Bienvenido Usuari@!
No estás conectad@, por favor CONÉCTATE o REGISTRATE pinchando en este cuadro.

Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Dom 18 Jul 2010 - 0:30

Buenooo chicas, aquí estoy por primera vez! jejeje.. Al fín me animé a escribir una historia, me animé a tomar toda esa imaginación que estaba cansada de estar encerrada dentro de mí y la saqué a pasear! y puees he aquí el resultado... xD

Místico lazo de Sangre
3 hermanas diferentes
Una verdad
dolorosa
3 vidas separadas por el miedo
Una decisión que las unirá
3 hombres que no
son lo que parecen
Una eternidad sin amar
3 corazones latiendo por un mismo destino




http://melancolicautopia.blogspot.com/


Última edición por Srta Parthenopaeus el Vie 17 Dic 2010 - 20:36, editado 1 vez





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Dom 18 Jul 2010 - 0:34

Y buenooo he
aquí el primer capi para que me den su opinión!


La desgracia marca el comienzo



En una habitación iluminada
tenuemente con velas se
escuchaba el jadeo desesperado de la menuda hechicera,
manos
temblorosas empacando pequeñas pertenencias, lágrimas que hacían eco en
el
silencio. La hermosa mujer se colgó tres pequeños bolsos dirigiéndose
al
coche, cuando regresó a la habitación, las tres criaturas nacidas
de su vientre
la miraban curiosas. Rose no pudo evitar un gemido
mientras más lágrimas se
derramaban por su cara y caían por su
cuello. Se acercó a las tres cunas que
estaban particularmente
unidas. Las tres niñas eran idénticas, cada una tenía
una cadena que
le daba varias vueltas a sus pequeñas muñecas con un dije.



Se escuchó un repiqueteo en
la
puerta y Rose se volteó apresuradamente, otra hechicera, Meredith,
estaba en
la puerta y encontró con mirada dudosa los ojos tristes de
Rose.



-¿Es hora?- Dijo meredith
con la duda filtrándose en
su resolución.



-Solo necesito despedirme-
dijo Rose entre sollozos.



-Que sea rápido, se nos
acaba el
tiempo y ya luego no podré ayudarlas- agregó Meredith



Rose solo asintió esperando
que,
Meredith, su mejor amiga le diera un poco de privacidad. Los dijes
tenían
forma de lágrima y rose fijó su vista en cada uno de ellos,
azul, morado, rojo
y entonó un hechizo, más antiguo que la guerra que
ahora la destruiría a ella.



Mag
deled - sister bi delo -
hoturus dau



Vincule meo tre – vid, per, ar-


Ieam
in totu izman



-Mi poder les transmito adoradas hijas,
espero
volverán a encontrase sanas y salvas- dijo Rose con
determinación y esperanza.



Justo en ese momento a Rose
le fallaron las piernas,
cayendo al piso arrodillada, sabiendo lo que venía, ya
sin fuerzas y
sin poder enfrentarse a sus enemigos, gritó con resignación el
nombre
se su amiga Meredith, por encima del sonido lloroso que hacían sus
pequeñas.



Meredith la miró con un
toque de
desconfianza, pena y curiosidad al verla en el piso, pero no preguntó
nada
asumiendo que era natural el desplomarse ante el sacrificio que estaba
haciendo
su líder.



-Termine de colocar todo en
el carro…- dijo Meredith
sin saber que decir para consolarla hasta el último
momento.



-…Te prometo que las niñas
estarán
bien, lejos de la magia y lejos de todo lo que pueda lastimarlas, pero…
¿comprendes
que nunca más volverán a encontrarse no?- dijo Meredit tratando de
apaciguar
a Rose.



Rose bajó la mirada justo en
eso momento, para que la
otra hechicera no pudiera leer su expresión. No lo
entendería, su
instinto le decía que no debía contarle nada a su amiga, ella no
entendería
lo importante que era para ella que sus hijas se conocieran algún
día,
no entendería lo importante que era para una madre el Proteger a sus
hijos
a toda costa, a costa de su propia vida… Ser madre te hacía
correr riesgos. Y
es por eso que ella no le había quitado sus
poderes, No, al contrario colocó en
cada medallón de sus hijas la
clave para que los descubrieran y además les
entregó los suyos.



Disfrazó sus pensamientos
con
más sollozos tranquilizando un poco a Meredith sobre sus dudas.



-Lo entiendo perfectamente
Mer,
pero ¿eso no quiere decir que no pueda tener la ilusión de que ocurra lo
contrario
no?- preguntó Rose mientras se torcía las manos.



-Entiendo- dijo Meredith con
un
pequeño hilo de voz.



-Ahora, llévatelas ahora Mer,
pronto vendrán por mí y
si las consiguen aquí, correrán el mismo destino, que
por salvarlas,
estoy a punto de correr- Dijo Rose empezando a ponerse nerviosa.



