buenas personas, con valores y puedan llegar a ser lo que ustedes quieran ser en esta vida, que cumplan sus sueños. Yo no tengo una hija, tengo dos.

Con estas palabras mi madre me acerco a ella y nos abrazo a ambas.

- Gracias a Dios que mis dos pequeñas se encuentran bien.

Nos quedamos un rato en silencio, solo sintiendo el calido abrazo de una madre preocupada por sus hijas.

Luego de un rato nos separamos, y volvimos de nuevo al tema inicial, el intento de mi secuestro…

- Xia es muy grave lo que ha pasado anoche, se encontraron con hadas, y con demonios. ¡Dios Santo!- exclamo mi madre

- Si mamá, pero no nos paso nada grave. Y eso es gracias a Aydam…

- ¿Quiero que me hables sobre ese tal “Aydam”?- pregunto mi hermano, y al momento de pronunciar su nombre lo hizo con una nota de desprecio.

- Aydam me salvo la vida.

- Si eso ya lo dijiste, y ya has contado la parte en la cual entra a rescatarte pero ¿Por qué? Es un maldito demonio… algo tiene que querer en todo esto. Algo esta tramando…

-Liam detente, no lo conoces.

- Y tú tampoco- replico

- Lo conozco lo suficiente como para saber que el jamás me haría daño.

- Eso no lo sabes.

- ¡Lo se! El jamás me haría daño…- grite ofendida- su deber es protegerme.

- ¿Su deber?

Oh maldición… olvide mencionarles esa parte. Alguien había ordenado a Aydam que se encargara de protegerme, ahora por estupida voy a tener que soportar la ola de preguntas.

- ¿Su deber?- esta vez la pregunta vino de mi madre

- Si, su deber… le dieron órdenes de que me proteja.

-¿Quién? ¿Por que motivos? ¿Acaso sabia que iban a intentar secuestrarte? ¿Como lo sabia? ¿No será que tu “amor platónico” te esta nublando el juicio y no te das cuenta que él tuvo que ver en el intento de secuestro? ¿Como hizo para saber exactamente donde estabas y para saber también la fecha exacta y la hora? Eso demuestra que el sabia algo…

- ¿Amor platónico?- pregunte irritada- no es ningún amor platónico. Lo que siento por él es diferente, es algo que nunca sentí por nadie, es algo enorme… algo imposible de explicar. Ni siquiera se si es amor, pero lo que si se es que esto que estoy sintiendo no es pasajero ni es algo platónico, es algo real y se que el siente lo mismo por mi.

- ¿Y como es que lo sabes? Por favor Xia… apenas lo conoces- comento Liam irritado

Esta conversación no iba a llegar a ningún lado, eso era obvio.

- Mira Liam… no me importa lo que pienses, yo se muy bien lo que siento por Aydam, y también se que él no tuvo nada que ver con lo que sucedió anoche.

- Entonces si confías tanto en él, respóndeme una sola pregunta ¿Quién le ordeno que te proteja? Porque capas que tu querido demonio no tuvo nada que ver, pero quien sea que este detrás de esas ordenes puede que si.

- Yo confío en Aydam, pero no se quien le ordeno que me proteja, se lo he preguntado pero me ha respondido siempre con lo mismo, “no es importante ahora” “ahora no es el momento” etcétera…

Mi hermano estaba caminando de un lado para el otro por la frustración que debía de estar sintiendo junto con la ira.

Liam se paso la mano por el cabello, un gesto que demostraba su cansancio y frustración. El había llegado a la conclusión de que no iba a poder ganar esta discusión, yo iba a defender a Aydam a muerte.

- ¿Tienes alguna manera de contactarlo?

- Si, el me dio un celular para que estemos en contacto…

- ¡Dámelo!- exigió Liam

- ¡NO! No te lo voy a dar, ¿Para que lo quieres? ¿Para llamarlo e insultarlo? ¿Para decirle que se mantenga alejado de mi? NO, tendría que estar loca si te lo diera.

- Maldición.. Xia, es un maldito demonio. Tienes que alejarte de él. Los demonios no son de confianza, son las peores criaturas… son traicioneros, lo único que les importa es su bienestar. SON DEMONIOS, POR DIOS SANTO, ABRE LOS OJOS.

- Si tan solo te tomaras la molestia de conocerlo, verías que no es así.

- Es antinatural, los vampiros no pueden estar con demonios

- Madre… tu tienes que entenderme, tu te enamoraste de papá y el no era de tu misma especie…

Mi madre me miro con compasión.

- Hija por tu propia seguridad es mejor que no tengas contacto con este chico, por lo menos por ahora. Es solo hasta que descubramos todo esto del tema de tu secuestro, hasta que sepamos la identidad de “el informante”, y hasta que por fin descubramos quien esta detrás de las órdenes que le dieron a Aydam. Lo más importante ahora es tu seguridad, así que no quiero que sigas en contacto con alguien que pueda poner tu vida en peligro.

- Pero mamá…

- Hija, no vamos a discutir esto. Así se hará.

Simplemente me quede callada, aunque ellos me dijeron que no tenga contacto con Aydam, yo pensaba tenerlo igual.

- Ahora mas que nunca necesitamos del consejo. Ellos tienen que saber de ti, y mas que nada necesitas su protección. Voy a llamar a Urian, para ver que fue lo que averiguo sobre tu habilidad, y de paso para arreglar todo para nuestro viaje a la academia.

- ¿Nuestro viaje?- pregunte desconcertada

- Si, tú te vas con tu hermano.







Capítulo 17



- ¡Estupida maleta! Aquí no cabe nada… - dije furiosa. El tema de irme con Liam me tenia muy tensa.

Luna permanecía en silencio mientras me alcanzaba las cosas para poder empacarlas. No tenia ni idea de si llevar mucha o poco ropa ya que nadie me había dicho por cuanto tiempo me iba a ir a vivir a ese espantoso lugar.  Solo sabia que tenia que empacar mis cosas y rápido, porque mañana partíamos rumbo a la academia.

- ¿Xia realmente crees que vas a necesitar esto? pregunto confusa mientras sostenía los tres pares de bikini que me había separado para llevar.

