Bienvenido Usuari@!
No estás conectad@, por favor CONÉCTATE o REGISTRATE pinchando en este cuadro.

Torres del Desierto

Página 1 de 15. 1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Sáb 11 Sep 2010 - 18:23

Hola
aqui les dejo una "novelilla" por asi decirlo que estoy escribiendo
que espero que les guste y que comenten
:besos: :besos: :besos:
PRIMERA PARTE: EL COMIENZO[
Capitulo 1: La noticia
Rebeca estaba mirando pensativamente el mundo que la rodeaba desde la ventana de su magnifica habitación y, aunque el paisaje era precioso ya que se veía el mar con su gran color azul intenso desde allí, Rebeca se sentía furiosa. ¿Cómo eran capaz de hacerle esto?, ¿alejarla de ellos?, ¿mandarla al continente más alejado de la Tierra? La razón de esta furia y de estas misteriosas preguntas, es que sus padres le obligaban a ir a un internado en Australia, ¡ni más ni menos!, Torres del Desierto. Lo peor de todo esto es que dicho internado, al ser privado, tenía uniforme, el cual se lo enviarían más tarde. Rebeca tenía una clara idea de cómo sería: un niqui de un tono grisáceo, una falda de cuadros de varios matices oscuros, un jersey negro de lana que la escocería mucho y unos leotardos también de lana y negros que por supuesto también la escocería mucho, en total, el peor uniforme de todo el universo o, mejor dicho, de más allá del universo. Rebeca suspiró por decimocuarta vez y volvió a recordar lo que sucedió ese trágico día:

“Era un día precioso de vacaciones, el sol brillaba con toda su intensidad y no había ni una sola nube en el cielo. Me levante muy temprano y cogiendo las zapatillas baje a la cocina para picar algo. Cuando llegue al salón mis padres estaban debatiendo, según ellos nunca discutían sólo debatían, sobre a que colegio mandarme el curso que viene, porque mi antiguo colegio sólo admitía a niñas menores de diecisiete años y tengo diecisiete para cumplir dieciocho este año. Aunque no soy cotilla pude oír claramente lo que decían ya que hablaban en un tono tan alto que hasta el más sordo de la Tierra los habría oído:

-En mi opinión deberíamos mandarla a Wostindon- dijo mi madre con su voz dulce.
-Pues yo creo que en Tazurma estaría muy bien, después de todo es donde fue mi hermana- le replico mi padre con su voz potente.
-Ya, pero Wostindon es mucho más refinado que Tazurma y creo que allí estará mejor.

Entonces, y antes de que mi padre pudiera contestarle porque sino eso se iba a eternizar, entré diciendo:

-Papá, mamá yo quiero ir a Britanic.
-¿Y por que allí, mi vida?- me pregunto mi madre con una voz que sólo tienen las madres.
-Porque allí es donde van a ir mis amigas. Además dicen que es un colegio fantástico con los mejores profesores del mundo y que te prepara muy bien para la vida cotidiana- le conteste yo sabiendo que ese era el punto flaco de mis padres.
-En ese caso, a mí no me parece una mala idea-dijo mi madre.
-Si a ti no te parece mal mi amor, a mí tampoco- dijo mi padre con esa voz cursi que se le pone a veces.
-Gracias, ¡sois los mejores padres del mundo!- dije abrazándoles tan fuerte que pensé que me iba a quedar sin brazos y ellos sin respiración.

En ese momento se abrió la ventana y una ráfaga de viento invadió la habitación. Entonces, como por arte de magia, apareció una misteriosa carta puesta boca abajo. Observé que tenía un extraño símbolo pegado, dos torres blancas unidas por una varita negra en diagonal, sabía que era eso porque soy una fan de Harry Potter, y encima un gran circulo plateado. Aunque no sabía lo que era ni cómo afectaría a mi vida, me asusté a ver la cara de mi padre que se había se vuelto tan pálida que parecía un muerto. Entonces y tras un largo silencio cogió con cuidado la carta, como con miedo. Sorprendentemente no la abrió si no que me la entrego y me dijo que la leyera. Cuando me la dio mis manos temblaban como dos hojas en pleno mes de otoño, por lo que me costo bastante abrirla. Bueno mejor dicho, no la abrí sino que rompí el sobre en mil pedazos. Cuando lo hice, me encontré con un papel coloreado con letras azul cielo sobre un fondo azul marino que ponía lo siguiente:

Querida señorita Wait:
Le comunicamos que ha sido aceptada en “Torres del Desierto” de Australia, un fantástico internado allí en el continente separado, situado cerca de la ciudad de Sydney. Junto con esta carta le enviaremos una lista con todo lo que necesita llevar, pero si tiene algún problema por favor llame al 325144239 y le atenderemos encantados. Un saludo
Sus servidores
Kebiro y Danabia, “Torres del Desierto”
PD: el uniforme llegará en unos días. Estamos seguros que le encantará.


Cerré la carta y mire fijamente a mis padres. Entonces, antes de que ellos se pudieran defender, me daba igual lo que dijeran en aquel momento, le empecé a bombardear con preguntas:
-¿Qué es eso de que me han aceptado?, ¿quién me inscribió?, ¿cuándo?, ¿por qué?
-Cariño, tranquilízate- me dijo mi madre intentando abrazarme.
-¡No quiero tranquilizarme, lo que quiero son respuestas!- replique desasiéndome del abrazo de mi madre y mire a mi padre con una mirada abrasadora que habría dejado patifuso a cualquiera excepto, claramente, a mi padre.
-Te daré esas respuestas cuando te tranquilices y pidas perdón a tu madre- me respondió mi padre deteniendo mi súper mirada.
-Está bien, lo siento mamá- dije suspirando y, mirando de nuevo a mi padre- ¿me respondes ahora?
-Bueno, no sé por donde empezar.
-Pues por el principio, ¿por dónde sino?
-Está bien, cuando tu abuelo Kitanatilas estuvo a punto de morir decidió que debías ir a buen colegio. Así que mandó una carta a Torres del Desierto y lo demás ya lo sabes.
-Vale, pero, ¿quién es el abuelo Kitana...?
-Kitanatilas.
-Lo que sea, ¿quién es? No me suena.
-Es el padre de tu tío Jim.
-Entonces, también es tu padre, ¿no?
-No, mi padre es el abuelo Robert.
-¿Por qué?
-Porque nos abandono hace mucho tiempo, cuando tu tío y yo éramos pequeños.
-Y, ¿no has sabido nada de él en todo este tiempo?
-No, ni quiero saberlo.
-Entonces, ¿cómo se entero de que tenía una nieta?, y ¿cómo te enteraste tú de que había sido él, el que me había inscrito?
-A la primera pregunta no tengo respuestas pero a la segunda te diré que hace unos años tu abuela recibió una carta donde lo contaban todo.
-¡Ah!, pero aún tengo otra pregunta.
-¿Cuál?- dijo mi padre suspirando.
-A ver, tú te llamas Robert por el abuelo ¿no?
-No, me llamo Robert porque tu abuela a si lo quiso.
-Vale, vale pero, ¿cómo es que el tío Jim tiene un nombre tan corto mientras que el primer marido de la abuela tiene un nombre tan largo?
-¿Es eso lo que quieres saber?- preguntó mi padre riéndose.
-Sí, ¿pasa algo?- dije mirándole con mala cara.
-No, no, en absoluto.
-Entonces…
-Jim es un diminutivo- dijo como si con eso estuviese todo aclarado.
-Y…
-Su verdadero nombre es Jimotean.
-Y ¿cuál es ese nombre?
-El de tu tío.
-Vale, vale, entonces, ¿tengo qué ir?- pregunte con cara suplicante y de niña buena.
-No lo creo llamaré al colegio y le diré que no puedes ir.
-¡Pues venga! , ¿a qué esperas?
-Voy, voy, tranquila.

En ese momento se fue a su despacho y oí como hablaba por teléfono pero no acerté a oír las palabras mas su tono era preocupante. Me empecé a preocupar, ¿qué demonios estaba pasando?, ¿por qué tardaba tanto? Después de varias horas, o a mí me lo parecieron, llamó a mi madre pero a mi no me dejo pasar. Al poco rato oí un sollozo de mi madre y me empecé a preocupar aún más. Minutos más tarde vino mi padre y me dijo las peores palabras de toda mi vida:

-Rebeca, iras a Torres del Desierto porque tu abuelo a pagado ya la suma de dinero. A parte de que esto es lo que quería en lo más hondo de su corazón y debes ir en memoria suya.
-Pero... si hace un minuto le odiabas, ¿por qué ahora me obligas a ir? No lo entiendo.
-Me da igual sino lo entiendes, irás y no hay más que hablar- me dijo con voz dura.

Yo no me lo podía creer, no podía estar sucediéndome esto, no podía. Noté como me escocía la garganta y me fui corriendo a mi habitación. En cuanto llegué me tire encima de mi cama poniéndome a llorar.”

-Sí, ese fue el peor día de mi vida- pensó Rebeca

Entonces Robert, el padre de Rebeca, un hombre de unos cincuenta años, pelo negro cuervo pero ya tocado por algunas canas y mirada bondadosa entró en la habitación. Se encontró a su hija sumida en sus propios y profundos pensamientos y la maleta sin hacer por lo que le dijo:

-Rebeca, cariño, ¿por qué no has hecho la maleta aún?
-Porque no pienso ir.
-Rebeca ya lo hablarlos, tienes que ir- dijo con voz cansada.
-No.
-Rebeca...
-¡No, no y no!, ¡definitivamente, no pienso ir!- gritó Rebeca enfadadísima.
-¡Pues iras!, ¡te lo ordeno!- gritó también Robert y más relajado le dijo-mandaré a Nancy para que te haga la maleta. Por cierto ha llegado tu uniforme, mandaré que te lo suban también.

Dicho esto se fue, cerrando la puerta de un portazo y Rebeca comenzó a llorar de nuevo pensando en porque la vida era tan injusta algunas veces. Minutos más tarde entró Nancy, una joven de unos veinticinco años, pelo rubio de bote, largo y recogido con un moño francés. Iba vestida un delantal blanco sobre un vestido negro y tenía mirada fría como el hielo. Colocó, sin mirar a la pobre muchacha, un bulto encima de la cama y seguidamente comenzó hacer la maleta. Cuando terminó se fue.

Rebeca se despertó al oír las campanas de la iglesia, se había quedado dormida. En ese mismo instante recordó todo e intento ponerse a llorar pero ya no le quedaban más lágrimas en sus tiernos ojos. Entonces vio el bulto, que era en verdad una caja de madera con el mismo símbolo de la carta y fue hacia él con miedo. Cuando quiso abrirlo, no pudo, ya sus manos temblaban como dos pajarillos en pleno mes de enero. Respiró profundamente varias veces y lo volvió a intentar. Esta vez sus manos si la obedecieron y al mirar dentro de la caja no podía creer lo que sus ojos estaban viendo. Era el uniforme del colegio pero a la vez no era, ya que la falda, que no tenía ni un solo cuadrado, y la chaqueta eran de un color azul marino intenso. Estaban tan bien hechas que parecían fabricadas con el agua del mar. Cuando los toco, descubrió que eran muy suaves. El niqui era de azul cielo y, al igual que las prendas anteriores, era suave y parecía hecho con trozos del mismísimo cielo. Los calcetines eran de color azul marino también y los zapatos preciosos con un poco de tacón pero no mucho. Rápidamente se lo probó y se miro al espejo ¡parecía una princesa! El traje le iba a la perfección, con sus cabellos largos y rubios como el oro y sus ojos azul intenso.