-Pero no entiendo, tu eres
la
bruja más poderosa Rose, pelea… No tienes que renunciar, no entiendo
porque
estas tan débil!- dijo Meredith dejando escapar al fin sus
lagrimas.



-El amor te da fuerzas Mer y
en mí han matado el amor,
cuando lo asesinaron a él… Yo morí también- dijo Rose
sonando un
poco desquiciada. Pero la verdad es que aunque ella se sentía rota,
ella
estaba colmada de amor, el amor que sentía por sus hijas, fruto de ese
amor
que ahora le daría muerte, pero Meredith nuevamente no lo entendería
porque
no sabía lo que era amar a un hijo.



-Cobarde, eso es todo lo que
eres…
Pero está bien, las niñas vivirán mejor lejos de todo esto, demasiada
intensidad
para tener vidas tan largas- dijo Meredith con un poco de rabia.



-Ya no tienen poderes
¿recuerdas?...
Tú precederás a mis hijas y las verás marchitarse- dijo rose



-Basta, no las veré, es lo
mejor,
lo acordamos, es lo mejor, y sin poderes no meterán las narices donde
no
deben, se mantendrán alejadas de los asuntos que ahora las
condenan, y
separadas tendrán más oportunidades de ser felices- dijo
Mer convenciéndose a
si misma más que a Rose.



-Sí, está bien hermana…
ahora
vete, siento que se están acercando… pronto!!! Vete…- dijo rose entre
gritos,
llanto y miedo derrumbándose en el suelo.



Mientras tanto, la hechicera
veía
como la mujer que había sido su ejemplo se derrumbaba, llamó por el
celular
a alguien que estaba afuera esperándola…



-Es hora, necesito ayuda con
las
niñas- dijo Meredith



Dos minutos después un
hombre con cabello dorado y
ojos violetas entró en la habitación, y sin poder
evitarlo, aún
cuando se prometió a sí mismo y a ella misma no verle ni
hablarle, se
encontró atreviéndose a mirar a la mujer que lloraba en el piso,
la
mujer que durante tanto tiempo amó y que al elegir a otro le destruyó el
corazón,
pero saber que ella iba a morir lo estaba matando y pertenecer a uno
de
esos clanes que venían por ella lo hacía sentirse asqueroso.



-Por favor Rose, déjame
quedarme
contigo…- Dijo E en susurros pero sabiendo que ella le escuchaba.



Él era su mejor amigo, su
confidente,
aún cuando ella nunca pudo amarlo lo amaba, solo que no de la misma
manera
en la que él lo hacía. Pero Rose no se atrevió a mirarlo, ella sabía
que
el dolor que de él se esparcía iba a perseguirla hasta el último
segundo de
vida, pero mirarlo sería insoportable para ambos.



-Te amé, Te amo y te amaré aún
después de que tu cuerpo emita el último respiro- dijo E deseando que
ella se atreviera a mirarlo, para que viera la verdad de sus palabras.
Él quería quedarse con ella, enfrentarse a todos por ella, pero ella le
había hecho prometer que sin importar como, debía velar por sus hijas y
mantenerlo en
secreto.



Se agachó y dijo en su oídomuy bajo para que Meredith no
escuchara –Yo las cuidaré- y disimuló su acto con un beso en lo alto de
la cabeza de Rose.



Levantándose pasó por a un lado de Rose, tomó
a dos
de las bebes que amaba tan solo por ser de ella, bebes que hubiera
tomado
como suyas si ella hubiera podido mantener el plan inicial en
marcha… Pero no,
ella no pudo disimular su amor… Sin
mirar a
atrás se dirigió al coche.



-Vivirán bien, las dejaré
con familias adineradas, lo
juro por mi honor…- dijo Meredith dándole un beso
en la cabeza a la
que fue su líder.



Tomó a la bebe que faltaba y
dando una última mirada
atrás borrosa y
anegada en lágrimas, salió a paso rápido como quien
huye de la escena de un
crimen.


Al verla partir Rose suspiró
resignada, triste y
satisfecha a la vez de que E cumpliría su palabra
y con pulso decidido tomó una
daga ceremonial, que facilita el
camino de transición de las almas y se la
clavó en el corazón
sonriendo mientras pensaba en el momento en que sus hijas
se
encuentren…. Porque se encontrarían, Oh si
, se encontrarían.





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por lvvl11 el Dom 18 Jul 2010 - 1:11

Super yo quiero mas de esta historia'''¡¡¡¡
es super prometedora¡¡¡.....
mas capitulos¡¡¡ sonrisa


"L@URIT@ 11...."



avatar
lvvl11


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Dom 18 Jul 2010 - 2:09

IvvI11... Gracias nena... Bueno aquí dejo el siguiente capi xD

Despedidas,
cambios y planes



Estaba
cayendo un aguacero torrencial, como si la lluvia le diera la bienvenida
a la desgracia y a la vez estuviese cubriendo sus pasos.