- Por supuesto, además imagínate que tengan una gran piscina y no pueda meterme porque no haya llevado mi traje de baño. Tengo que estar preparada…

- Amiga porque no miras por un segundo todo lo que has separado para llevar, creo que llevas demasiadas cosas que ni vas a usar.

- Preferible llevar de más antes de que me olvide algo que realmente necesite.

- ¿Y que me dices de estos 5 vestidos? Tres de ellos son para usar en la noche ¿Piensas que te vas de fiesta o que? ¿De verdad crees que vas a poder usarlos?

Luna tenía razón, estaba llevando demasiadas cosas… pero aun así no podía escoger entre esos vestidos, los amaba a todos por igual.

- Te llevas 32 remeras… ¡LAS CONTE! Por Dios Xia… y ni hablar de los pantalones, los shorts, las polleras… y eso que ni empezaste a separar los zapatos… MINIMO VAS A NECESITAR COMO 5 MALETAS PARA TODO ESTO- Dijo de modo exagerado mientras señalaba la montaña de ropa que había sobre mi cama.

- Ya te lo dije, prefiero llevar de más antes que olvidarme algo.

Luna hizo un signo de resignación y siguió alcanzándome las cosas para empacarlas.

Por fin tenía todo empacado. Luna se había equivocado, no necesite 5 maletas, sino que necesite 4 maletas de las enormes y un bolso de mano en donde llevaba las cosas más importantes como mi celular, algunos de mis maquillajes, mi billetera, y cosas indispensables para las mujeres.

Cuando apenas había subido a mi cuarto para comenzar a empacar aproveche para mandarle un mensaje a Aydam y contarle lo que había ocurrido. Hasta el momento no me había respondido el mensaje, pero esperaba que lo hiciera y pronto.

Estábamos con Luna sentadas en el living cuando mi madre entró y se nos sentó en frente.

- ¿Ahora que? – pregunte irritada. Lo único que faltaba era que me dijeran que no iba a poder llevarme mi ropa para que así de una vez por todas me terminara de agarrar un ataque…

Mi madre me miro furiosa.

- ¿Te parece que ese es el tono para hablarle a tu madre?

- Lo siento mamá, es que todo esto me tiene de los nervios. No es justo que desquite mi enojo contigo, se que estas haciendo lo que crees que es mejor para mi… pero aun así eso no quita que lo odie.

- Lo se cariño, pero como bien dijiste, esto es lo mejor para ti en estos momentos. Sabes que tú eres lo más importante que tengo en esta vida, y si algo llegara a pasarte yo no podría vivir con eso…

Me acerque para abrazarla.

- Lo se mama, y te amo por eso.

- Yo también te amo mi pequeña.

- ¿Qué es lo que venias a decirme?

- A ti nada, en este caso venia a proponerle algo a Luna.

-¿A mi? – pregunto Luna confusa.

- Si querida, a ti.

- ¿Qué es lo que querías proponerme Constanza?

Mi madre tenía una sonrisa rara en su cara.

- Como veras ahora que Xia se va a pasar algún tiempo junto a su hermano, yo me voy a quedar muy sola en esta casa… y me estaba preguntando si te gustaría quedarte a vivir aquí conmigo…

- ¡SI! Eso es perfecto madre, me encanta la idea… Luna di que si…

- No se que decir- susurro Luna perpleja

- Solo tienes que decir que si…

- ¿De verdad quieres que me venga a vivir contigo?

- Luna tu eres como una hija mas para mi, y se que en tu casa no la estas pasando nada bien, además de que ya eres mayor de edad. Ahora puedes decidir por ti misma, y me encantaría que escogieras venir a vivir conmigo en lugar de irte a quien sabe donde…

- ¿Cómo sabias que…?

- Se muchas cosas querida, el instinto maternal lo predijo.

- ¿De que están hablando?- pregunte confusa

Ambas se miraron por un rato largo hasta que Luna agacho la mirada.

- Luna no pensaba volver a su casa, ella tenía planeado irse a quien sabe donde con su novio Kevin, pero después de todo lo ocurrido sus planes se vinieron abajo y para no tener que volver a su casa tenía pensado escaparse.

- ¿Es eso verdad? – le pregunte confusa y a la vez un poco enojada. - ¿Tenias planeado irte sin decirme nada?

Luna me miro con los ojos llorosos, se la notaba muy apenada por todo eso.

- Es verdad. Después de todos los problemas que te cause creí que lo mejor era irme para siempre de tu vida, además de que era la excusa perfecta para poder animarme de una vez por todas a irme de casa.

-Luna…

- No por favor, no digas nada, se que vas a decirme que lo de anoche no fue mi culpa pero yo siento que si…

- Luna ya hablamos de esto, no tuviste la culpa, solo fuiste una victima mas en todo esto. No se que es lo que me molesta mas, si el saber que mi mejor amiga se iba a escapar sin decirme nada o que se sigue culpando por algo de lo cual no tuvo ningún tipo de culpa…

-¿Entonces Luna aceptas mi propuesta? Piensa que me estarías haciendo un favor ya que odio el tener que quedarme sola.– dijo mi madre mientras le guiñaba un ojo.

- Ambas sabemos que el favor me lo están haciendo a mí, porque realmente no quiero volver a mi casa como tampoco quiero irme, pero como ahora ya tengo otra opción… esta bien, me voy a quedar.

Tras escuchar que Luna había aceptado quedarse me abalance para abrazarla.

- Gracias a las dos.

- No tienes nada que agradecer, y bueno ahora me voy a prepararte una habitación…- comento mi madre mientras se paraba para irse.

- Madre, espera.

- ¿Que pasa cariño?

- Dale a Luna mi habitación, allí se sentirá mucho mas cómoda que en cualquier otra, además esta acostumbrada a dormir allí por todas las noches que se ha quedado a dormir…

- No Xia, no puedo aceptar eso. Ya es demasiado con me permitan quedarme en tu casa. No podría usar tu habitación. Me sentiría mucho más cómoda en la habitación de invitados...

- Ayy Luna..