Entonces miró el reloj y vio que era muy tarde así que se quito el uniforme y poniéndose el pijama bajo a cenar. Cuando llegó al comedor oyó a sus padres hablando:

-No sé cariño, sé que debe de ir pero la echaré de menos si van tan lejos- dijo su madre.
-Lo sé, mi amor, pero ya sabes lo que nos pasará sino la mandamos- dijo mi padre.
-Pero, pero…
-Nada de pero, debemos de hacerlo por nuestro bien y él de nuestra hija.

Rebeca está conmocionada, ¿qué es lo qué estaba pasando?, ¿por qué parecía sus padres tan preocupados?, ¿por qué tenía que ir?, ¿qué le dijeron los directores a su padre en aquella misteriosa llamada?, ¿cómo sabía su abuelo Kitanatilas que tenía una nieta si no se había puesto en contacto con nadie de la familia? Demasiadas preguntas sin respuesta para su gusto pero tenía una cosa clara, sólo en Torres del Desierto encontraría las respuestas que buscaba. De repente la idea de ir no le parecía tan mala, a si podría resolver el misterio y ponerse su nuevo uniforme, que por cierto le encantaba. Pero no consentiría que sus padres lo notasen por lo que entró con tal cara de lástima, el que sus ojos estuvieran rojizos por haber llorado tanto le ayudaba mucho, que a su madre se le encogió el corazón en cuanto la vio.

La cena fue en absoluto silencio y cuando terminaron, su padre le dijo:

-Los directores de tu nuevo colegio acaban de llamar, el autobús te recogerá mañana a las siete de la mañana.
-¡Qué!- exclamó Rebeca- ¿ni si quiera me llevareis al aeropuerto?
-Rebeca, cariño- dijo su madre intentando coger su mano.
-¡Sois los peores padres del mundo!

Se fue corriendo a su habitación y se tiró en la cama llorando. Después se intento dormir y al no lograrlo se levantó. Secando sus lágrimas encendió el ordenador y se conecto un poco, para ver si podía hablar con sus amigos. En cuanto entró, Saraima, su mejor amiga, le preguntó:

-¿Cómo es que estás conectada a estas horas?
-No me podía dormir.
-¿Por qué?
-Porque mis padres me van a mandar a Torres del Desierto en vez de a Britanic.
-¡¡¡¡¡¡¡cómo!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡¡eso no es posible!!!!!!!!!
-Pues es la dura realidad, y lo peor es que no te voy a ver hasta que no empiecen las vacaciones.
-¿Por qué?
-Porque Torres del Desierto es un internado que está en Australia, el continente más alejado de todo el planeta tierra.
-¡¡¡¡¡¡¡no fastidies!!!!!!!! ¿No puedes convencer a tus padres?
-No, mi padre no me quiere escuchar de ninguna manera. me he enfadado, he llorado…, no sé que más puedo hacer.
-¿y si suplicas?
-¿suplicar? ¡¡yo!! lo siento pero me parece que te has equivocado de persona. No soy capaz de suplicar, además con mi padre no funcionaria.
-Supongo.
-¿sabes lo que más pena me da?
-No, dime.
-que me tendré que despedir del guapísimo de Juan.
-Jijijjijijijiji
-¿Por qué te da tanta risa?
-Porque pensé que sabías que tu queridísimo Juan tiene novia.
-¿Así?, ¿Cómo se llama?
-la verdad, no sé su nombre, pero es bastante guapa. Tiene el pelo largo, le llega hasta la cintura, teñido de rojo fuego, ojos marrones que centellean cada vez que te mira…
-Parece que la conoces muy bien.
-Sólo de vista. además, te recuerdo que tu adorado Juan es mi vecino. Yo vivo en el 4º B y el en el 4º A.
-¿Cómo suele ir vestida?
-pues…, como todo el mundo supongo, vaqueros, camisetas….
-hasta ahí llego sabes. Quiero decir, el color de su ropa y cosas así
-ah!, pues ahora mismo no me acuerdo
-Venga haz un poco de memoria
-Un poco como todo el mundo
-¡¡quieres ser un poco más exacta!!
-creo que la conoces
-¿así?
-Sí, iba al colegio
-Puf, menuda novedad, sólo hay un colegio para chicas en la zona
-Estás tu hoy un poco quisquillosa, ¿no?
-Es que estoy nerviosa
-Ya, me supongo
-Volviendo al tema de la novia, ¿iba a nuestra clase?
-Sí
-Pero creo que tenia el pelo negro.
-¿No será Julia?
-eso es, así es como se llamaba
-que pena, con lo mal que me cae
-¿te cae mal?
-Demasiado pija para mi gusto
-Bueno me tengo que ir ¿A qué hora te vas mañana?
-a las 7 viene el bus a recogerme para llevarme al aeropuerto.
-Intentaré estar allí
-Gracias. Adiós , nunca te olvidare
-Chao, una última pregunta
-dime
-¿vendrás en navidades?
-No lo sé
-Bueno, nos vemos mañana
-eso espero, chao.

Entonces Rebeca apagó el ordenador y se volvió a meter en la cama, pero esta vez tampoco se puedo dormir. Estaba pensado en lo de Juan, ¿cómo era posible el guapísimo de Juan que se hubiera enamorado de la estúpida de Julia? Vale cierto que era bastante guapa pero…. No comprendía nada de nada, ni a Juan ni a los chicos en general, por eso mismo le gustaba su colegio porque los chicos se veían en la calle y no tenías que convivir con ellos. Estaba segura de que los chicos del nuevo instituto serían horribles y las chicas seguro que tan pijas y estúpidas como Julia.

Como no se podía dormir encendió la luz y cogió su diario. Pensativa, se puso a escribir:

8-9-2008
Mañana empiezo el nuevo instituto y, para que voy a mentir, estoy muy preocupada porque será la primera vez que esté en un internado. Además voy a tener que convivir con chicos y sé que eso va a ser lo peor de lo peor. Ojala mis padres cambiaran de opinión pero sé que eso no es posible a si que, ¿para qué pensarlo? Solo conseguiré estar más triste aún

La verdad lo único que me gusta del nuevo instituto es el uniforme. Ya se que normalmente odio los uniformes pero éste es diferentes. Es de un tono azul y muy suave; aparte de que cuando me lo pongo parezco una autentica princesa. Junto con el uniforme viene una cinta azul marino para el pelo. Creo que mañana me la voy a poner. Espero de todo corazón que Saraima y los demás puedan venir, los voy a echar un mazo de menos cuando vaya a ese estúpido internado. Lo peor de éste es que es mixto y bueno, digamos que prefiero los colegios sólo de chicas pues los chicos son inmaduros, unos críos y no muy elegantes. Por eso me habría gustado ir a Britanic porque es un colegio sólo para chicas.

Aunque ahora mismo me cueste recocerlo, sé que otra de las razones por las que no quiero ir al internado es por lo mucho de menos que echaré a mis padres y tengo miedo de ponerme a llorar por la noche y que las chicas, que ya deben de estar acostumbradas se burlen de mí. Además no creo que haya capilla y el no poder ir a misa los domingos se me va hacer muy raro sobre todo porque me gusta hablar con Jesús y tener mi rato de oración personal con Él; además después de la misa tenemos el vermu y me lo paso muy bien. También me gustaría no tener que hacer todo el viaje sola, pero bueno. Creo que ya va siendo hora de que me duerma.


Entonces cerró el diario y cogió la llave. Se la puso en la cadena que siempre llevaba colgada del cuello. Intento volver a dormirse pero en esta ocasión tampoco fue posible a si que se levanto y de la estantería cogió el pequeño delfín que tenía. Hacia siglos que no dormía con un muñeco pero esa noche lo necesitaba. Se fue de nuevo a la cama y por fin se durmió.



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por MinaSatori20 el Dom 12 Sep 2010 - 20:21

Me ha gustado atenea, espero con ansías el próximo capítulooo, felicitaciones, se ve muy interesante la historia, tiene toques misteriosos
MinaSatori20


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Dom 12 Sep 2010 - 20:40

Muchas gracias sonrisa
me alegro que te guste en cuanto pueda subo el siguiente capi
:besos: :besos: :besos:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Dom 12 Sep 2010 - 21:10

Bueno MinaSatori20 aqui tienes el capi que te prometi y como eres mi primera fan te lo dedico sonrisa
:besos: :besos:
Capitulo 2: El Bosque Encantado
En un lugar muy lejano, en lo más profundo del Océano Atlántico existe un misterioso bosque donde todo en él vive. Sus árboles son enormes, fuertes y de un color marrón oscuro. Se unen formando una cúpula por la que los poderosos rayos del sol no entran y aún así su interior está iluminado tanto de día como de noche.

Para poder atravesar dicha barrera tienes que pasar primero por una bola marina recubierta de pequeñas y coloridas conchas. Tiene una puerta hecha con algas que se abre y se cierra automáticamente al notar una presencia viva. Una vez en ella pasas un pórtico iluminado por piedras preciosas y a continuación ves un paisaje que hace que te quedes sin respiración.

En el centro hay una fuente de agua cristalina, que parece estar viva, rodeada de un millar de flores de lo más diversos colores, que a su vez están atravesadas por una senda. Arriba, en las copas de los árboles, ves casas de todos los tamaños, desde la más diminuta que hayas podido imaginarte jamás hasta una del tamaño de un edificio. Si te pones a caminar por la senda observas, entre los árboles o en las copas de los mismos, las criaturas más extrañas del universo, como piedras parlantes, centauros, unos preciosos caballos voladores o incluso hasta gigantes o unicornios.

Si cuando estás en el centro, junto a la fuente, giras a la izquierda ves una cueva con rocas en tonos grisáceos. En ella hay una ancianita, de ojos marrones y pelo blanco como la nieve, balanceándose en una mecedora mientras pasa las hojas de un viejo y estropeado libro de cocina. Si giras a la derecha, ves el océano con su misteriosa vida pues dicha parte de la isla está recubierta por árboles de cristal transparente.

Al pasar la fuente y seguir el camino te encuentras con que éste se ramifica en otras cuatro veredas, cada una señalada por un cartel. En el de la primera, que es totalmente blanco, está escrito con letras negras. “La Casa de Dios” y lleva a una pequeña capilla en la que el sacerdote del bosque, que fue traído por la misma razón que la anciana, celebra la eucaristía para todos los que son cristianos. El segundo es azul marino y con letras azul cielo pone “Lago de la Sabiduría”. El camino está recubierto por azulejos de todos los tonos azules que te puedas imaginar. En este lugar es donde los habitantes de dicho bosque- denominado también el Bosque Encantado- recogen agua fresa que viene de unas gigantes montañas de matices rosados, denominadas Las Montañas Aladas ya que al atardecer parece como si los coros celestiales se dignaran a hacer una visita a los habitantes del bosque pues las montañas se vuelven totalmente blancas cual nieve. El de la derecha es verde y, con letras marrones esta escrito: “Jugeatum”. La senda es de tierra y si la sigues te topas con un parque donde niños de todas las formas y edades juegan. Sus columpios son de tonos calidos y tiene una pequeña tienda para que los niños compren golosinas o beban algo.