-E …
cambiemos los talismanes de las niñas- dijo Meredit nerviosa por lo que
iba a hacer.

-¿Qué?... ¿por qué?- dijo E
con un tono que rayaba en la histeria.

-Rose
hizo algo con ellos, no quiero correr el menor riesgo, su sacrifico
sería en vano- dijo Meredit.

-Pero
por el amor de Dios, han de ser para protección o un maldito recuerdo
de la madre que nunca conocerán ¿habías pensado en eso Meredith?- dijo E
definitivamente alterado.

-Si, pero si son solo de
protección, no habrá ninguna dificultad en que se los intercambiemos-
dijo Meredith a la defensiva.

-Eso
no estaría bien, ¿es que acaso dudas de Rose?, debería darte vergüenza-
dijo E con dolor.

-No se trata de eso, deja
ya de comportarte como el idiota enamorado que siempre has sido, Rose
está muerta, hay que pensar con cabeza fría- dijo Meredith alzando la
voz, ella no perdería la cabeza, ella no…

-Ella…
lo hizo, ¿antes de que partiéramos? ¿Estabas tu…?- Preguntó E mientras
le temblaba la voz.

- Cuando me fui aún estaba
viva, pero sabes que no es mujer de titubear… Y seguro ya está hecho-
dijo Meredith sonando más dura de lo que en realidad pretendía.

-Los
talismanes E, voy a cambiarlos- dijo Meredith mientras observaba a las
niñas en la parte de atrás del carro.

-No
lo harás- dijo E irradiando rabia.

Meredith
lo miro por un momento y luego asintió…

Media
hora después se encontraban en su destino, lugar en el que separarían a
las tres pequeñas hermanas.

-No
tardaré Meredith… No hagas nada de lo que te puedas arrepentir luego-
dijo E, dirigiéndose con las pertenencias de las niñas al aeropuerto.

Meredith
esperó hasta que E estuvo lejos, mordiéndose el labio pero con
resolución cambió los dijes de las pequeñas que ahora se encontraban
dormidas… Esta vez no le haría caso a E, igual y él nunca se fijaba en
ella lo suficiente para como para saber si mentía o no. Ella siempre amó
a E, él nunca le correspondió…

-Él
perdió la cabeza por Rose y aquí esta destruido- dijo con un toque de
amargura…

Pero ella esperaría por
él… Ella tenía todo el tiempo del mundo para esperar que el sanara sus
heridas… Pero por ahora les salvaría el pellejo a los dos y a las tres
bebes por el respeto que le tuvo a Rose mientras fue su líder.

El
regresó solo unos minutos después y sin fijarse en ella dos veces tomó a
una de las pequeñas…

- Apresúrate ya casi es la
hora acordada con los Cadwel- dijo E, sintiendo como se apretaba su
pecho por el abatimiento.

Meredith tomó a las otras
dos bebes y lo siguió con pasos rápidos.

Y así
pasaron los Cadwel llevándose a Samantha, los Adams llevándose a Nicole
y los Hartway llevándose a Georgina…

Ya
eran las 10:30 pm, tenían tres horas en el aeropuerto cuando entregaron a
Georgina. Habían citado a las tres familias con una hora de separación
para evitar que se encontraran, los Cadwel y los Adams los habían mirado
con recelo cuando vieron a las otras dos niñas, pero tomaron a sus
respectivas niñas y se fueron.

Mientras
tanto E los veía alejarse, memorizó a cada una de las familias, las
tres iban a un destino diferente… Pero él se encargaría de unirlas,
justo como le prometió a Rose…

Meredith
interrumpió sus pensamientos…

-Será
mejor que nos movamos, se supone que tu y yo estamos en una cita, pero
con las niñas desaparecidas podrían inquietarse, y si tardamos más te
verás forzado a pedirle mi mano a mis padres- dijo Meredith de manera
picara, solo que E no lo notó, él no tenía cabeza para eso…

-Adios
Georgina, Nicole y Samantha, Feliz vida mis hermosos seres- dijo
mentalmente E sintiendo el peso de la melancolía.

-Vamos
Meredith, te llevaré a comer un helado- dijo E de manera ausente.

-¿En
serio? Dijo Meredith con sorpresa.

-Sí,
será mejor si te llevo a tu casa mientras te comes un postre, será más
convincente- Explicó E como si estuviera hablándole a una persona con
problemas de entendimiento.

-Sí,
claro… Más convincente- resolló Meredith con resentimiento.



21 años después…
-Sí,
entiendo… Pero yo soy un benefactor al cual no le pueden negar esta
petición, así que no me vengas con peros a estas alturas- dijo E,
sonando como el total engreído que no era.