- Xia déjala tranquila, si se siente mas cómoda en otra habitación no hay problema; yo le preparo la habitación de invitados. Pero por favor deja de presionarla no vaya a ser que por tus presiones decida irse a otro lado.

- Esta bien, mi mamá tiene razón. Si quieres quedarte en la habitación de invitados entonces quédate en la habitación de invitados.

- Gracias

Mi madre estaba a punto de irse cuando se dio vuelta para decirme algo.

- Cariño me olvidaba de decirte que Liam quiere hablar contigo, te esta esperando en el jardín.

- Esta bien mamá gracias por avisarme. Voy a ver que es lo que quiere mi hermano.

Liam estaba sentado en el borde de la pileta. Me acerque a él y me senté a su lado.

- Me dijo mi madre que querías hablar conmigo.

- Así es…

-Mira si vas a hablarme sobre lo malo que son los demonios y todo eso solo te digo que te ahorres las palabras, no vas a cambiar mi manera de pensar o mi manera de ver a Aydam…

Liam me miro por un rato, lo hizo de una manera rara… como si estuviera triste, pero a la vez enojado… no se como explicar, era raro.

- No Xi, esta vez no voy a hablarte de demonios. Estoy cansado de discutir…

Eso no me lo esperaba,  pensé que iba a seguir peleando conmigo sobre los demonios.

- Yo también estoy cansada de discutir. Pero si no vamos a hablar sobre eso entonces… ¿De que vamos a hablar?

- De Whiteland.

- ¿Whiteland? ¿Y eso que es?

- Es un lugar.

- ¿Un lugar?

- Si, seria algo así como un país. Es un lugar que tiene sus propios gobernantes, sus propias leyes, su propia gente. Es el único lugar en donde podemos ser uno sin tener que matarnos unos a otros. El único lugar donde podemos ser nosotros mismos sin tener que preocuparnos del ojo humano.

- ¿Me estas diciendo que los seres sobrenaturales tienen su propio mundo?

- Si. Y ahí es donde queda la Academia, por eso mismo tú no podías ir a visitarme, los humanos no pueden entrar.

-¿No pueden entrar por que no los dejan o por que simplemente NO PUEDEN?

- No los dejan, pero aun así físicamente les es imposible entrar.

- ¿Y como es eso posible?

- Hace miles de años los seres sobrenaturales necesitaban de un lugar en donde pudieran ser ellos mismos, ahí fue cuando crearon Whiteland. La historia es demasiada complicada como para contarla, pero voy a hacer mi mayor esfuerzo para que la puedas entender.

- Esta bien…

- En Whiteland es el único lugar en donde pueden convivir TODAS las criaturas sin poder hacerse daño alguno. Ahí es donde se encuentra el Consejo general, que esta formado por un representante de cada especie. Como ya sabes cada especie tiene su propio Consejo formado por miembros de su misma especie y el presidente de cada uno de los Consejos es el que integra el Consejo General. Whiteland es como una ciudad neutra. Algo parecido a como el club al que fuiste. Hay muchos lugares neutros esparcidos por todo el mundo.

-¿Y como es que este lugar no aparece en el mapa? ¿O como es posible que nunca haya sido descubierto o expuesto por los humanos?

- Eso es por la magia.

- ¿Magia?- pregunte confusa

- Si, Whiteland esta protegido por magia. Por eso es que ningún humano ha podido llegar allí, porque la magia no se los permite, los hace cambiar de rumbo, pero hay veces en las cuales el intento de los humanos por cruzar es tan fuerte que cuando tratan de cruzar el límite simplemente desaparecen.

- Wow, esto que me estas contando es realmente impresionante. Es increíble las cosas que la magia puede llegar a hacer.

- No tienes ni idea de todo lo que la magia puede lograr.

- ¿Entonces en esta ciudad viven diferentes especies?

- Exacto. Pero como no todas las especies estaban de acuerdo con tener que  convivir todos juntos entonces se fueron subdividiendo territorios de Whiteland y cada uno de ellos fue repartido para cada una de las especies.

- ¿Seria algo así como que Whiteland es el país y lo dividieron en estados?

- Algo así. Como sabrás hay muchas especies por lo tanto hay muchos territorios. En esos territorios solo esta permitido pasar si eres parte de la especie. En el territorio de los vampiros es donde se encuentra la Academia St Claire.

- ¿Y donde es que queda este lugar?

- ¿Alguna vez has oído hablar del Triangulo de la Bermudas?

- Esto tiene que ser una broma. ¿Me estas diciendo que este lugar se encuentra en el famoso Triangulo de las Bermudas?
- Ahí mismo.

- Oh por Dios… esto realmente parece sacado de algún libro. Es casi imposible de creer.

- Lo se… lo que para los humanos puede ser irreal, un cuento, una fantasía… para nosotros es mas real de lo que crees.

-Ahora entiendo como es que se han perdido muchos aviones y barcos en ese lugar. Era todo por culpa de la magia que lo rodeaba, para que así nadie pudiera atravesarlo. ¿Y como es que vamos a llegar allí?

- De la misma manera que utilice para llegar hasta aquí. Con magia.

- ¿Puedes hacer magia?

Liam me sonrío y me mostró un pequeño colgante.

- Solo los brujos pueden hacer magia, pero cada ser sobrenatural posee uno de estos colgantes. Es un colgante que esta hechizado para que así podamos ir y venir de Whiteland las veces que queramos. El tuyo me llega mañana.

Ese colgante me parecía muy familiar…

- ¿Me prestas tu colgante? Quiero ver una cosa…

Liam me dio el colgante y al segundo que lo tuve en mi mano tuve una sensación extraña. Fue como una ola de poder que me envolvía. Un poder que provenía de ese colgante. El colgante era de una forma rara, tenia como varios símbolos adentro de un triangulo invertido, uno parecía como el símbolo del infinito, los otros eran como letras raras… era muy difícil de describir… pero aun así me era muy familiar. Yo este colgante lo había visto en algún lado…

- Ya recuerdo… este colgante lo tenia puesto el demonio que trato de secuestrarme. ¿Qué significa este símbolo?