En el del centro no hay ningún cartel y tiene los mismos colores que todas las demás del bosque. Si vas por este camino te encuentras con una gigantesca puerta blanca de madera de roble con un gran cartel negro, rodeado de diminutos moluscos, en él que pone con brillantes letras: “Esramiraburum, colonia de brujas”. Si entras en el recinto ves un lugar totalmente diferente al anterior ya que las casas no están sobre los árboles sino flotando en el aire y todas son del mismo tamaño y forma. Al fondo de la estancia reparas en que hay una mansión de aspecto lóbrego y ceniciento. En la puerta hay una mujer de unos veinticinco de pelo negro recogido con un moño francés; es alta, delgada y viste totalmente de negro; su cara está seria y sus ojos, de color marrón oscuro, están velados por una profunda e indefinible tristeza; es la reina de las brujas. También hay una joven de unos dieciocho años; su pelo es largo, oscuro y sedoso y lo lleva recogido con una coleta de caballo; sus ojos son verdes esmeraldas y al contrario que la mujer su cara representa la alegría de vivir cada día; viste una camiseta rosa chicle de mangas francesas y ajustadas y un pantalón de campana negro carbón recubierto por un delantal con un millar de delfines juguetones. A su lado tiene un gato negro con rayas blancas cuyos ojos son muy peculiares pues el iris es de un color rojizo anaranjado rodeado por un círculo verde pistacho y la pupila es azul cielo.

Entonces la mujer le dice a la muchacha, entregándole un cubo negro con pequeños delfines blancos:

-Samanta, ve a por un poco de agua para la cena
-Sí, señora- responde la muchacha y dirigiéndose al gato- ¿Vienes Gorofero?
-Sí ya voy.

Entonces la muchacha, es decir, Samanta, se va hacia la puerta. En medio del camino se encuentra a un chico muy guapo, de pelo rubio y centelleantes ojos azul cielo acompañado por un animal que parece un oso de peluche, aunque en verdad es un poderoso ser mágico. Se trata de un osetaz y en este caso tiene el pelaje marrón claro y sus ojos son marrón oscuro con la pupila amarilla. Entonces le muchacho le dice con una voz que haría enloquecer a cualquier muchacha:

- Hola Samanta
- Hola Antuan- le dice Samanta
- ¿A dónde vas con tanta prisa?
- Al Lago de la Sabiduría a buscar un poco de agua para la cena.
- ¿Qué tal está nuestra amada reina?
- Pues, si te dijo la verdad, estoy un poco preocupada por ella
- ¿Así?
- Sí y ahora, si me permites, tengo que ir a por agua.
- Espera un poco, ¿es verdad que te vas del Bosque Encantado?
- Si Dios lo quiere, sí
- ¿Y por qué?
- Porque la escuela de brujas sólo acepta niñas menores de edad años, ¿me puedo ir ya?
- No, espera, una última pregunta
- Dime- dijo Sam con un suspiro
- ¿Vendrás al baile conmigo?
- ¿Qué baile?
- ¡¡Qué baile va a ser!! Pues el de todos los años, el baile del nuevo curso
- Ah, ese
- Sí, ese, ¿vendrás?
- No
-¿Cómo?- preguntó Antuan poniendo cara de estúpido
- Que no voy a ir contigo. Bueno ahora sí que sí me voy

En cuanto lo dijo Samanta se fue hacia la puerta, murmuro una contraseña y cuando ésta se abrió, Sam salió corriendo dejando con cara de medio bobo a Antuan. Cuando llegaron al cruce, Samanta no giro a la izquierda, como debería de haber hecho sino que se fue hacia el parque. Gorofero se extraño pero no dijo nada por miedo a que Sam se enfadará con él. Cuando llegaron al parque Samanta se acercó a la pequeña tienda y le dijo al chico moreno de ojos marrones que se encontrabas sirviendo las bebidas a los miles de niños que andaban revoloteando por ahí:

- Hola Carlos, ¿qué tal?
- Ya ves aquí, lo de siempre. Y tú, ¿qué haces?
- Tengo que ir al Lago de la Sabiduría a buscar un poco de agua para la cena
- He oído que te vas de Bosque Encantado
- Así es
- ¡Qué pena! ¡Te voy a echar de menos! Por lo menos te quedaras hasta el baile, ¿no?
- ¿Por qué lo preguntas?, ¿es que acaso tú también quieres ir al baile conmigo?
- ¡Yo!, claro que no, ¿Por qué?
- Porque cuando estaba yendo hacia aquí me he encontrado con Antuan y su osetaz y me a pedido que fuera al baile con él
- Así y tú, ¿qué le has respondido?
- ¡Qué no, por supuesto!
- Me lo imaginaba, y ¿con quién vas a ir?
- Con nadie
- ¿Yo no soy nadie?- dijo Gorofero subiéndose a la barra.
- ¡Oh!, lo siento Gorofero. Cuando dije eso quise decir que no iría con ningún chico- dijo Sam- bueno, hasta luego Carlos, nos vemos

Carlos le dijo adiós mientras miraba como se iba la más dulce de todas las brujas. Samanta se dirigió hacia el Lago de la Sabiduría mientras iba cantando una canción que había oído hace poco en la radio. Gorofero la seguía preocupado por lo que su querida amiga y ama había dicho y tomo la decisión de contarse, en cuanto llegaran a casa, a su señora lo ocurrido. Pensaba que Samanta debería de ir con un chico al baile, aunque dicho chico fuera un orgulloso y tuviera un osetaz como amigo. Samanta ajena a esos pensamientos siguió cantando la alegre cancioncilla. Llegaron al Lago y Samanta se arrodillo y pidiendo permiso al Lago, lleno el cubo.

Se iba a ir cuando, de repente, vio que, en medio del lago, entre ella y las montañas aparecía una pequeña isla y sobre ella una ninfa. Samanta se quedó asombrada pues, aunque había oído hablar de ellas, nunca había visto una ninfa tan cerca. A lo lejos podía parecer una humana cualquiera pero si te acercabas verías que tiene unas diminutas alas en la espalda y que su piel está recubierta por un tejido transparente. Ésta, en concreto vestía un vestido corto azul que dejaba ver sus bonitas piernas. Era delgada y de estatura media pero, sobre todo, era muy bella. Sus facciones era delicadas, como las de un recién nacido y se podía percibir que sus ojos brillaban como si tuvieran luz propia. Cuando habló lo hizo con una voz dulce y melodiosa:

- Hola joven bruja, ¿me puedes indicar dónde vive la reina de las brujas?

Samanta no la pudo responder ya que se había quedado sin habla. La ninfa volvió a hacer la pregunta y esta vez Samanta si pudo responderla:

- Sígueme, te enseñare el camino
- Gracias, pero no puedo moverme sin agua
- Perdona que te pregunte, pero, ¿no puedes volar?
- Sólo si hay agua cerca, ya que cojo mi energía de ella
- Ah, ¿te sirve cualquier agua?
- Sí, ¿Por qué lo peguntas?
- Por nada- dijo sonriendo y dirigiéndose a Gorofero-¿sabes si podemos hacer el conjuro número cinco aquí?
- Técnicamente si, ¿por qué lo preguntas?
- Que pesaditos estáis los dos. Tu encargarte de lo tuyo ¿OK?
- De acuerdo, pero después me lo vas a explicar
- Sí, sí, lo que tú digas

Entonces Sam respiro profundamente y con voz potente dijo:

A una ninfa queremos ayudar
Pero a mi alrededor
Agua no hay
Y ella no puede volar
Aunque parezca una simple poesía es en verdad un poderoso conjuro. Cuando terminó de recitarlo los ojos de Gorofero se volvieron verde azulado. De repente, del cubo salio un poco de agua que se puso por encima de la cabeza de nuestra amiga, que sonriendo le dijo a la ninfa:

- ¿Vienes?
- ¡¡Claro!!

Y así ninfa y bruja se fueron hacia la mansión pasando por seres que las miraban asombrados, pues no era normal recibir una ninfa, y encima de agua, ya que normalmente éstos odiaban el agua salada. Cuando llegaron a la puerta sagrada, que dividía la isla en dos partes, la de brujas y la de los demás animales, Samanta se paró y murmuró una palabra que la ninfa no alcanzó a oír pero que supuso que seria una especie de contraseña para que la puerta se abriese. En cuanto la puerta se abrió, Sam le dijo de carrerilla, como si se lo hubiese aprendido para la ocasión, a su invitada:

- La casa de nuestra querida reina está al final de la estancia. La reconocerás porque es diferente a las demás y está pintada en todos grisáceos, cuando llegues tira de un cordón que hay a la izquierda de la puerta principal. Entonces un criado te abrirá; dile el motivo de visita clara y concisamente. Una vez que lo haya asimilado te llevará ante la reina suprema, ¿alguna pregunta?
- Sí, ¿no me vas a acompañar?
- No, lo siento, pero el conjuro seguirá funcionando ya que el cubo ira contigo. Bien me tengo que ir, he quedado con alguien.

Y antes de que la ninfa pudiera decir algo ya se había ido por la vereda. La ninfa suspiró y se adentro en ese mundo tan misterioso para ella mientras pensaba en lo que le tenía que decir a la reina cuando la viese. Pues su mensaje era muy complicado de explicar ya que, aunque no conocía personalmente a la reina, sabia que era una mujer difícil… Bueno, mejor no pensar en ello.

Tal y como le había dicho la muchacha la mansión de la reina se podía descubrir a simple vista pues se diferencia fácilmente entre las otras. Cuando llegó allí hizo exactamente lo que la joven bruja le había dicho pero en lugar de aparecer unos de los múltiples criados de la reina, apareció ésta en persona. Como la ninfa no lo sabía le trato como si fuera una criada y le explico que deseaba ver a la reina y que era urgente. La reina, sin que se le notara que estaba molesta, la condujo hasta el despacho.

La ninfa que se llamaba Marinani o Marina para sus amigas, siguió a lo que ella suponía que era una criada. Al entrar en la casa se asombró de los colores que había dentro, ya que eran de tonos vivos y muy diversos. Lo que raro debido a que por fuera la casa parecía muy lúgubre. Lo que la ninfa no sabía es que cuando Samanta había tomada conciencia de sí misma, y descubrió lo oscura que era, mando pintar su interior de dichos colores. Intento cambiar el exterior pero la reina no la dejo. Pasaron varios pasillos hasta que llegaron a una puerta idéntica a la de la muralla solo que más pequeña y que en el letrero ponía: “Saromiana, reina de las brujas”.