-Eeeentendido
señor, disculpe la lala molestia, La señorita Nuñez dice que estatara
encancantada de cumplir sus dedeseos- dijo el receptor tartamudeando
desde la otra línea.

La cabeza le había estado
afligiendo y no le había dejado en paz… E se tocó la cabeza como un
gesto de cansancio, como un acto reflejo ya que no le dolía… No él ahora
estaba en el camino correcto, ¿o debería decir Ellas?

-No
me vengan con zalamerías ahora Izmael- Dile a la señora Nuñez que las
admisiones deben ser enviadas hoy mismo, sin falta… Las 4 deben de
llegar a sus destinos cuanto antes.

Si,
si, si… señor, por eso no sese preocupe-Dijo Izmael.

-Bien,
esperen una buena donación para la universidad en poco tiempo, hasta
luego- dijo secamente E, sin poder evitar iluminarse mientras terminaba
la conversación. Suspiró, se sentó en la inmensa silla negra de cuero
que tanto le gustaba, suspiró y echando su cabeza hacia atrás, sonrío
cerrando los ojos, como quien después de tanto esperar saborea el éxito.





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por lvvl11 el Miér 28 Jul 2010 - 23:28

me encanta quiero mas¡¡¡
como soy una de las q ha leido.... me pido de primero a E.... bueno asi sea un pedazito de el .... :suplica:


"L@URIT@ 11...."



avatar
lvvl11


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Felin el Sáb 31 Jul 2010 - 4:03

que golasa Lau reir aqui todas quieren aparterase a los machos reir

La veradd no habia tenido oprtunidad de pasar antes, la verdad tiene muy buena pinta, ya quiero mas :suplica:


Mi Blog: FelinDreams

avatar
Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Lun 23 Ago 2010 - 6:17

Hola chicas... lamento no poder haber pasado por acá he estado algo liada!
xD

Bueno pero acá estoyyy xD

Chicas les comento que en blog... Ya está la historia hasta el capi 12!

Ahora no se cuantas de ustedes prefieran que coloque los capis directos acá.... o les colocó los links por capis???





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Felin el Lun 23 Ago 2010 - 16:54

Pues a mi me gustaria leerlos mas aqui.
La verdad con muchas paginas me lio y nunca podria entrar al blog
ojala la puedas poner aqui guiñar


Mi Blog: FelinDreams

avatar
Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Mar 24 Ago 2010 - 22:50

Hola chicas... En vista de que prefieren que postee aquí lo capis les posteo el 3 y el 4 xD

CAPITULO 3

En camino...


En la estación de trenes de Waverley (Edimburgo)


-Vamos Andrew, termina de tomarte tu helado, camina que vamos a perder el tren- dijo Georgina de forma cariñosa pero preocupada.


-Pero gina… ¿Por qué tenemos que mudarnos?- se quejó Andrew mientras caminaban.


Georgina empezó a gritar mentalmente -Ahhhh esta conversación de nuevo-


-Bueno… porque conseguí que me admitieran en la Universidad de Oxford y esa es una universidad reconocidísima… y además compramos una linda casa, más pequeña que la que tenemos aquí, para que no tengas miedo en las noches.


Aunque Georgina nunca había presentado en Oxford, lo único que se le ocurría es que su padre antes de morir había hecho las gestiones mientras ella estaba de viaje por Europa con Andrew. Y no es como si ella no hubiera averiguado. Georgina llamó a la universidad y habló con la misma directora de la institución, la Sra Nuñez, no le dio mayor explicación de quien lo había hecho pero sus papeles estaban dentro y allí terminaba el asunto.


-Y ¿tiene piscina?- preguntó el pequeño sacando a Georgina de sus pensamientos.


-Siii, tiene una hermosa piscina y un hermoso patio para que puedas jugar con Boo!- dijo Georgina sonriendo.


- Y ¿cómo lo sabes si no has ido? Yo quería verla- dijo Andrew con mirada acusadora a su hermana.


-Bueno porque Yessica, la secretaría de la empresa se encargó de arreglar todo y me envió unas fotos apenas anoche mientras dormías ¿Te acuerdas de ella? – pregunto con un poco de miedo Georgina.


-Duhhh la secretaria de Papá… Ellos nos abandonaron, pero no perdí la memoria Georgina- respondió molesto el pequeño.


Georgina sentía que se le cerraba la garganta, sus padres no los habían abandonado, ellos murieron en un accidente. Pero ella no sabía cómo hacerle entender eso a su pequeño hermano. Colocó su bolso en el suelo y se agacho quedando de cara a Andrew.


-Drew, por favor, ya te lo expliqué… Ellos no se fueron porque quisieran abandonarnos, ellos simplemente no eligieron, fue un accidente amor, ellos… - trató de explicar Georgina sin saber que más decir.