- Este es el símbolo de Whiteland, si el demonio que trato de secuestrarte lo tenia eso significa  que él tiene que estar viviendo allí. Debe de estar en el territorio de los demonios.

- Ahora ya sabemos a donde se fue cuando desapareció.

- Aun así esta en el territorio de los demonios, jamás podremos encontrarlo si se esta escondiendo allí, la única manera que tenemos es exponer todo esto al Consejo para que ellos se encarguen de omitir una orden en contra de este demonio en el Consejo General.

- Liam necesito pedirte algo…

- Dime.

- Cuando expongamos todo esto al consejo quiero que me prometas que vas a dejar afuera de toda la situación a Aydam. Por favor no quiero que él se encuentre involucrado en todo esto y mas aun cuando el también es un demonio. Por favor tenemos que dejarlo afuera de esto.

Liam se levanto enojado.

- No puedo hacer esto, él puede estar metido en todo esto. El Consejo debe saberlo…

- Por favor Liam, por lo menos dame tiempo. Por ahora no digamos nada… por favor – suplique.

- ¿Tiempo para que? ¿Para verlo? ¿Para hablar con el y advertirle? Por Dios hermanita no seas tan ingenua.

- Solo te pido tiempo para demostrarte que él no tiene nada que ver en todo esto.

- ¿Y como piensas hacer eso? ¿Cómo piensas demostrarme eso, cuando tienes prohibido comunicarte con él?

- No lo se… solo dame tiempo ¿Si?

- Esta bien, por ahora no voy a decir nada mientras tú te mantengas alejada de él. Promete que no le hablaras, que no lo veras… y yo te doy mi palabra que no lo mencionare.

Sabía que lo que estaba por hacer no estaba bien, pero tenía que hacerlo por Aydam. Tenia que hacerlo para mantenerlo afuera de todo esto.

- Te… lo prometo. – susurre.







Capítulo 18



-¿Y ahora que hacemos?- Pregunte mientras sostenía mi colgante en la mano- ¡ESPERA! – Exclame horrorizada - ¿Qué va a pasar con mi ropa? Yo no puedo irme sin ella… ¿Cómo la vamos a llevar? ¿A caso este colgante también sirve para transportar cosas?

- Ay Xia… ¿Estas preocupada por la ropa?

- Por supuesto. ¿O acaso crees que voy a andar con la misma ropa todos los días? La respuesta es NO, por eso necesito mi ropa… ¿Como vamos a hacer para llevarla?

- No te preocupes por tu ropa. Tu ropa va a llegar de la misma manera que llego tu colgante… por correo.

- ¿Y como hacen que el correo llegue si supuestamente nada puede atravesar la capa de magia que protege el lugar?

- Nada que sea humano- corrigió mi hermano.

- Es decir que… ¿Un avión puede llegar a ese lugar?

- Si todos los que van a bordo del avión son seres sobrenaturales entonces si.

- ¿Y porque no vamos en avión entonces?

- Ay hermanita… tu y tus preguntas. Porque el Avión de hoy ya salio, y salio con tu ropa… te lo digo para que lo sepas. Y si no fuimos en avión es porque quiero que aprendas a usar el colgante.

- Ok. Esto… ¿no me va a doler no?

Liam lanzo una carcajada.

- Por supuesto que no, esto no duele nada. Solo vas a sentir un pequeño mareo ya que es tu primer viaje, pero eso es todo.

- Bueno, entonces vamos…

Mi madre y Luna nos estaban observando desde la mesa del jardín, ambas nos miraban divertidas. Yo ya me había despedido de ambas a la mañana, hubo muchas lagrimas y abrazos de por medio, pero por suerte la despedida ya paso y ahora era la hora de viajar. Mientras sostenía el colgante pensaba en el celular que tenía en mi bolsillo, el celular que Aydam me había dado. No había recibido ninguna noticia de su parte. Solo espero que no le haya pasado nada… me muero si algo llego a pasarle. Ayer le había mandado un mensaje contándole los planes que tenían mi madre y mi hermano de mandarme a la Academia, todavía estaba esperando alguna respuesta de su parte… lo que sea, pero jamás me respondió. Tampoco me llamo, y eso que me había prometido que mas tarde íbamos a hablar. Me pase toda la noche mirando el celular esperando que sonara en algún momento, pero nada.

- … ¿Escuchaste algo de lo que te dije recién?- pregunto Liam con cara de pocos amigos.

- Perdón, estaba distraída…

- Y ese es el problema, no puedes distraerte ahora… toda tu concentración tiene que estar en el viaje que vas a hacer. Si no estas del todo concentrada puede que no llegues entera a Whiteland…

- ¿Qué quieres decir con que puede que no llegue entera? ¿A caso puedo perder una oreja en el camino o peor… mi cabeza? – pregunte horrorizada

- Si no estas del todo concentrada puedes perder alguna parte del cuerpo en el camino…

- OH POR DIOS….- grite horrorizada y Liam comenzó a reírse sin parar.

- Es una broma… pero aun así tienes que estar concentrada ya que sino las nauseas van a ser peores…

- IDIOTA- grite mientras le pegaba en el hombro, él seguía riendo.

- Bueno, ahora vamos a concentrarnos en el viaje. Lo único que tienes que hacer es tener la mente en blanco, solo concéntrate en mantener tu mente en blanco que yo hago el resto del trabajo. Lo único que te digo es que no sueltes mi mano ¿Entendido?

- Entendido.

- Bueno empecemos….quiero que cierres los ojos, no pienses en nada… solo respira y siempre mantén los ojos cerrados. ¿Lista?

- Si…

De repente comencé a sentir como el piso comenzaba a desaparecer… una sensación de pánico comenzó a recorrerme.

- ¡LIAM!- grité

- Mantén los ojos cerrados y mantén la calma…

Me aferre muy fuertemente a mi hermano, pasaron unos segundos y por fin esa sensación de vacío desapareció, poco a poco comencé a sentirme de nuevo en la tierra.

- Ya puedes abrir los ojos.

Con miedo fui abriendo mis ojos poco a poco.