La supuesta criada entró en la habitación seguida por nuestra asombrada ninfa acuática y seguidamente cerró la puerta tras de sí. La ninfa observo cuidadosamente el despacho. Era moderno pero a la vez antiguo y como el exterior de la casa estaba pintado en tonos lúgubres y oscuros. En las cuatro esquinas había columnas griegas y del techo colgaba una lámpara que la ninfa supuso que también seria un teletransportador. Sólo había un cuadro en la sala, estaba situado detrás de la mesa y en el se veía pintado un anciano de apuesto jovial y mirada alegre junto con un gato de pelaje marrón y ojos azules verdosos rodeados de una línea negra que le hacia parecer un mapache. Al verle, la ninfa se pregunto quién seria. Sobre el cuadro aparecía la figura de un delfín y un nombre mas la ninfa no pudo leerlo. Al lado de la mesa había un sofá de tonos grisáceos también y una mesita con un libro y una pequeña lámpara encima. La mesa era de roble y estaba muy ordenada. Mirando a través de la ventana, que tenía cortinas grises a los lados, se podía ver todo el recinto.

Cuando la reina observo que Marina ya había terminado de ver el despacho le preguntó:

- ¿Cuál es ese mensaje tan importante que me tenías que decir?
- Perdóneme usted pero sólo se lo puedo entregar a la reina Saromiana
- Habla, soy la reina Saromiana
- Lo… siento, de…. verdad- tartamudeó la ninfa poniendo cara de sorpresa e intentando justificarse le dijo- la joven bruja con la que me encontré me dijo que me abriría un criado y como yo no la conocía pues….
- Me tomaste por una de mis criadas- dijo la reina completando la frase- no te preocupes, no pasa nada.
- Gracias Majestad
- Bueno, cambiando de tema, ¿me respondes ahora a mi pregunta?
- Claro, vengo de las Torres del Desierto de Australia, un fantástico internado en el continente separado. Los directores Kebiro y Danabia le comunican que su hermana Samanta ha sido elegida para estudiar allí. Pronto vendrá un paquete con todo lo necesario pero si necesita algo más o tiene alguna duda llame al 325144239 y en seguida le atenderemos- dijo Marina de carrerilla
- Tengo una pregunta, pero no es sobre el colegio.
- Dígame cual
- ¿Sabe alguien aparte de los directores y de usted que Samanta es mi hermana?
- No, ¿Por qué?
- No, por nada, pero me gustaría que siguiese siendo así
- Claro, Majestad
- Por cierto, ¿quién le facilito la información para venir aquí?
- Una joven bruja, que estaba recogiendo agua en el Lago de la Sabiduría. Ah, ahora que me acuerdo tengo una carta para usted- dijo entregando una carta a la reina.

Nuestra bien querida amada reina la dejo encima de la mesa. En ese momento alguien llamó a la puerta diciendo:

- ¿Se puede?, vengo a por el cubo
- Claro pasa, Samanta

Entró Samanta seguida de su inseparable amigo Gorofero. Al ver a la ninfa dijo:

- Espero no haber interrumpido nada importante- y dirigiéndose a Marina- veo que has encontrado el camino perfectamente
- Samanta- dijo la reina
- ¿Sí?, majestad
- Fuiste tú quien le ayudo a esta ninfa a llegar hasta aquí
- Sí, señora, cuando iba a recoger el agua la vi y ella me pidió ayuda…
- Vale, pero ¿y lo del agua debajo suyo?
- Bueno… con la ayuda de Gorofero hice el conjuro número cinco y utilizando un poco del agua del cubo pues yo…
- OK, tranquila. Pues Marina me ha comunicado que te han aceptado en el Torres del Desierto

Samanta se quedo asombrada, tanto que no podía ni hablar. Al ver que no respondía la reina le dijo:

- Bueno, ¿qué me dices?
- Yo...yo...- tartamudeo Sam- me encantaría ir, majestad, bueno si usted me lo permite, claro
- Por supuesto
- Gracias, majestad, le estaré eternamente agradecida por esta oportunidad que usted me está dando

Dicho esto Samanta salio de la habitación no sin antes hacer una profunda reverencia. En cuanto se fue la reina le dijo a la ninfa:

- Si quieres para que no tengas que volver a pasar la puerta puedo enviarte directamente al lago con mi magia
- Sería un honor, Majestad
- Bien pues entonces no se hable más- y a continuación exclamó-¡Esceriarqui, te necesito!

En ese momento apareció un magnifico león. Tenía una cabellera rojo fuego y unas patas enormes y fuertes. Al ver tal ejemplar la ninfa se asustó. La reina le dijo:

- Tranquilízate, Esceriarqui, no te va a hacer nada, no te preocupes- y dirigiéndose al león- ¿verdad mi querido amigo?
- Por supuesto que no- respondió el león con voz grave
- Por cierto, majestad, se me olvidaba decirle que su hija no me acompañó hasta aquí sino que se fue, cuando llegamos a la puerta sagrada- dijo la ninfa
- No te preocupes, habrá ido a visitar a Carlota, una anciana humana que vive en el bosque. Mi hija y ella son grandes amigas
- Ah, vale
- Esceriarqui, necesito tu ayuda, para enviar a esta ninfa al lago. ¿OK?
- Claro Sarom
- Bien, - dijo la reina- ¿te parece que utilicemos el conjuro número 20?
- Me parece una buena idea
- Pues entonces vamos allá-y recito en voz baja el siguiente conjuro:
Poderosos poderes de las brujas
Venid a mí
Yo os conjuro
Para que cumpláis mi fin
Llevar a esta ninfa
A dónde quiere ir
En cuanto terminó de recitar el conjuro los ojos de Esceriarqui, normalmente del color de la llama, se pusieron azul cielo y su melena se ilumino. Seguidamente salio un rayo de luz que envolvió a la ninfa haciéndola desparecer de la habitación. Cuando la ninfa se fue, la reina suspiro y se dejo caer encima en el sofá. Al verla tan preocupada, los ojos de su querido león se ensombrecieron y, a continuación le pregunto:
- ¿Estás bien, Saromiana?

Al oír su nombre completo en boca de su querido amigo, la reina levanto la cabeza y le dijo con voz suave:

- Estoy preocupada por Samanta
- ¿Por qué?
- Porque mañana partirá a un internado mixto, y ya sabes que no se lleva muy bien con los chicos
- Sí, lo…

Pero no pudo terminar la frase ya que en ese momento llamaron a la puerta. Automáticamente la reina se levantó del sofá donde estaba sentada y dijo con voz clara:

-¿Quién es?
- Soy Gorofero, majestad, ¿puedo pasar?
- Claro, pasa

Entonces Gorofero entró e hizo una reverencia ante la reina y su acompañante y antes de que la reina pudiera decir nada exclamó:

- ¡Estoy preocupado por Sam!
- ¿Por qué?, ¿le ha pasado algo?- pregunto la reina con preocupación
- No, bueno, sí, sí ha pasado algo
- ¿Te decides?- dijo Esceriarqui
- Bien, lo que yo le quiero contar es que su hermana no va a ir con nadie al baile con nadie y… yo creo que debería de ir con alguien
- No te preocupes más, yo lo arreglaré- dijo la reina
- De acuerdo
Entonces Gorofero se fue más tranquilo dejando de nuevo a Saromiana y a Esceriarqui solos. En ese momento la reina se puso a reír alocadamente por la preocupación que tenía Gorofero sobre su hermanita. Cuando se tranquilizó cogió la carta que la ninfa Marina le había dado y se puso a leerla en voz alta para que su mascota y compañero la escuchase:

Querida reina Saromiana:
Si está leyendo esta carta es porque nuestra querida ninfa Marina ha llegado sana y salva. Le queremos decir que nadie sabrá que su hermana es Samanta y que pronto llegará el paquete, (para ser exactos en cuanto termine de leer este mensaje) con todo lo necesario pero, además también se le enviará otro paquete con un traje de baile (para Rebeca pues suponemos que Samanta ya tiene uno) y algunos accesorios. Esto es porque una muchacha llamada Rebeca Wait, con su gata Esmeralda, y dos elfos, cuyos nombres son Sifil y Talam Elfin, con sus halcones Rapaz y Sacre, vendrán a pasar la víspera del baile y ese día ya que nuestro querido Autobús necesitará un descanso. La muchacha, que no sabe nada de la magia deberá de ser instruida en los temas principales. Si tiene alguna duda llame al 325144239 y le atenderemos encantados
Sus servidores
Kebiro y Danabia, Torres del Desierto


Cuando termino de leer la carta apareció ante ella dos cajas que automáticamente fueron trasportadas a una pequeña habitación donde la reina guardaba lo que la enviaban. Dicho cuarto era grande y espacioso y estaba repleto de regalos de boda y muchas cajas como las que Torres del Desierto acababa de enviar. Entonces la reina dijo a su león:

-Tráeme el libro de brujas por favor

En cuanto lo dijo el león desaprecio y en cuestión de segundos volvió con un libro en la boca.

-Gracias- dijo la reina cogiendo el libro y buscando el apellido Woris- vaya, vaya, esto es muy interesante
-¿Qué pasa?
-Que la muchacha es la nieta de Kitanatilas, el mejor amigo de mi querido abuelo y el padrino de mi más aún querido padre
-Entonces será una maga poderosa
- Sí, estoy impaciente por conocerla. Bueno, vamos a cenar, ¡estoy hambrienta!
-Claro

Y juntos los dos amigos se dirigieron a la cocina donde Samanta les había preparado una suculenta cena



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Felin el Mar 14 Sep 2010 - 18:20

Atenea, la verdad me encanto , mejor dicho, me esta encantando tu historia, ya quiero mas :suplica:


Mi Blog: FelinDreams

Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Mar 14 Sep 2010 - 18:25

muchas gracias Felin en cuanto pueda subo el siguiente
por cierto yo también quiero capi :suplica: :suplica: :suplica:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por kalary el Mar 14 Sep 2010 - 18:33

guauu ate!!! muy bueno... no te andas con miedo eh??

me gsuta como escribes...
me llamo la atencion el titulo y dije.. qué es esto??? y vaya mi sorpresa.. otra escritora con nosotras..
bravo nena!!

:Bravo: :Bravo:


Hola Invitado bienvenid@ a Fallen Angels



kalary


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Mar 14 Sep 2010 - 18:39

muchas gracias Kalary
me alegro de que te guste sonrisa sonrisa
en cuanto puedo subo otro prometido pero es que ahora ando un poco ocupada
:besos: :besos: :besos:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Mar 14 Sep 2010 - 19:34

Bueno aqui está el tercer capitulo
Se lo dedico a Felin, espero que te guste y que comenten mucho guiñar
capitulo tres: los elfos del norte
En la otra punta del mundo, en lo alto de la montaña más alta del mundo, el Everest, existe un pequeño pero poderoso pueblo de elfos llamado Eviertist. Sus casas son todas diferentes y están pintadas de vivos colores. En cada puerta hay dibujado un pájaro, el tipo de éste depende de a que gremio pertenezca la familia. Todas tienen los tejados puntiagudos y de tonos plateados. Llevan escrito un poema que a simple vista parece un texto literario cualquiera. Dicho poema está escrito en un extraño idioma que ellos denominan “Rñgi Mpty”o para los extranjeros “Elfu Nort”. En él se puede leer:

“¡Wir ñs ñims mpd ^tpyrhs
^sts ypfs ñs ryrtmofsf!
Para vosotros, los extranjeros o los extraños, estos versos quieren decir “¡Qué la luna nos proteja para toda la eternidad! Y es en verdad un potente conjuro que cuando los rayos de la luna tocan los tejados plateados protegen todas y cada una de las casas de la pequeña villa.