-Si, si, si Gina me lo has dicho un millón de veces, y están en el cielo y blah, blah, simplemente no quiero hablar de eso- Cortó la conversación Andrew pareciendo un adulto y no un niño de 10 años.


Y es por eso que cuando misteriosamente fue aceptada en Oxford, Georgina no dudó en aceptar una nueva vida, empacar y llevarse a su hermano de la casa que solo le recordaba más y más la ausencia de sus padres. Después de todo, económicamente quedaron más que bien, Las empresas de joyas de sus padres estaban mejor que nunca y ella sabía bastante de gerencia gracias a su madre y fue así que fácilmente tomó el mando y colocó a las personas adecuadas al frente de las distintas sedes, los cuales no hacían ningún movimiento importante sin consultarle. En la empresa elogiaban la cabeza fría que tuvo para organizar todo y su personalidad de liderazgo, en ese aspecto estaba muy satisfecha de sí misma.


Continuaron su camino hacia el tren que ya estaba llenándose de pasajeros, no había necesidad de cargar ninguna maleta, ella se había encargado de enviar todo y lo que faltase lo compraría allá en Oxford.


Posó su mano en la cabeza de su hermano juguetonamente, mientras él hacía una mueca.


-Estaremos bien Drew, estaremos bien… Lo prometo- dijo Georgina- Más para sí misma que para Andrew.


-Lo sé hemanita- dijo Andrew un poco apenado por el silencio de su hermana. Y empezó a subir al tren tendiéndole la mano para que lo siguiera.





Camino al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (Nueva York)


-Ahhhh que belloooo Liam de verdad que es hermosa- Gritó Samantha emocionada, logrando sobresaltar al taxista que los llevaba.


Samantha besó a su novio y luego volcó su atención nuevamente a la hermosa pulsera con complicados diseños en azul que tenía dos pequeños dijes colgantes con las iniciales L y S, que Liam le acababa de obsequiar y colocó amorosamente en su muñeca.


-Me alegro que te guste bebé… Pensé que era perfecta para ti, además combina con tu medallón- dijo Liam satisfecho. –Y yo también tengo una, aunque esta es un poco más varonil que la tuya… Espero- agregó frunciendo el ceño.


Samantha no pudo parar de reír ante su mueca, lo besó en cada ceja.


-Muyyy varonil amor- dijo Samantha en tono bajo mientras pasaba su lengua por los labios de Liam lentamente.


Él la miró a los ojos y sonrió picarona y sugestivamente. Y Dios como amaba Samantha a ese hombre, para ella siempre ha sido su angel, desde antes de ser novios y desde que tiene memoria, primero como amigos y luego como su pareja. Y es que después de que la familia de Samantha cayó en ruina su pareja se comportó finalmente como el patán que era, la engañó, la humilló y abandonó. Y allí estaba Liam que era su mejor amigo, se mantuvo hombro a hombro con Samantha mientras ella y sus padres se estabilizaban y salían adelante.


Y ahora mientras ella es becada en una universidad de gran renombre en Inglaterra debido a sus magnificas notas, Liam se iba con ella, aunque él no fue admitido, su papá que si tiene mucho dinero logró por medio de una “pequeña donación” que él fuera admitido de inmediato. Esa era otra de las cosas que la hacían inmensamente feliz, sus suegros eran como sus segundo padres y aún después de caer en desgracia le abrieron los brazos y la trataban como si ya fuera esposa de su hijo… Había aprendido aunque no por las buenas que era más feliz ahora que cuando tenía dinero y estaba rodeada de personas hipócritas. Le dolía un poco dejar a sus padres, pero eso sería de momento y los visitaría una vez que tuviera un trabajo estable, aunque Liam insistía en que no era necesario, Samantha no pensaba dejarse mantener por nadie!


Llegaron al aeropuerto con el tiempo justo, ambos eran tal para cual, llegando tarde a todos lados en todo momento. Abordaron mientras se hacía el último llamado. Se sentaron y Liam empezó a sudar, a él no le hacía gracia el volar, eso definitivamente le daba más razones a Samantha para amarlo. Se volteó hacia él, empezó a morderle el cuello para tranquilizarlo.


Liam la alejó durante un momento y la miró a los ojos durante un rato.


- Sam… te amo- Dijo Liam sorprendiendo a Samantha. Liam no lo decía muy seguido aunque siempre lo demostraba.


-Yo también Liam, yo también- respondió Samantha sintiéndose completa… Después de todo al fin su vida era Perfecta…





En el Aeropuerto de Berlín-Tegel (Alemania)


- Bernard por el amor de Dios dile a Jules que te ayude con las maletas… papá se va a molestar si te da un lumbago por mi culpa- dijo Nicole de manera sarcástica.


Bernard resopló y su hijo Jules se acercó a ayudarlo con el equipaje de Nicole. Ella sabía que el chico no la soportaba desde que lo rechazó cuando estaba en 1er año de bachillerato, por eso lo molestaba tanto.