- Oh mi Dios…

No podía creer lo que estaba viendo, era el paisaje más hermoso que había visto jamás. Estábamos en la cima de una pequeña colina y desde ahí se podían ver enormes lagos, de diferentes colores. Parecía un mundo de fantasía… era hermoso. También se podía observar que muy abajo había un enorme pueblo.

- ¿Eso es Whiteland? – pregunte asombrada

- TODO es Whiteland. Lo que estas viendo es una pequeña parte de ella. Estamos en Airblack, el territorio de los vampiros. ¿Ves aquel lugar de allí?- pregunto Liam mientras me señalaba lo que parecía ser una enorme mansión…

- Si… ¿Qué es?- pregunte curiosa

- Esa es la Academia St Claire.

- Woow, nunca pensé que seria tan grande. Desde acá se nota que es inmensa- comente asombrada.

- Lo es. Vamos- dijo mientras me estiraba de la mano.

- Espera, ¿Piensas ir caminando?

- No tontita, ¿Acaso no ves la carretera que esta al costado de esta colina?

Ahí fue cuando note que al borde de la colina había una calle que al parecer te llevaba hasta el centro de la ciudad. Y había… AUTOS.

- ¿Hay autos aquí?- pregunte sorprendida

- Ay Xia.. ¿Qué pensabas que este lugar era medieval, que no habría ni electricidad?

- La verdad si… ósea me lo imagina más como un estilo al infierno, fuego por todos lados, demonios de tres cabezas, un lugar oscuro y sombrío… y esto es todo lo opuesto a lo que imaginaba.  Ah y por supuesto imaginaba que no había ni comodidades ni electricidad…

- No todo lo que crees es correcto. Muchas veces se juzga sin conocer primero… Esta es la prueba que no todo es como lo imaginas.

- Si ya me dí cuenta.

Una vez que llegamos a la carretera mi hermano freno un taxi… si un taxi, al parecer también habían taxis por aquí...y le indico que nos llevara a la Academia.

En lo poco que tardo el viaje yo aproveche para ir apreciando lo hermoso que era este lugar, parecía un mundo de fantasías. Cuando por fin llegamos a la Academia, unas enormes puertas se abrieron y nos permitieron pasar. Los jardines de la Academia eran preciosos, había de toda clase de plantas, flores de todos colores. Era un lugar soñado.

El taxi se detuvo justo en la entrada principal. Mi hermano le pago con dinero. Al parecer aquí también se manejaban con dinero. Todo parecía tan normal, salvo la belleza del paisaje que eso se acercaba a la perfección.

La Academia era inmensa, era como una enorme fortaleza de piedra pero con la apariencia de una lujosa mansión. Tenía miles de ventanas, y se notaba que había muchas habitaciones. Estaba tan perdida admirando todo que no me había dado cuenta que había alguien mas con nosotros.

- Bienvenida a la Academia- dijo una hermosa rubia que parecía estar llegando a los cuarenta- Mi nombre es Katya, yo soy la directora de aquí. Tú debes de ser Xia…

- Mucho gusto- respondí mientras le estiraba mi mano para estrechársela.

- El gusto es todo mío- contesto Katya con una sonrisa en su rostro- Liam me contó algunas cosas sobre ti.

Sin poder evitarlo pose mi mirada sobre mi hermano, esté se veía muy tranquilo.

- No te preocupes Xia, aquí conocerás a algunos jóvenes que son como tu, no eres la única media-sangre, no tienes de que preocuparte. Veras que muy pronto este lugar se sentirá como tu casa. Por cierto ya llegaron tus maletas y están en tu habitación.

- ¿Tan rápido llegaron?

- Si hermanita, te dije que las había mandado en un vuelo mucho mas temprano.

- Si lo se, es que no creí que llegaran tan pronto. – dije sorprendida.

- En este lugar vas a sorprenderte seguido- comento Katya con una dulce sonrisa. Parecía una mujer muy agradable.

-Ahora mismo los llevo a la que será tu habitación.

Mi habitación… sonaba tan extraño. Todavía me costaba creer que estaba realmente aquí y que este no era otro de mis sueños.

Mientras íbamos de camino a mi habitación fui observando cada uno de los lugares de la Academia, todo era muy lujoso, parecía un sueño estar allí. Jamás se me habría ocurrido que los seres sobrenaturales pudieran tener tanto dinero.

Por lo que me iba contando Katya la Academia contaba con una enorme biblioteca, un gran comedor en donde no solo servían suministros de sangre sino que también servían comidas para todo aquel que todavía tenia la costumbre de comer. Había una enorme piscina… hice bien en traer mi traje de baño, pensé con una sonrisa. También había un establo con caballos, una sala de recreación en donde tenían computadoras, vídeo juegos, televisores, entre muchas otras cosas mas.

- En la Academia nos gusta hacer sentir a los chicos como en su casa, por eso mismo nos encargamos no solo de enseñarles sino también de darles pequeños gustos para que así no les sea tan pesado el estar lejos de sus familias, y el estar viviendo en su escuela.

- Esto es el paraíso- susurre

- Me alegra saber que te gusta- comento Katya

- Yo sabia que te iba a gustar hermanita, te conozco.

- ¿Gustarme? Esto me encanta.

Ambos me sonrieron.

Al fin llegamos a la que seria mi habitación. Cuando Katya abrió las puertas al principio sentí miedo de que fuera un lugar frío, oscuro y completamente opuesto a lo que era el resto de la Academia, por suerte no fue así. La habitación era hermosa. Había una enorme cama de princesa en el medio. Al costado había un escritorio que hacia juego con todo el resto del mobiliario, y lo más importante… TENIA MI PROPIO VESTIDOR… mis ojos estaban a punto de llorar.

- Pellízcame… creo que estoy soñando.

- Parece que le ha gustado- le comento Katya a mi hermano.

- Le ha encantado, mírala… parece como un niño en una juguetería.

- Bueno querida te dejamos para que termines de acomodarte, mientras que con tu hermano tenemos un par de cosas que hablar ¿Te parece?

- Si me parece perfecto…- conteste embobada mientras recorría mi habitación.