Si vas por la calle mayor hasta la salida del pueblo te encuentras con que ésta se divide en tres caminos de tierra. El primero conduce a la iglesia “Vptsxpm fr Krdid” (Corazón de Jesús) Dicha iglesia es románica pues los elfos del norte, al contrario que los demás elfos, son muy cristianos y copiaron el arte de los humanos para hacer su iglesia. Es de un color gris apagado y parece muy oscura, aunque en su interior es todo lo contrario. Cerca de la iglesia vive el párroco, un elfo que disfrazado de humano fue al seminario de Alcalá de Henares donde fue nombrado sacerdote. Él de la derecha te conduce a la *oms fr ^orftsd ^trvopdsd (cueva de piedras preciosas), donde los elfos trabajan con las diferentes rocas para hacer figuras del pájaro que represente a su gremio.

Él del centro conduce al Vsyoññp frñ tru (Castillo del rey) Es un inmenso edificio donde vive el rey de todos los elfos. Tiene cuatro torres en cada uno de sus vértices, donde fabulosos arqueros protegen las cuatro puertas mágicas terrestres ya para los seres voladores existe una quinta puerta en la parte superior del castillo protegida por un conjuro mágico. Para llegar a cada puerta la vereda se ramifica en otras cuatro señaladas cada uno con un cartel para saber, dependiendo del tipo de ser que seas, coger un camino u otro. Los carteles están escritos en Elfu Nort y entre paréntesis, en Comunitarum más conocido como el lenguaje universal.

En el primer cartel, que es de un color negro carbón con letras blancas, pone “Ji*smpd, shpd p ntikpd (humanos, magos o brujos)”. El camino que señala es mediano pero muy estrecho y polvoriento debido a que por estos parajes no suelen venir muchos humanos debido a la “guerra” que hay entre los humanos y los elfos. El segundo cartel es de un gris claro y con letras en forma de piedra pone “Hohsmyd (gigantes)” La vereda que señala es grande y ancha; es muy rocosa ya que a los gigantes les encantan las montañas. En el tercer cartel, que es de un color verde esmeralda, se pude leer escrito, con piedras preciosas “Rmsmpd, (enanos)”. Su camino correspondiente es en forma de cueva, cuyas paredes están recubiertas por rocas con colores preciosos, puesto que no hay cosa que le vuela más loco a un enano que las piedras preciosas.

El último cartel es de un color verde oscuro y con letras marrones se pude ver: “Rñgpd”. Sólo está escrito en Elfu Nort porque aunque los elfos tienen diferentes idiomas, el “Elfu Nort” es el “Elfo común” ya que el rey de los elfos vive en este mágico lugar. El camino que señala es una vereda en medio de un bosque puesto que a los elfos les encantan los bosques. Dicha vereda está a su vez divido en cuatro caminos; como en el cruce anterior cada vereda está señalada pero esta vez es para que cada elfo supiera por donde tenia que ir, dependiendo de que tipo de elfo sea o en que trabaje. De izquierda a derecha se puede leer: “rmnsksfptrs (embajadores); pntrtpd (obreros); *rmptrd fr rfsf (amas de casa); *ikrtrd (niños). Esta diferencia se hace para que los embajadores elfos no fueran por el mismo camino que los menores de edad, aunque los caminos fueran exactamente iguales y fueran a parar a la misma puerta.

Como ya he dicho existe una puerta superior en el castillo para los seres voladores, y claramente éstos también tienen su propio camino señalado por un cartel flotante blanco en el que con gotas de lluvia pone “drtrd bpñsgtrd, (seres voladores)”. Este camino está señalado por palos flotadores y fluorescentes para que los seres voladores no se confundan. Además en cada camino, por la noche se enciende una luz mágica que nadie sabe de donde viene ni a donde va durante el día.

En la otra punta de la ciudad existe un pequeño claro donde los niños elfos juegan con sus pelotas voladoras, o “^rñpysd bpñsfptsd” como la llamaban ellos. También es allí donde aterrizan los aviones o seres voladores. Normalmente está lleno de niños pero como hoy hace más frío que los demás días sólo se ve a dos elfos. Son gemelos, tan parecidos que al menos que estén los dos juntos se puede pensar que son la misma persona. Los dos tienen las orejas puntiagudas, son guapos, de pelo pelirrojo y ojos verdes claro. Visten con ropas de verano; es decir, pantalón corto negro y camiseta de tirantes blanca, que les deja ver sus poderosos músculos; como si no sintieran que hay menos de cincuenta grados en la calle. Sus nombres son Sifil y Talam y en el pueblo, debido a su parecido, les llaman “jrt*smpd hr*rñpd” en vez de sus verdaderos nombre, lo que les molesta un montón. En unos de los pases, Talam la tiró demasiada alta y para que estuviera atento le gritó a su hermano, por supuesto en Elfu Nort:

- ¡Sifil, coge la pelota voladora antes de que el viento se lo lleve!, ¡date prisa!
-¡Tranquilo, hermanito, la tengo bien cogida!
-¡Bien! , ¡vayámonos al pueblo!, ¡corre!
-¡Vale, ya voy!

Entonces se fueron hacia el pueblo y cuando llegaron los niños los empezaron a señalar diciéndoles:

-¡jrt*smpd hr*rñpd!, ¡jrt*smpd hr*rñpd!, ¡jrt*smpd hr*rñpd!
-Un día de estos les voy a matar- susurró Talam a su hermano en su lengua natal
-Tranquilo hermanito, no te sulfures- le respondió su Sifil también en susurro- tú ni caso ¿va?
-Vale….

Pero entonces unos de los chicos, que tenía un águila por mascota, se acercó a ellos diciéndoles con voz insolente:

-Hola hermanos gemelos, o debería de deciros hermanos cobardes.
-Para ya, Rayan- dijo Sifil
-Mira como tiemblo, ¿qué vas a hacer?, ¿me vas a lanzar un conjuro?- dijo el chico riéndose- Ups, lo siento se me ha olvidado que no tienes una mascota

Sifil le iba a pegar cuando su hermano le susurró en Común, sabiendo que los chicos no lo entenderían:

-No te sulfures, venga vayámonos a casa
-De acuerdo

Los dos elfos se fueron dejando a un Rayan que, con los demás niños, se reía como un loco.

Cuando llegaron a la casa, los chicos se pararon a verla ya que pensaban que era la más bonita de la zona. Su casa estaba pintada de un azul marino y decorada con halcones. En cada habitación había una estufa, excepto en la cocina y en el salón donde reinaba el fuego de la chimenea. En la puerta hay un gran cartel con la foto de un halcón y las siguientes palabras: “GS*OÑOS RÑGOM *SHPD HTR*OP JSÑVPM”

En cuanto entraron gritaron a su madre, que estaba con su halcón en la cocina, a la vez:

- ¿Mamá hay alguna carta de Torres del Desierto para nosotros?
- Sí, está encima de la mesa, también ha llegado un paquete
- Gracias mamita

Entonces fueron hacia la mesa y antes de mirar en el paquete leyeron la carta que por muy extraño que parezca estaba escrita en Elfu Nort y no en Comunitarum o Común:

Queridos señores Sifil y Talam:
Les comunicamos que han sido aceptados en Torres del Desierto de Australia, un fantástico internado allí en el continente separado, junto con esta carta está lo que necesitan llevar. Los uniformes están en el paquete junto con los trajes para ir al baile del Bosque Encantado y unas cajas donde están los relojes con el símbolo de Torres del Desierto y de su gremio, pero si tiene algún problema por favor llame al 325144239 y le atenderemos.
Sus servidores
Kebiro y Danabia, Torres del Desierto
PD: En el Bosque Encantado os quedareis a dormir con Sam Woris, estamos seguros de que les caerá bien
PD2: El autobús le vendrá a recoger antes de comer y una muchacha llamada Rebeca Wait, se quedará a comer con ustedes.

Cuando lo leyeron empezaron a saltar de alegría diciendo:

-¡Nos han aceptado!, ¡iremos a Torres del Desierto!

Entonces abrieron las cajas y sacaron un pantalón vaquero de color azul marino con un jersey del mismo color y un niqui de color azul cielo. Al igual que los de Rebeca parecían hechos del mismismo cielo y del mismismo mar. También estaba un traje azul marino con corbata azul marino con la camisa azul cielo.

Sifil le dijo a su hermano cuando terminaron de ver todo:

-¿Vamos a ayudar a papa en la mina?
-Vale, pero antes cojamos algo de comer para papá
-OK

En ese momento apareció su madre y como si les hubiese leído el pensamiento les entregó la comida, y se fueron hacia la mina. Por el camino las mujeres les pedían que llevasen las comidas a los hombres y como buenos caballeros Sifil y Talam accedían encantados. Cuando estaban recogiendo una cesta una muchacha pelirroja de ojos verdes acompañada por un periquito, se les acercó y le dijo a Talam:

-Hola Sifil
- Perdón Monicatasan, pero yo soy Talam
- Perdón, ¿dónde vais?
- A la mina, con la comida de los padres
- ¿A la mina?, ¡qué horror!- exclamó mientras se estremecía
- No es para tanto -dijo Sifil entrando en la conversación- que hermanito, ¿nos vamos?
- Ya voy, adiós Monicatasan

Entonces se fueron. Por el camino hablaron de lo horrible que era que no les diferenciasen, ya que ni siquiera su propia madre lo podía hacer, y que les gustaría que por lo menos una vez, alguien lo hiciera. Hablando sobre el tema no se dieron cuenta de que ya llegaban a la mina. Es una gran montaña con un agujero en el medio. Para llegar a centro de la mina tienes que pasar una serie de pasadizos hasta llegar a una especie de ascensor con una hoja volante y un poco de magia elfa que te bajaba hasta ella. La cueva está decorada con dibujos de todas las aves posibles e imposibles. En ella había un millón de elfos, cada uno con un pájaro, que trabajaban la piedra dibujando aún más pájaros. Después sacaban el dibujo de la piedra colocándolo encima de la mesa donde otros elfos, también con pájaros, los coloreaban y los pasaban a otros que lo ponían en un marco y seguidamente a otros que los empaquetaban.

Lo más extraño de esa especie de cueva es que está separada por cortinas. Pero eso allí es normal pues en cada habitación había un gremio elfo y no es que se llevaran muy bien entre ellos. Justo en medio, entre las salas de la derecha y las de la izquierda hay un pasillo por donde los hombres salían de la cueva. Sifil y Talam buscaron entre las cortinas el símbolo del halcón y cuando lo encontraron entraron.