-Nic ¿no te pudiste poner un vestido más corto?- preguntó con voz gruñona Raquel, quien era su ama de llaves o mejor dicho su madre, porque su verdadera mamá desde que Nicole tenía memoria, se la pasaba de coctel en coctel hasta que simplemente desapareció, los abandonó a ella y a su padre.


Nicole hizo un puchero ante la pregunta-acusación de Raquel.


-Pero si se me ve genial Raquel, vamos no me arruines el momento.


(Repique de un celular de fondo / Tic Toc de Kesha). Nicole mira fijamente la pantalla del celular más tiempo del necesario y atiende.


-Déjame adivinar papi…Te ha surgido un inconveniente importantísimo y no vas a venir- Contestó Nicole en un tono agrio.


Bernard, Jules y Raquel se le quedaron mirando de manera interrogante mientras Nicole guardaba el celular y soltaba un casi imperceptible suspiro. Cuando alzó la vista Bernard la miraba con tristeza.


- Señorita… Su padre…-empezó Bernard.


-Ayy no Bernard, no me mires así como si yo fuera un animal mal herido, odio cuando haces eso- Lo interrumpió Nicole con voz chillona.


-Si papá recuerda que hay animales que son más peligrosos cuando están heridos, aunque Nic como que nació con esa condición- se burló Jules por lo bajo.


Nicole achicó los ojos y le enseño el dedo medio sin perder una pizca de su elegancia.


-Nicole Alexandra, por el amor de Dios compórtate, ¿qué clase de actitud es esa en una señorita de su clase?- Gritó Raquel poniéndose roja.


Nicole Volteó los ojos y les dio la espalda, la rabia y la tristeza hervián en su interior. Ella tenía la esperanza de que por tan solo una vez su padre la tomara en cuenta y por lo menos la fuera a despedir, después de todo él fue el que le consiguió el cupo en Oxford y ni siquiera se molestó en comunicárselo, simplemente le llegó la admisión a la casa, ella le dijo a su papá que se iba a Inglaterra a estudiar y el simplemente le dijo que le parecía excelente y ya, nada más como si no fuese idea de él!


-No saben lo feliz que estoy de irme por mi cuenta, a otro país, lejos de los desplantes de papá, lejos…- dijo Nicole en voz alta pero solo para ella.


-Bueno ni tan sola joven, Raquel se va con usted y yo estaré muy al pendiente desde aquí- dijo amorosamente Bernard. En eso momento se escuchó el resoplido de Jules.


-Si yo también- bromeó Jules mientras su papá lo callaba con un golpe en la cabeza.


- Vamos Raquel, es hora de disfrutar la primera cosa útil y acertada que hace mi “padre” por mí- dijo Nicole sin mirar atrás mientras Raquel le seguía los pasos.

Fin del capi...





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Mar 24 Ago 2010 - 22:58

CAPITULO 4

Conociendo a los desconocidos (Parte 1)

3 noches después

-Ya
han pasado tres días desde que las chicas llegaron y ni por casualidad
se ha dado un maldito encuentro, todas se instalaron y están tan cerca,
tan cerca… Pero también son tan diferentes!!!- Estaba pensando E.

-
Es obvio que voy a tener que involucrarme más de lo que esperé. Pero
eso sí… tengo que hacerlo con mucho tacto… Que difícil va a ser no
contarles sobre sus orígenes, espero tener el control suficiente. – se
dijo E a sí mismo en voz alta en el estudio de la casa, estaba
oscureciendo pero eso no iba a detenerlo de actuar en ese momento…

-Hablando solo otra vez- se escuchó que alguien interrumpió desde la puerta…
-Se te está haciendo costumbre, has estado muy pensativo- dijo el Sr Tompson
- Sr. Tompson, no lo escuché entrar – dijo E apenado.
- Bueno aparentemente entrar, ni tocar- dijo Tompson con un tono de humor y negando con la cabeza.
- Vine a comentarte que la mujer que te llamaba mucho antes, ummm… Meredith, te ha empezado a llamar de nuevo- comentó Tompson.
- Esa sí que es una completa bruja, Tiene un inconveniente sexto sentido – Respondió E irónicamente.
-
El término adecuado es hechicera E, no parece propio de ti referirte
así a alguien de nuestra especie, aunque nosotros solo seamos unos
renegados- Lo reprendió Tompson.

- Ja! Sr. Es que no me estoy refiriendo a nuestra herencia- dijó E con humor.
El Sr. Tompson respondío con un gesto alzando las cejas.
- Pero sus ocurrencias podrían traerme problemas en este preciso momento- Dijo E nuevamente pensativo.
- Ummm ya lo veo, pero ¿qué es lo que está pasando exactamente en este momento? – Preguntó el Sr. Tompson intrigado.
-
Solo estoy terminando de cumplirle una promesa a una antigua amiga-
dijo E mostrando melancolía en su tono de voz. Aunque el Sr Tompson
también pudo ver orgullo en sus ojos.