Solo me di cuenta que se habían ido cuando escuche el ruido de la puerta cerrarse. No podía creer lo que me estaba pasando. Esta era la habitación de mis sueños. Tenía hasta un baño propio, con un hidromasaje incorporado, un enorme espejo… una pequeña biblioteca llena de libros y cuando fui a mirar cuales tenían, resulto ser que tenía todos mis libros. Eso me hizo dar cuenta que no estaba para quedarme solo unos días… estaba para quedarme unos cuantos meses.

Esa afirmación al principio no me molesto, ya que estaba enamorada de esa habitación, así  que fui a lo más importante; ordenar todas mis cosas en ese espectacular lugar. Derepente mi móvil sonó.

Era un mensaje de Aydam:

Princesa perdón por tardar en contestar es que tuve unos pequeños inconvenientes. Supongo que ya debes de estar en Airblack, se nos va a complicar vernos…pero nada es imposible. Ya se me ocurrirá una manera para poder verte. Por cierto averigüé un par de cosas sobre “el informante”, cuando nos veamos te las cuento bien en detalles. Te extraño.

- El no se olvido de mi- dije con una boba sonrisa en mi rostro mientras me apresuraba para contestar.

Espero poder verte pronto, tengo muchas ganas de verte. Yo también te extraño y por favor ten mucho cuidado no quiero que te pase nada, tengo miedo de perderte. Por cierto este lugar es GENIAL, no sabes lo que es mi habitación… es todo un sueño, y el paisaje es soñado. Me encantaría que estuvieras aquí para poder decir que tengo junto a mi todo lo que siempre soñé.

Pasaron unos minutos y recibí un mensaje de respuesta;

Has lo mismo que hago yo cuando tengo ganas de verte, cierro los ojos y te imagino a mi lado. Se que no es lo mismo pero por lo menos funciona un poco. Y puedes quedarte tranquila porque jamás me vas a perder. Me alegro que te este gustando nuestro mundo, eso hace las cosas un poco mas fáciles. Muy pronto nos vamos a estar viendo, te lo prometo. Besos. Tu demonio.

- Me muero de amor, me puso “Tu demonio”… como si fuera mío. Es un dulce. Bueno Xia ahora sabes que TU DEMONIO esta bien, así que a trabajar… tenemos mucha ropa que acomodar… - Y con una sonrisa en mi rostro me puse a acomodar mis cosas- Esto no parece tan malo como creí…







Capítulo 19



-L as cosas se están saliendo de control ¿No le parece, mi señor?

- ¿Por qué lo dices?

- Por lo del viaje de la muchacha a Airblack.

-¿De que estas hablando?- pregunte furioso

El subordinado estaba muy nervioso, podía sentir su miedo como si fuera mío. Haces muy bien en temerme, todos deberían de hacerlo.

- Disculpe mi señor… pensé que… pensé que ya estaba enterado que la muchacha viajo junto a su hermano a la Academia St Claire.

- Maldición, esto no puede estar pasando- dije furioso mientras tiraba mi escritorio a un lado por la furia que estaba sintiendo.- Quiero ver a Malik, dile que venga…

- El señor Malik no se encuen…

- NO ME DIGAS QUE NO ESTA, NO ME IMPORTA SI TIENES QUE IR A BUSCARLO HASTA EL MISMISIMO INFIERNO PERO TRAEMELO AQUI ¡AHORA!

- Sssi, como ust..usted ordene mi señor.

¿Dónde mierda se encontraba ese incompetente en estos momentos? ¿Cómo es posible que la muchacha haya llegado a la Academia?

Cálmate… cálmate, todavía hay tiempo. Todavía hay mucho tiempo…

Empecé a caminar de un lado para el otro, esto no podía estar sucediendo ahora. Malik me había asegurado que se iba a encargar de ella.

- Desde el momento en el que ese incompetente me dijo que el plan de secuestro no había funcionada ahí es cuando tendría que haberme dado cuenta que este inútil no sirve para nada. Jamás tendría que haber dejado algo tan importante como el secuestro de esa abominación en manos de un inútil como Malik. Espero que tenga buenas respuestas para todas mis preguntas porque sino la única cabeza que va a rodar por aquí va a ser la de él.

No puedo permitir que esa cosa  siga viviendo, tendría que haberme apegado a mi plan desde un principio y la tendría que haber matado cuando tuve la oportunidad, ahora las cosas se me van a complicar muchísimo.

No importa… dejemos que esa muchacha disfrute de este tiempo lo mas que pueda, ni bien tenga la oportunidad acabare yo mismo con ella.

- Acabo de ver a uno de tus subordinados salir muy deprisa ¿Se puede saber que es lo que esta ocurriendo aquí?- Maldición, justo en el momento mas oportuno tuvo que aparecer este viejo…- También veo que has hecho una remodelación, ¿Tu escritorio te tenia cansado? – Controla la ira, tienes que controlarte…

Me di la vuelta calmadamente, tratando de mantener la ira bajo control, no podía dejar que Frederick sospechara nada.

- Frederick, sabes como me pongo cuando las cosas no salen como a mi me gustaría que salgan…

- Lo se muchacho, pero tienes que mantener tu ira bajo control, no puedes destrozar toda la casa cuando algo no sale como esperas. Por cierto… ¿Qué paso con la muchacha? ¿Pudieron retenerla?

-No señor, un demonio la ayudo a escapar…

-¿Un demonio?¿Y como es eso posible? ¿Por qué no me dijiste nada de todo esto?

- Es que no quería preocuparlo con estos inconvenientes.

- Bueno no importa, todavía hay tiempo para traerla aquí.

- Eso creo que tampoco será posible, por lo menos por ahora… ella esta en Airblack con su hermano.

-¡¿QUÉ?! ¡¿ME ESTAS DICIENDO QUE ESTA EN EL TERRITORIO DE LOS VAMPIROS?! MALDICION, ¿CÓMO ES ESO POSIBLE? ¡ELLA NO PUEDE ESTAR EN EL TERRITORIO DE LOS VAMPIROS, NO PUEDE!

- Lo se señor, pero no se preocupe… esta vez yo mismo me encargare de la muchacha.

Frederick se quedo un rato pensativo.

- Esta bien, solo recuerda… la quiero sana y salva, no quiero verle ni un solo rasguño, sino te las veras conmigo ¿Quedo entendido?