La sala está cubierta por figuras de halcones y hay un pequeño fuego en una diminuta chimenea haciendo que la habitación sea más acogedora. Había varias mesas y muchísimas sillas con elfos y sus halcones trabajando. En el fondo de la estancia, junto con una estantería llena de libros, estaba un elfo de mediana edad, ciento sesenta más o menos, ojos marrones y cabello castaño. A su lado había un halcón de plumas amarillas y mirada penetrante, sus ojos eran como el sol; la pupila amarilla y a su alrededor naranja. Cuando los chicos entraron exclamó en voz bien alta:

-¡Hola hijos!
-Hola papá, hola Veloz, traemos la comida- dijeron los dos a la vez
-Bien, bien
- ¿Habéis traído también mi comida?- preguntó el halcón
-No sólo la tuya, la de todos los halcones- respondió Talam
- Esto…., papá- dijo Sifil
- ¿Sí?
- Tenemos que llevar la comida a los otros hombres
-¡¿Qué?!, ¡¡¿desde cuándo los Halcones son los mensajeros de los demás gremios?!!- gritó su padre muy indignado- ¡Eso es algo inconcebible!
-Las mujeres de los demás hombres nos lo han pedido
-Pues que hubieran venido ellas
-¡Papá!, ¡nos da igual lo que digas!, ¡se las vamos a llevar!- replicó Talam

Entonces y sin que nadie les pudiera detener, salieron de la habitación y fueron dejando las cestas en las “puertas” de los gremios mientras gritaban:

-¡¡La comida!!

Después de repartir la comida, volvieron a su habitación y, sin mirar a su padre, se pusieron, a colorear los halcones que los hombres habían dibujado. Cuando terminaron los empaquetaron y lo dejaron en una caja llena de más paquetes. Como no tenían ningún compañero no lo pudieron hacer con magia por lo que tardaron bastante más de lo que habían previsto. Entonces su padre les dijo:

-Torres del Desierto os ha aceptado, ¿verdad?
-¿Cómo lo sabes?- preguntó Talam olvidando que estaba enfadado
-Por vuestras caras iluminadas y porque vuestro abuelo con su hermano también fue allí
¿Quiénes?- dijo Sifil
-El abuelo Elfunatilas y el tío-abuelo Olfinatilas
-Y no te olvides de sus halcones, Elfoni y Olfoni-dijo Velocidad
-¿Elfunatilas y Olfinatilas?, no me suena- dijo Talam
-Ni a mí los nombre de los halcones
-¡Cómo que no os suena!- dijeron Veloz y Jamis, el padre de los chicos, que a continuación exclamó- ¡¡Elfunatilas fue mi padre y Olfinatilas mi padrino!! Ellos me dieron a Veloz!!
-No os enfadéis, es la pura verdad, nosotros sólo conocemos al abuelo Tinero….- dijo Talam
-Y a su halcón Tenu- completo Sifil
-Está bien…., mirar en el libro de magos famosos por la letra E, pero no hace falta que busquéis por la O

Entones los chicos se dirigieron hacia la estantería, que estaba llena de libros de todos los tamaños y colores. Cogieron uno que tenia un tono morado-violeta. Era el libro de los magos famosos, donde sólo los mejores magos aparecían. Por ello era sueño de todo elfo aparecer, ya que aunque eran muy buenos con la magia, normalmente no aparecían debido a que eran elfos. Cuando encontraron lo que buscaban, se llevaron una de las mayores sorpresas de toda su vida. Ya que su abuelo y su tío abuelo eran dos elfos gemelos, a los que también se les “insultaba” y que conocieron a dos brujos del clan delfín Kitanatilas Wait y Yosanatilas Woris y que se llegaron a convertir en los mejores elfos gemelos del universo.

Sifil y Talam estaban tan maravillados que se despidieron de los demás hombres y mascotas y se fueron corriendo a hacer la maleta ya que aunque el autobús no llegaba hasta las dos, iba a venir alguien a comer. Casi se les olvida meter los trajes; bueno, en verdad, no los querían meter porque no les apetecía nada ir a un estúpido baile ya que todo el mundo los confundiría y eso si que sería muy aburrido, pero para desgracia suya, su madre se lo recordó.

Cuando terminaron de hacer las maletas, su padre subió y les dio dos paquetes en forma de jaula. Intrigados los dos jóvenes los abrieron y se encontraron con dos halcones idénticos, cosa que era muy rara. Los dos tenían el plumaje marrón castaño y unos ojos muy raros, el iris marrón oscuro rodeado de negro blanquecino y la pupila violeta. Estaban tan impresionados que no les salía ninguna palabra, ni siquiera un gracias. Normalmente su padre les habría comentado algo, pero esta vez sólo les preguntó:

- ¿Sabéis ya que nombres les vais a poner?
- Rapaz- dijo Sifil
- Sacre- respondió Talam
- Buenos nombre, si señor. Pero, ¿no creéis que los habéis elegido muy rápido?
- Bueno…., la verdad es que hace bastante tiempo que lo teníamos pensado- dijo Sifil mirando a su hermano.
- OK, ahora debéis preguntar a vuestros nuevos amigos que tal les parecen

Entonces los chicos lo hicieron y sus nuevas mascotas les respondieron que estaban encantados con los nombres. Cuando terminaron de hablar su padre les dijo:

-Vuestro padre está orgulloso de vosotros, y ahora que os parece si bajamos a cenar y os doy algunos consejos sobre como cuidar a vuestro nuevos amigos
-Nos encantaría, papá- dijo Talam
-¿Pero?
-Nos gustaría salir a la calle a probar los halcones, y que vuelen un poco- dijo Sifil- ¿podemos?
-Claro, pero a las ocho en casa
-De acuerdo, adiós
-Adiós

Sifil y Talam acompañados por sus mascotas bajaron corriendo las escaleras. Cuando llegaron abrieron las jaulas y dejaron que sus preciosos halcones volaran por el mágico cielo del anochecer. Mientras tanto, Rayan había visto a los dos elfos salir de su casa y llamando a su águila, le contó su plan, que era el mismo de siempre. Reunió a los demás chicos del pueblo y se encaminaron hacia los dos gemelos. Cuando llegaron a su altura les empezaron a hacer burla, pensando que se enfadarían. Pero no fue así ya que los chicos estaban tan maravillados con sus nuevos amigos. Viendo que no le hacían caso, Rayan lanzó el siguiente conjuro:
^pt ñsd nstnsd fr Mr^yimp
^pt npd ytirmps fr Xrid
pj ^pfrtpdpd fopdrd
rmbosf im ^rwir{p trhsñp
s ñpd jrt*smpd hr*rñpd

En cuanto termino de decirlo los ojos de su águila se oscurecieron y un rayo acompañado por un chorro de agua bien fría cayo sobre nuestros mágicos amigos. Sifil se dio la vuelta y también él lanzo un conjuro:

Ph ^pfrtpdpd jsñvpmrd
Up pd vpmbpcp ^sts
Wir frttpyrod s *od rmr*ohpd

Cuando terminó, una nube negra sobre Rayan y sus compañeros se posó y de ella cayó miles de tierra sucia. Los chicos huyeron despavoridos lanzando palabrotas contra los gemelos. Talam entonces, comenzó a reír como un loco mientras su hermano llamaba a los halcones para darles las gracias.

-De nada….- dijo uno de ellos
-Sifil
-De nada Sifil. Yo soy…
-Rapaz, y ese es tu hermano gemelo Sacre
-¡¡¡¡Por fin alguien nos diferencia!!!
-¿Vosotros también tenéis esos problemas?
-Por supuesto, ¿qué te creías, qué erais los únicos seres de este planeta que tenias problemas?
-No, claro que no, pero pensé que a vosotros la gente os diferenciaría, quiero decir, que sois muy diferentes
-Para nosotros también vosotros sois muy diferentes

Sifil iba a replicar cuando su madre les llamó para que fueran a cenar. Durante la cena su padre le explicó cada uno de los pasos para cuidar bien a su halcones y como se podían utilizar para que los conjuros tuvieran más poder, pero también les avisó de que debían de tener cuidado con los ladrones pues eran halcones de pura sepa y muy codiciados. Mientras su madre iba de un lado a otro preparando esto y lo otro, se la veía muy nerviosa y eso que solo eran las nueve de la noche, cuando la vio tan nerviosa el padre dijo meneando la cabeza y subiendo las manos:

-¡¡Mujeres, no hay quien las entienda!!

Y sus hijos se empezaron a reír pero se reirían menos si supieran porque estaba tan nerviosa su madre.

Poco después de cenar sonó una música y al oírla los dos hermanos se fueron a su habitación, se metieron en la cama y tras hablar un poco, se durmieron. Esa noche soñaron con Torres del Desierto, sus halcones y amigos y el estar en el libro de magos famosos



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Mar 14 Sep 2010 - 19:41

weno aqui les dejo una cosilla para que entiendan mejor lo que pone en la puerta de la casa y los conjuros echos por los elfos :besos: :besos:

Frase situada en la puerta de la casa de los elfos gemelos:
FAMILIA ELFIN, MAGOS GREMIO HALCÓN

Conjuro lanzado por Rayan a Sifil y Talam (Elfu Nort)
Por las barbas de Neptuno
Por los truenos de Zeus
Oh poderosos dioses
Enviad un pequeño regalo
a los hermanos gemelos

Conjuro de respuesta de Sifil hacia Rayan:
Oh poderosos halcones
Yo os convoco para
Que derrotéis a mis enemigos



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Felin el Mar 14 Sep 2010 - 20:27

Wow :Bravo: Atenena, que barbara sonrisa me encanto el cap :besos: esa escuelita se va a llenar de personajes muy variados.

Y gracias por dedicarmelo :besos:


Mi Blog: FelinDreams

Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Mar 14 Sep 2010 - 20:39

pues la verdad es que los personajes son de lo más variados y eso que has visto los normalitos
fue un placer dedicartela :besos: :besos:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Felin el Mar 14 Sep 2010 - 20:40

en serio?, los normailitos? :Bravo: pues ya quiero seguir leyendo :suplica:


Mi Blog: FelinDreams

Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Anne el Mar 14 Sep 2010 - 20:54

Me encanta Atenea, espero que subas el próximo capi!!!



Pincha sobre la firma y visita mi blog

Hola Invitado bienvenid@ a Fallen Angels

Anne


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Mar 14 Sep 2010 - 20:58

gracias Anne :sonrisa. sonrisa
en cuanto pueda subo el proximo guiñar guiñar



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por ANNA ROSE el Miér 15 Sep 2010 - 0:10

ME GUSTO TE VOY A SEGUIR ATE. :victory:




ANNA ROSE


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Miér 15 Sep 2010 - 0:14

muchas gracias a todas sonrisa
me alegro de que les guste wiiii wiiii
ahora mismo ando un poco ocupada pero en cuanto pueda subo el siguiente capi



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por johanita perez el Miér 15 Sep 2010 - 1:17

oOla atenea esta genial .. espero que sigas subiendo :)
johanita perez


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Angeles Rangel el Miér 15 Sep 2010 - 2:30

Hola Atenea, me encanta tu historia, estaré por aquí siguiendola :besote:





Angeles Rangel


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por MinaSatori20 el Miér 15 Sep 2010 - 7:06

Gracias atenea por tu dedicatoria, por el cuento de parciales y ocupaciones no habia podido entrar, me alegro mucho tu dedicatoria, creeme que me tienes como tu fan número 1 jejeje, te felicito, escribes superbien!!! Me tienes enganchada!!! :Bravo: :Bravo:
MinaSatori20


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Miér 15 Sep 2010 - 11:21

muchas gracias a todas
me alegro de que les guste, estoy feliz :correr: :correr:
en cuanto pueda subo el siguiente
:besos: :besos: :besos:



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Miér 15 Sep 2010 - 13:44

Weno aqui teneis el siguiente capi
espero que os guste y que comenteis mucho guiñar guiñar
como soy la diosa de la justicia voy a seguir por orden y este capi se lo dedico a kalary espero que te guste sonrisa
:besos: :besos:
Capitulo cuatro:Una sorpresa tras otra

Rebeca se despertó al oír el maldito sonido de su despertador y medio dormida miro la hora, ¡las cinco!, ¿por qué había puesto el despertador tan pronto? Como no lo sabía se volvió a tumbar y al segundo se quedo dormida. Entonces llegó su padre y entrando en la habitación, gritó con voz potente:

-¡¡¡¡¡¡Despierta, dormilona!!!! ¡¡¡Tienes que ir a clase!!!