-Sea
lo que sea que estés haciendo, sabes que cuentas conmigo ¿no?, cuando
estés listo o me necesites, puedes pedirme ayuda- dijo el Sr. Tompson
con tono paternal.

-
Lo sé Sr. Tompson, usted es como un padre para mí. Y le prometo que
cuando termine de hacer lo que tengo que hacer, me dedicaré por completo
a nuestro clan- Prometió E.

- ¿Más de lo que has hecho? ... Eso tengo que verlo! – Dijo Sr. Tompson bromeando.
-
Umm, si… Bueno pero en este momento debo irme... –Dijó E un tanto
emocionado. Se despidió con un apretón de manos y salió apresuradamente
del estudio.

- Bien, regresa a casa pronto hijo… Hay quienes necesitan de tu liderazgo por aquí… - Le dijo el Sr. Tompson al estudio vacío.


Desde la estación Gloucester Green


-Amor ¿a qué hora me dijiste que tu amigo iba a llegar? – Preguntó aburrida Samantha
-
Debe estar a punto de llegar Sam, nos estamos encontrando acá porque es
un punto céntrico pero él no vive lejos – Dijo Liam tratando de
calmarla.

-
No quiero que sigamos viviendo en los cuartos de Oxford, no te quiero
tener lejos en las noches bebe- dijo Liam pícaramente tomándola por la
cintura.

- Puf!! – Samantha dio un resoplido, aquí había algo más que Liam no estaba diciendo…
Como
si no fuera suficiente con ese presentimiento y esa maldita vibración
que salía del collar de Samantha que no podía identificar que le estaban
estrujando las entrañas a Liam, ahora ella estaba haciendo más pregunta
de las que había hecho nunca, él la amaba pero… ella no sabía nada
sobre la vida y el esperaba que todo continuara así!

A
lo lejos se caminaba un chico vestido de negro y era guapo, Samantha
estaba tan aburrida que no pudo dejar de notar que el chico era guapo,
muy guapo y no pudo evitar ruborizarse al darse cuenta que se acercaba a
ellos sonriendo y que éste era el amigo de Liam.

- Peteeer!!! – Le llamó abrazando a Liam con emoción.
- Liammm!!! – Exclamó el chico que ahora abrazaba de igual forma a Liam.
Pero
ahora que estaba cerca… comenzó a sentir una aura amenazante desde
Peter, era extraño, le pasaba con Liam al principio y con la mayoría de
los amigos de él. Pero este de verdad le ponía la piel de gallina…

El
chico se dio la vuelta y le sonrió mientras se presentaba pero se le
podía ver en la cara líneas de tensión, Samantha notó que pare él
tampoco era muy agradable su presencia.

-
Diablos – pensó Liam. Era obvio que Peter no era bueno disimulando la
tensión que aparentemente también le producía el curioso collar. Y es
por eso que Liam había contactado con él… Necesitaba estar con los
suyos, no sabía manejar eso, y ¿si esto estaba poniendo en peligro a
Sam? Esto definitivamente no era normal... Eso él no podría permitirlo.

Samantha
se sentía muy incómoda, estaban en el coche de Peter y se dirigían a su
casa, donde contra todo pronóstico iban a quedarse durante su estadía
en Oxford… Todo el año académico, hasta que ella y Liam pudieran
conseguir algo con sus trabajos ‘si los conseguia’ ya que Samantha no
quería que el papá de su novio corriera con todas las cuentas. Pero
esto, estaba segura iba a ser un tiempo muy largo.

La
casa de Peter resultó ser sorpresivamente agradable para el
desconcierto de Samantha y a pesar de no ser una casa muy grande , el
interior si era bastante espacioso. La habitación donde de ahora en
adelante iban a vivir Liam y ella era realmente ideal y con eso olvidó
un poco su mal humor.

-
Sam, voy un momento a tratar unos asuntos con Peter, sabes que él se
encarga de algunos negocios de papá en este país y bueno él me encargó a
darle unas indicaciones – Dijo Liam con naturalidad.

- Ajá – replicó Samantha distraída mientras empezaba a organizar las cosas.
Cuando Liam llegó abajo Peter lo estaba esperando, le hizo señas para que entrara al estudio…
-
¿Que diablos significa esto? – ¿Traes aquí a esa bruja contigo?, ¿es tu
novia? … Eres un cazador y te atreves… ¿a traerla a casa de otro? –

- ¿Que bruja?... Cálmate Peter, por Dios, conozco a Sam hace años y te puedo asegurar que NO es una bruja - Se defendió Liam.
- ¿Entonces qué rayos es eso que la rodea? – Le gritó molesto Peter.
-
Es el collar Bien, es el collar… Desde que la conocí lo tenía y emitía
una ligera vibración, pero nunca nada como esto – explicó Liam.