Maldito viejo, no veo la hora de matarte a ti y a esa abominación.

- Por supuesto. Porque no va a descansar, se lo nota muy cansado.

- No me digas lo que tengo que hacer.

-Lo siento.

- Solo encárgate de traerme sana a esa muchacha, eso es lo único que quiero.

- Frederick disculpa mi atrevimiento pero… ¿Qué interés tienes con esa muchacha?

Por un segundo me miro furioso pero luego supo poner esa mascara de tranquilidad y de falta de interés… como si la muchacha no fuera nada importante. El muy estupido no sabia que yo ya estaba enterado de la verdad…

- Estudiarla, eso ya lo sabes.

- Por supuesto.

- Tengo un par de cosas de las que encargarme, tu ya sabes que hacer… tráeme a la muchacha.

Pasaron un par de minutos después de que Frederick se fuera y alguien toco mi puerta. Era Malik, podía sentirlo..

- Entra.

- Mi señor yo…

- Cállate y escucha. Eres un maldito incompetente, primero dejas un trabajo tan importante como este secuestro en manos de un idiota e inmaduro demonio. ¿A caso eres imbecil? Lo único que tenias que hacer era traerme a la chica eso es todo… ahora la muy desgraciada esta en territorio vampiro, y sabes perfectamente que no podemos entrar ahí. Lo único que has hecho imbecil fue complicar más las cosas…

- Señor…yo se que esta muy disgustado…

- ¿Disgustado? Esa palabra no puede ni definir como me siento ahora, solo tengo ganas de cortarte la cabeza por incompetente.

- Lo se señor, solo le pido otra oportunidad. Esta vez prometo no defraudarlo.

- No lo se… dejemos que el resto de los miembros decidan cual será tu futuro. Por ahora encárgate de que nadie pueda sospechar de nosotros, limpia tu desastre y encárgate de tu incompetente demonio. Lo único que nos falta ahora es que ese idiota pueda abrir la boca. Quiero que lo mates.

- Como… usted ordene.

- Y pobre de ti que falles en esto, ya de por si los miembros no estarán muy contentos con tu primer fallo, no nos hagas enojar dos veces… te aseguro que no quieres hacerlo. Ahora vete y encárgate de limpiar tus errores. ¡Vete!

Ni bien Malik se fue, me encargue de avisar a los demás miembros que necesitamos hacer una reunión inmediata. Las cosas iban a empezar a ponerse muy feas si no nos encargamos de que esta bomba no nos estallara en la cara.







Capítulo 20



-¿Como te sientes? – Me pregunto Jez muy preocupada.

- Mucho mejor. No es nada lo que tengo- dije mientras intentaba levantarme. Pero Jez fue más rápida y me impidió que lo hiciera.

- Detente, ¿Estas loco? El medico dijo que necesitas reposo, ni se te ocurra levantarte otra vez porque me veré obligada a tumbarte en la cama nuevamente y si es posible te voy a atar a ella.

- Por Dios Jez, no exageres… no tengo nada, solo fueron unos simples golpes, ya estoy bien.

- ¿Qué no exagere? Tienes una costilla y un brazo roto, tienes el labio partido y estas lleno de hematomas ¿Eso te parece algo que unos simples golpes podrían ocasionar? Esto fue más que una simple pelea de bar, dime ahora mismo que fue lo que te paso…

- El otro termino peor.- dije a la defensiva.

- Eso no lo dudo, pero aun así quiero que me digas que fue lo que te paso.

- Ya te lo dije fue una simple pelea en un bar, eso es todo.

Jez se levanto irritada.

- Aydam estoy cansada, realmente cansada de que me mientas. Al principio pensé que solo necesitabas tiempo hasta que por fin me dijeras lo que te pasaba y te di tiempo suficiente. Anoche llegaste casi muerto… cuando te vi así… sentí que mi corazón se partía. Por favor no me dejes afuera de esto. ¿Qué es lo que te esta pasando Aydam? Desde hace tiempo que no eres el mismo. Acaso ¿estas metido en problemas de drogas, o te juntaste con mala compañía? Sea lo que sea puedo ayudarte a superarlo, solo necesito que confíes en mi…

- Por Dios Jez, ya te lo dije no estoy metido ni en drogas ni ando con mala compañía, la verdad es que me pelee con un tipo en un bar, eso es todo. Fin de la historia.

Los ojos de Jez se le llenaron de lágrimas. Se paro para irse, pero antes de hacerlo me dijo algo;

- Sabes que aun te amo, y me duele saber que no confías en mí. Cuando tengas ganas de hablar búscame, sabes que te estaré esperando…pero no te esperare por siempre.

Me dolía mucho ver como la lastimaba pero no podía decirle la verdad. Nadie podía saber la verdad.

- ¿Te peleaste con Jezabel? - pregunto Cyrene mientras entraba a mi habitación - Acabo de cruzarme con ella en el pasilla y no la vi muy bien que digamos.

- Esta enojada porque cree que no confío en ella, me duele verla así pero ambos sabemos que nadie puede saber sobre esto.

- Me puedo imaginar lo difícil que es todo esto para ti, se que tu y ella tuvieron una historia… debe ser muy difícil el tener que ocultarle cosas, pero por mas doloroso que sea esto tiene que seguir así, ella no puede saber nada. Nadie puede saber nada.

- Lo se madre.

- ¿Todavía la amas?

La pregunta realmente me sorprendió.

-¿Qué? No, por supuesto que no, yo jamás he amado a nadie, yo soy incapaz de amar. Aunque no te niego que siento un gran aprecio por ella, la conozco desde chico.

- Todo el mundo es capas de amar.

- Yo no- dije en una postura firme. Esa era la verdad, yo era incapaz de amar.

Cyrene me miro con ternura y tiernamente me acaricio la cabeza.

- Cariño, todo el mundo es capas de amar, no tienes que ser tan duro contigo mismo. Muy pronto te vas a dar cuenta de lo equivocado que estas.

Sus palabras me dejaron en duda ¿Será que realmente existe la posibilidad de que algún día encuentre a alguien para amar? ¿Será que algún día encontrare a alguien que me ame?