Después de decirlo se fue. Al oírlo Rebeca recordó lo que había sucedido en los últimos días y con tristeza se fue hacia el baño. Se duchó y cogiendo el uniforme se lo puso. Se peino su largo pelo y se puso una cinta azul marino, a juego con el uniforme, dejando que su flequillo tapara parte de su cara.

Iba a bajar cuando se encontró con que Nancy le había dejado un paquete con un sobre en la puerta de su habitación. Muerta de miedo cogió el paquete con manos temblorosas y lo puso encima de la cama; después cerró la puerta de su habitación con llave para que nadie la pudiera molestar. Entonces se puso a inspeccionar el paquete y al ver que estaba agujereado supuso que en su interior habría un animal. Dejo con cuidado la caja en el suelo e miro el sobre. Tenía el mismo símbolo que la carta que le entregaron a su padre, ¡era de Torres del Desierto! Con cuidado abrió la carta y la leyó en voz alta para entenderla mejor:

Querida señorita Wait:
Le comunicamos que durante el viaje habrá varias paradas para que usted pueda descansar. Para la hora de comer pararan en un pequeño pueblo montañés, en dicho pueblo usted se quedará con la familia Elfin. Por la noche harán otra parada, allí se quedará con Sam; esperamos que su viaje sea lo más cómodo posible.
Sus servidores
Kebiro y Danabia, Torres del Desierto
PD: en la caja hay una gata, su nombre es Esmeralda y a su lado tiene su collar. Por favor pórgaselo; gracias; esperemos que se lleven bien

¿La familia Elfin?, ¿pueblo montañés?, ¿Sam? Que extraño era todo, no entendía nada de nada. Bueno, lo primero era sacar a la pobre gatita de su caja y ponerla el collar. Entonces Rebeca dejo la carta encima de la mesa y cogiendo unas tijeras abrió la caja. En cuanto lo hizo apareció una gata de un pelaje marrón acastañado con unos ojos muy peculiares, el iris verde rodeado de una capa azul marino y la pupila violeta. Rebeca se quedo tan maravillada que al principio no sabía que hacer. Entonces cogió el collar y con cuidado se lo puso. Después de ponérselo exclamó:

-¡Qué gatita tan preciosa!, ¿a sí que te llamas Esmeralda? Tienes un nombre precioso.
-¿A que sí?- dijo la gata muy presumida- ¿y tú? ¿cómo te llamas?
-¿Sabes hablar?- preguntó Rebeca mientras se desplomaba sobre la cama
-Claro que sí, ¡menuda pregunta! ¿me respondes ahora tú a mí?
-Me me lla…llamo Re… Re…Rebeca
-Vale, vale, no hace falta que te pongas así. Es que acaso…- dijo la gata- no, es imposible
-¿Qué es imposible?
-Que nunca hayas oído hablar a una gata
-Pues es la verdad
-¿Nunca? ¡pero que clase de…!

Pero antes de que pudiera terminar la frase su padre la llamo a desayunar y como una buena hija Rebeca comenzó a bajar las escaleras. Por el camino, le dijo a Esmeralda:

-¿Me puedes hacer un favor?
-Dime
-¿Podrías no hablar delante de mis padres?
-Claro, por cierto, ¿qué tal son los gatos de esta ciudad?
-Horribles, no te gustarían- respondió Rebeca riéndose
-¡Qué pena!

Entonces se empezaron a reír las dos como unas locas. Esmeralda era tan divertida, que hasta Rebeca se olvidó de que no quería ir a Torres del Desierto. Sus padres al oírla reír como antes pensaron que su hija había entrado en razón; ni siquiera se imaginaban que la causante de esas risas era una gata. Cuando entraron en el salón, su madre la preguntó:

-Mi amor, ¿quién es tu nueva amiguita?
-Se llama Esmerada y es una gata que me ha regalado Torres del Desierto, ¿a qué es preciosa?

Y sin esperar la respuesta de sus padres llevó a Esmeralda a la cocina y le dio un tazón de leche, diciéndola:

-Espero que te guste
-Leche, que rica

Entonces desayunaron y poco después sonó el timbre, en cuanto lo oyó, Rebeca fue corriendo a abrir. Cuando lo hizo se encontró con un gran paquete, e iba a cerrar la puerta desilusionada cuando el paquete se abrió y de hay salieron cuatro chicos diciendo:

- ¡¡¡Sorpresa!!!
-Saraima, Juan, Tamary, Félix- dijo Rebeca nombrando a cada uno de los chicos y dándoles un abrazo- ¿Qué hacéis aquí?
-Venir a despedirte, ¿qué sino?- dijo Saraima
-O chicos, ¡sois los mejores!
-Tenemos una cosa para ti- dijo Juan- algo para que no nos olvides
-¿Qué?
-Cierra los ojos y levanta el brazo derecho- dijo Tamary

Rebeca hizo lo que le decían. Segundos después una voz por detrás le dijo:

-Ya los puedes abrir, espero que te guste

Rebeca se dio la vuelta, encontradote con un joven, de unos veinticinco años, alto y muy guapo. Tenía el pelo rubio con mechas anaranjadas y los ojos azules. Vestía con unos vaqueros desgastados y una camiseta verde esmeralda. Al verle Rebeca gritó echándose a su cuello:

-Tío Jim, ¿Qué haces aquí?
-Te voy a acompañar en tu viaje
-¡Qué! ¿de verdad?
-Claro, tengo que ir a hacer unos recados a Australia
-¡¡¡Qué bien!!!- dijo abrazando a su tío
-Ejem, ejem, Rebeca, nos puedes prestar un poco de atención por favor- dijo Félix- me he levanto pronto por ti, ¿sabes? Por cierto, pareces una princesa con ese uniforme
-Gracias -dijo con una reverencia- ¿qué quieres?
-Que mires tu muñeca y tocar tu cuello

Rebeca hizo lo que le dijo y se llevo una sorpresa cuando vio la pulsera y noto el colgante. La pulsera era de oro y cayendo como ramas estaban las iniciales de todos sus amigos y las suya unidad por un hilo de oro. En el colgante había un trozo de moneda, al principio no lo entendió pero entonces vio los demás trozos en los cuellos de sus amigos y lo comprendió. Era una monedad de la amistad. Además también tenía la cruz de Liébana y la Virgen María

-Gracias, chicos, ¡¡sois los mejores amigos que un chica puede desear!- exclamó

Entonces aparecieron sus padres con sus cosas y con Esmeralda pisándoles los talones.

-Bueno nosotros nos tenemos que ir, escríbenos pronto ¡eh!
-Claro, no os preocupéis

Les dio un abrazo a todos y se fueron. Sus padres también, le dieron un beso, le desearon feliz viaje y entraron en casa pues no querían que su hija les viese llorar. Entonces apareció el autobús, o, mejor dicho el águila-autobús pues el autobús no tenía ruedas sino dos fuertes patas y alas. Sus “plumas” eran de un color azul cielo y sus ojos azul marino. Entonces se abrió la puerta y el conductor, que era un muchacho pelirrojo con pecas, le dijo:

-¿Subes de una vez?
-¿Cómo si se puede saber?
-Levitando, como sino
-¿Cómo has dicho?
-Levitando
-Eso me parecía haber oído-dijo desmayándose en el suelo
-¿Pero qué demonios le pasa a esta chica?
-Que no sabe que es una bruja, zopenco. No sabes la cara que ha puesto cuando yo he hablado- le respondió Esmeralda- ahora, ¡¿quieres ayudarme a subirla al autobús?!
-No claro que no, soy el conductor del autobús de Torres del Desierto, no el cargador
-No te preocupes….- dijo Jim
-Esmeralda
-No te preocupes Esmeralda, yo la subiré
-Y tú, ¿quién eres?
-Mi nombre es Jim y soy el tío de Rebeca- le contesto mientras cogía a su sobrina y levitando la llevaba al interior del autobús
-¿Su tío?
-Sí, su tío
-¿Cómo es que no te has extrañado de que yo hable?
-Digamos que algo sé del mundo mágico
-¡¡Eres un mago!!
-Si me quieres llamar así….
-Pero ¿y tu mascota?
-Está en Australia, creo
-¿En Australia?
-¡Sí! y deja de hacer preguntas que quiero dormir. Conductor ya puede salir

Y así fue como Rebeca entró en el fantástico mundo de la magia sin que ella se enterase. Cuando se despertó ya estaban llegando al pueblo elfo de Sifil y Talam, entonces Rebeca le dijo a Esmeralda:

-¿Dónde estamos?
-No lo sé- respondió la gata
-En el Himalaya- dijo una voz por detrás
-¿Tío Jim?
-Sí, soy yo- dijo Jim apareciendo de repente por detrás cargado de ropa de abrigo- tomad poneos esto

La ropa que le había dado era un abrigo azul marino con un gorro, unos guantes y una bufanda azul cielo.

-Gracias, señor Jim- dijo Esmeralda, aunque a ella, como era una gata, no le había dado nada
-De nada Esmeralda- dijo siguiéndole el juego
-¡Eh!, esperar un segundo, ¿vosotros os conocéis?- preguntó Rebeca muy extrañada
-No, claro que no, lo que pasa es que cuando tu te desmayaste el conductor, que por cierto es un antipático, no me quiso ayudar y tu tío se presentó voluntario para ayudarme- explico Esmeralda
-¡Ah!, una pregunta tío
-Dime
-¿Por qué esos chicos no van con ropa de abrigo?-preguntó señalando a los chicos que estaban jugando en la pista de aterrizaje
-Porque ellos ya están acostumbrados, por cierto, no te voy a poder acompañar a la casa donde vas a comer, ¿Cómo se llamaba la familia?
-Elfin, ¿por qué no puedes venir?
-Tengo cosas que hacer
-No te preocupes yo cuidare de ella- dijo Esmeralda

Entonces aterrizaron y Rebeca vio como una señora de unos cincuenta años con pelo castaño recogido con un moño francés iba hacia ella con los brazos abiertos. Llevaba un vestido verde de mangas largas con un delantal blanco con un halcón grabado en el medio y un chal marrón por encima de sus rectos hombros. Su cara era como la de un ángel y no tenía ni una sola arruga. Tenía los ojos verdes y la mirada penetrante. Cuando llegó donde estaba Rebeca la abrazó diciendo:

-Bienvenida a Eviertist, mi querida niña, bienvenida

Después y sin que Rebeca pudiera hacer nada la llevo a rastras por el pueblo. Cuando llegaron a la casa de la señora, ésta le quito la ropa de abrigo y la condujo al salón. Éste estaba decorado con fotos de halcones y encima de una gran chimenea había dos retratos de dos hombres. Estaban muy alegres y sostenían un libro cada uno. Vestían con ropas verdes y se parecían tanto que al principio Rebeca pensó que era el mismo cuadro pero después se dio cuenta de que los paisajes eran diferentes. Además se fijo en que cada uno tenía una placa donde ponía dos nombres diferentes. También en la habitación, había dos chicos idénticos. Vestían el uniforme del colegio, es decir, pantalón azul marino con niqui azul cielo y chaqueta azul marino. Tenían el pelo corto y pelirrojo; las orejas puntiagudas y los ojos verdes claro con una mirada penetrante, al igual que la madre. Sobre sus hombros tenían dos halcones que también eran idénticos. Uno de ellos se acercó a Rebeca y le preguntó:

-Jpñs, dpu Ysñs* u rdyr r mo jrt*smp Dogoñ, ¿vp*p yr ññs*sd?

Al ver que Rebeca no respondía el otro chico, Sifil, le dijo:

-¿Mp dsnrd wir rd fr *sñs rfivsvopm mp trd^pmfrt vismfp yr ^trhimysm?

Pero Rebeca seguía sin responder, a si que el chico que hablo primero, es decir, Talam, iba a gritarla cuando su madre le dijo en su mismo idioma:

-Hijos, no veis que no entiende el Elfu Nort, hablarle en Común

Entonces Talam le dijo

-Hola, soy Talam y éste es mi hermano Sifil, ¿cómo te llamas?
-Encantada de conoceros, mi nombre es Rebeca- contestó Rebeca- ¿En qué idioma estabais hablando?
-En Rñgi Mpty
-¿perdón?
-Disculpa, olvide que no entiendes nuestro querido idioma, en Elfu Nort- dijo Talam
-¿De verdad que nunca habías oído a nadie hablar en Elfu Nort?- dijo Sifil
-No, claro que no, por cierto, Sifil, ¿qué me has dicho antes?- pregunto Rebeca- quiero decir, después de que tu hermano me preguntará que como me llamaba
-¡Ah!, eso. Que si no sabias que es de mala educación no responder cuando te preguntan- le respondió Sifil muerto de vergüenza- es que yo no sabía que…
-No entendía Elfu Nort- dijo Rebeca terminando la frase- no te preocupes era simple curiosidad

Talam le iba a preguntar que como les había diferenciado cuando la puerta sonó y la madre de los chicos dijo, hablando en Común para que Rebeca lo comprendiera:
-Mirar a ver quién es
-Vale, *s*s- respondió Talam

Su hermano entonces preguntó:

-¿wiorm rd?
-Dpu ui, ko*
-¿ko*?, ¿rtrd yi?- preguntó la madre apareciendo por la puerta de la cocina
-Do, ¿*r ^pfrod sntot us?
-Vñstp- y dirigiéndose a Talam- sntr, rd im s*ohp fr ñs gs*oños
-pl *s*s

Cuando Talam abrió apareció, para la sorpresa de Rebeca, su tío Jim, totalmente congelado y empapado, pero seguí siendo su tío Jim. Entonces Rebeca le preguntó enfadada:

-¿Qué haces aquí tío? ¿Cómo es que es que hablas ese idioma tan raro?
-Tu padre tiene razón, Rebeca te deberías de tranquilizar
-OK, OK me intentaré tranquilizar. Por favor, responde a mi pregunta- dijo con cara suplicante
-Bueno, he estudiado…
-Vale, si no me lo quieres explicar no hace falta que lo hagas- y dirigiéndose a Talam- ¿me harías el favor de traducirme lo que habéis dicho?
-Ningún problema

Después de decirlo le tradujo palabra a palabra todo lo que habían dicho: “soy yo, Jim”/ “¿Jim?, ¿eres tú?”/ “Sí, ¿me puedes abrir ya?”/ “claro- abre, es un amigo de la familia” Cuando terminó de explicárselo Rebeca estaba más confundida que nunca, a si que muy decidida se fue hacia su tío pero antes de que le pudiera preguntar nada, la madre de los chicos les llamó a comer. Rebeca lo intentó por segunda vez durante la comida pero Sifil y Talam la bombardearon a tantas preguntas que ella no pudo hacer ninguna y cuando se quiso dar cuenta ya era la hora de irse.

Cogieron sus maletas y se pusieron en marcha hacia el “autobús” pero antes de que pudieran llegar el autobús ya estaba en aire. Sifil y Talam junto con sus halcones levitaron rápidamente. Rebeca no se quedó en tierra, ya que el autobús no espera a nadie, porque su tío la cogió por la cintura y la llevó al interior. Cuando entró en el autobús le iba a bombardear de preguntas, pero, por alguna extraña razón, comenzó a tener mucho sueño y ante de que pudiera decir hola, se quedó totalmente dormida.

Cuando se despertó, estaba en el fondo del mar. Instintivamente dejo de respirar pero Talam le pudo convencer de que no pasaba nada porque estaba en el autobús. Rebeca volvió a respirar y miró por la ventana lanzando una exclamación pues acababa de ver el Bosque Encantado. Se estaba preguntando como demonios podía existir un bosque en mitad del océano, cuando el autobús, que se había transformado en una ballena, paso de largo el bosque.

Se metió por una larga cueva que había unos metros más allá. La entrada de la cueva era ancha y su interior estaba iluminado por pequeños farolillos. Sus paredes estaban recubiertas de algas. Atravesaron la cueva y llegaron a una pequeña superficie donde no había agua. Al momento todos los pasajeros se bajaron. La caverna estaba decorada con dibujos, que por lo que pudo observar Rebeca contaban una historia. ¡La historia del Bosque Encantado! Así fue como se enteró de que hartas de los males del mundo, las brujas que vivían en el bosque hundieron éste llevándose a todos los habitantes consigo. Siguieron andando hasta que se encontraron con una especie de ascensores; una gran cesta de mimbre recubierta por diminutas conchas de diversos colores pero no tenía cables sino que era la fuerza del agua lo que le hacía subir.
Sifil se preguntó como demonios iban a bajar cuando observó que al lado de cada ascensor había una pequeña rampa pintada de diversos colores. A la entrada de cada ascensor había un cartel negro con letras blancas donde se veía escrito que tipo de ser debía de coger cada ascensor. Rebeca y su tío cogieron el que ponía HUMANOS mientras que el de Sifil y Talam, ELFOS. Las mascotas también tenían su propio ascensor y en su interior había zonas para que se pudieran posar los seres voladores.

Los ascensores subían hasta la parte de la isla donde los árboles eran transparentes y, para que nadie los viese, estaban pintados del color transparente, por lo que cuando nuestros amigos se volvieron, sólo pudieron ver el océano.

A la salida les esperaba Samanta, acompañada por Gorofero, que se acercó a ellos diciendo:

-Vosotros debéis de ser Rebeca Wait y Sifil y Talam Elfin con vuestras respectivas mascotas- y mirando a Jim- ¿tú quién eres?
-Me llamo Jim y vengo acompañando a los chicos- respondió Jim
-¿Quién eres tú?- preguntó Sifil mirándola fijamente
-Mi nombre es Samanta y éste es mi amigo Gorofero- respondió señalando a Gorofero- bueno terminadas las presentaciones, ¿nos vamos?
-¿No tendrás por casualidad, un primo o un hermano que se llame Sam o Samuel, verdad?- pregunto Rebeca
-Soy hija única y no conozco a mi familia, pero me parece recordar que no tengo ningún primo con ese nombre.
-¿Conoces a un tal Sam Woris?- preguntó, entonces, Talam
-¡¡Claro que le conoce!! zopenco- exclamó Gorofero harto de tanta tontería- es ella, ¿cómo no le va a conocer?

Entonces se hizo un silencio aterrador. Finalmente Sifil se atrevió a preguntar:

-¿Eres tú, Sam Woris?
-Sí
-Lo siento, cuando nos escribieron los directores pensábamos que tú, bueno, que tú…
-Eras un chico- dijo Sam completando la frase- no te preocupes suele ocurrir

Entonces Samanta se dirigió hacia Rebeca y le dijo:
-¿A si qué eres de la parte terráquea?
-Sí, de Londres, ¿por qué lo preguntas?
-Por nada, sólo que estoy segura de que una persona te querrá conocer- dijo sonriendo- ¿nos vamos?
-Yo no os acompañaré, tengo que ir a visitar a una persona, después iré para allá- dijo Jim
-De acuerdo

Entonces Sam y su grupo comenzaron a andar por el misterioso bosque. Rebeca no salía de su asombro, ¿Cómo era posible que en medio del mar pudiera existir un bosque tan fantástico y a la vez tan misterioso? Entonces se fijo en la Cueva de las Maravillas, que es como los habitantes de este bosque llaman a la pequeña cueva de la anciana Carlota. Rebeca preguntó a Samanta quién vivía allí mas Sam siguió su camino como si no hubiese oído nada. Cuando llegaron a la puerta mágica Samanta dijo en voz baja:

-Irdertege

Al oír tal palabreja, Sifil preguntó interesado:

-¿Qué es esa extraña palabra? ¿Para qué sirve?

Samanta no le respondió sino que le indico que mirara hacia delante pues en ese momento se estaban abriendo las puertas del recinto mágico. Talam abrió los ojos asombrado al ver el recinto mágico. Samanta y Gorofero se dirigieron hacia la mansión que había al final del lugar. Cuando llegaron a la puerta Sam tiro de la campanilla que había cerca y al segundo un criado de la reina le abrió. Al momento Samanta dijo:

-Hola James, ¿Está la reina en casa?
-Sí, y les está esperando en el salón real.
-Bien- y dirigiéndose a los chicos- seguirme, por favor

Los chicos la siguieron extrañados hacia el interior de la casa.



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Angeles Rangel el Jue 16 Sep 2010 - 2:56

Gracias Atenea por el capítulo, de verdad me encánta la histora

sonrisa





Angeles Rangel


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por atenea el Jue 16 Sep 2010 - 11:18

y a mi me encanta que te encante sonrisa



VISITA MI FIC
(pincha sobre la imagen para ir)

Spoiler:
ler]]http://i46.tinypic.com/10nz2wi.gif[/img]
VISITA MI BLOG
(pincha sobre la imagen para ir)
atenea


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por johanita perez el Sáb 18 Sep 2010 - 4:17

excelente la historia espero q sigas sonrisa

:Bravo:



The dreams you see with your heart and mind are key to the world you wish to find.


         

johanita perez


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Torres del Desierto

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:34

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Página 1 de 15. 1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.