El pensar en esto me trajo una sola imagen a la cabeza… Xia…

Pero eso no es posible, casi ni la conozco, aunque no podía negar que lo que me estaba pasando con esa muchacha jamás me había pasado con ninguna otra. Sentía una conexión muy fuerte. Era difícil de explicar pero sentía como si ella estuviera hecha solo para mí…

- …¿Te sientes mejor?

- ¿Qué? Perdón madre no te escuche.

- ¿Qué si te sientes mejor?

- Ah, si. La verdad es que estoy odiando el tener que estar en cama, sabes que no soporto el tener que estar en reposo sin poder hacer nada.

- Ya sabes lo que dijo el medico, tienes que hacer reposo. Ayer llegaste muy mal herido hijo, por un momento tuve miedo de perderte. Así que hasta que el medico no te de el alta no vas a dejar esta cama ¿Quedo entendido?

- Si- respondí de mala gana.

- Ahora quiero que me cuentes que fue lo que paso realmente. Se que esto tuvo algo que ver con los que intentaron secuestrar a Xia, ahora que veo que estas un poco mejor como para hablar quiero que me cuentes todos los detalles.

- Tienes razón, esto tuvo que ver con los que intentaron secuestrar a Xia.

- ¿Acaso estas loco? ¿Cómo es que fuiste a ver esta gente tu solo? Por Dios Aydam, pensé que eras mas sensato, pero ahora veo que no.

- Madre déjame explicar que fue lo que paso, después puedes sacar las conclusiones que quieras y puedes decirme lo que quieras.

- Esta bien, entonces habla muchacho.

- Xia me dijo que una de las cosas que pudo sacarle a Luna es que el hombre que le había ordenado a Raydmon que la secuestrara era conocido como “El informante”. Para poder sacar un poco mas de información sobre este “Informante” decidí ir por mi cuenta al bar “Laberinto” para ver si podía descubrir un poco más sobre este tipo.

- Por Dios Aydam, ¿Cómo se te ocurrió meterte en un lugar tan peligroso? Sabes que a ese bar va la peor escoria de todos los seres sobrenaturales.

- Por eso mismo fui, porque ese era el lugar perfecto para poder sacar algo de información.

- ¿Y los tipos de ese bar te dejaron así?

- No, la historia no termina ahí… yo llego al bar y antes de que te alarmes no es la primera vez que voy, conozco a algunas personas que frecuentan ese lugar.

- ¡AYDAM!

- Madre déjame terminar la historia, por favor.

Cyrene de mala gana me hizo un gesto para que continuara.

- Cuando llegue a ese bar ¿A que no te adivinas con quien me encontré? Con Raydmon. Obviamente me acerque a él para hablar…

- Para pelear querrás decir- corrigió de mala manera mientras me miraba con reproche.

- Bueno eso también, lo importante es que después de pegarnos un poco le pude sacar un poco de información.

Cyrene se veía un poco sorprendida.

- ¿Qué fue lo que averiguaste?

- Después de unos cuantos golpes Raydmon me dijo que el había sido contratado solo para secuestrar a Xia, y que se comunicaba con un hombre al que se lo conocía como “El Informante”, me dijo que el tuvo la oportunidad de verlo personalmente solo dos veces. Cada vez que lo vio el tipo siempre estaba rodeado de matones, y en una de esas veces el escucho cuando uno de los tipos lo llamaba “Señor Malik”.

- Eso es genial, ya tenemos un nombre.

- Si.

- ¿No te dijo como poder localizarlo? ¿En donde era que se reunían? ¿Cómo lucia ese tipo?

- Con respecto a su apariencia me dijo que era un demonio de pelo negro, parecía estar alrededor de los 30 años humanos, pero ambos sabemos que eso es solo en apariencia, debe tener muchos años más. Lo único que me dio fue el numero de teléfono con el que hablaba con este tipo, pero ya trate de llamar y el numero ha sido dado de baja.

- Eso no importa, dame el número y veré si puedo averiguar algo más. ¿Te dijo algo más? ¿El sabia porque querían secuestrar a Xia?

- No, no pudimos hablar más que eso ya que llegaron unos amigos y bueno la pelea que era uno contra uno se convirtió en cuatro contra uno hasta que mis chicos entraron en acción y la cosa fue más pareja. Eso fue todo lo que le pude sacar.

- Fuiste muy valiente hijo, gracias a la información que le has sacado se nos hará más fácil llegar a la mente que maneja todo eso. Ahora te dejo para que descanses, por más que seas un demonio y sanes con rapidez no eres inmortal y las heridas tardan un poco en sanar. Necesitas ponerte bien.

Cyrene me dio un beso en la frente y estaba a punto de irse cuando freno en la puerta para decirme una ultima cosa. Al parecer todos se acordaban de cosas para decirme justo antes de irse…

- Por cierto ¿Has sabido algo de la muchacha?

- Solo lo que ya sabíamos, esta en Airblack con su hermano y por lo que me dijo esta enamorada del Whiteland como también esta encantada con su nueva habitación.

Cyrene sonrío tiernamente como si se estuviera acordando de algo.

- Ah me olvidaba… dale las gracias a Marvin, él fue quien te encontró inconciente en el piso y te salvo la vida.

Eso me dejo perplejo.

-¿Marvin fue el que me encontró y me ayudo?

- Si querido, tenle un poco de paciencia él no esta pasando por un buen momento, dale tiempo y veras que no es como aparenta ser. Él es una gran persona, ya lo veras…

- Si tu lo dices…- susurre irónicamente.

- Ya lo veras.

- Madre ¿No conoces otra frase que no sea “ya lo veras” o “ya lo sabrás”?

Cyrene me sonrío.

- Descansa Aydam, necesitas hacer reposo para reponerte, ahora mismo me voy a encargar de que te suban algo para comer, mientras tanto quiero que descanses. Te quiero hijo.

- Y yo a ti madre.

Y con esto último se fue dejándome solo con mis pensamientos, muriéndome del aburrimiento y la frustración al tener que estar tirado en esta cama.
karu


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: La princesa de los espejos

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:41

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.