- Y ¿por qué se lo quitas y listo? – Pregunto aún molesto Peter.
-
Lo tiene desde que nació Peter, es una reliquia familiar, o eso creo…
Nunca se lo quita, pero ella no sabe nada, es por apego sentimental –
Dijo Liam.

-
¿Pero no te has dado cuenta? … Ese poder no se siente correcto, y no me
refiero a maligno, es solo como si chocara con ella, como si no fuera
propio de ella - advirtió Peter.

-
Lo sé, es contradictorio… Pero como te dije creo que es vital averiguar
porque desde que llegamos aquí el collar emite ese poder – dijo Liam.

- Ahora que lo pienso, es como un maldito radar, así se siente – Aseguró Peter.
-
Si – Suspiró Liam – Es lo que pensé -. Respondió Liam preocupado.
–Mira, solo te pediría esto a ti, ella no sabe nada de esta parte de mi
vida… No sé qué pensaría ella si se enterará de que cazamos brujas, no
te pido que lo entiendas es solo que ella es tan pacífica, inocente, no
cero que ella sienta que es correcto –

- Tú… ¿no sientes que es correcto? – Interrogó Peter.
- No… Yo claro que siento que es lo correcto, cuando son seres malvados y descontrolados no hay más remedio– respondió Liam.
-
¿No hay más remedio?... No suenas muy convencido Liam - Presionó Peter
- independientemente de, creo que te hacía falta verme, tienes mucho
que aprender de mi, estas definitivamente fuera de forma – agregó Peter
seguro de sí mismo…

-
Ya veremos Peter, Ya veremos… por Ahora solo quiero que me ayudes a
cuidar de Sam hasta que sepamos qué pasa con ese bendito collar – Dijo
Liam – Me retiro, Sam debe estar esperándome – Se despidió.

- Bien – respondió pensativo Peter despidiéndolo con un gesto ausente.
Liam
estaba saliendo del estudio cuando de pronto se detuvo y dijo – Peter
Ni una palabra de esto, eres mi amigo, pero si llegas a cometer un error
con esto entonces dejaremos de serlo – y sin dudar se fue a paso seguro
a la habitación donde seguro Sam lo esperaba en la tina.







Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Felin el Miér 25 Ago 2010 - 22:10

:Bravo: graxx por los capitulos sonrisa
ya estan cerca las hermanas wiiii y creo que los problemas tambien reir
ya quiero mas :suplica:


Mi Blog: FelinDreams

avatar
Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Jue 26 Ago 2010 - 2:23

Gracias nena... Mañana o posteo el 5 y el 6 xD





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Felin el Jue 26 Ago 2010 - 2:26

graxx guiñar estare esperandolos sonrisa


Mi Blog: FelinDreams

avatar
Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Mar 31 Ago 2010 - 1:54

Capítulo 5


Conociendo a los desconocidos (Parte 2)







Broad Street

Eran
las 7 de la noche y Nicole caminaba por Broad Street una calle muy
concurrida, iba perdida en sus pensamientos… Ayer se había quedado a
dormir en su habitación en la universidad de Oxford pero realmente no se
sintió cómoda, ella no era de las chicas que conversaban de cosas
importantes o inteligentes, con mostrar lo que tenía era suficiente para
conseguir amigas o mejor dicho seguidoras… pero ¿qué tal si esta vez no
quería comenzar así?

Ayer
había llegado con pocas pertenencias a su habitación y puesto a que
tenía mucho dinero logró conseguir un dormitorio solo para ella, pero
ahora estaba pensando en conseguir una compañera de cuarto, necesitaba a
alguien con quien hablar, con quien discutir o lo que sea para sacar de
sí misma un poco de esa soledad que la tenía tan amargada. Como era de
esperarse su padre no la había llamado si quiera para saber si estaba
viva. Raquel la había llamado unas cuantas veces pero eso no contaba
¿¿¿o sí???

-
No, para nada esa es su obligación – Pensó Nicole. Cuando llegaron a
Oxford Raquel se instaló en la casa que habían comprado, la cual ella
solo habitaría los fines de semana si no decidía quedarse a vivir allí.
Pero Nicole argumentó para vivir en la universidad de Oxford que no
pensaba levantarse temprano para llegar a tiempo a las clases, lo cual
pensándolo bien resultaba ser una excusa muy mala tomando en cuenta que
vivía a solo unas cuadras y Raquel sabía eso.

Perdida en sus pensamientos como estaba no se percató de que la concurrencia de las calles había terminado hace un buen rato.
Nicole de pronto abrió de par en par los ojos… - Rayos – Pensó.
La
calle en la que se encontraba estaba poco iluminada, en algunos faroles
la luz titilaba como queriendo escapar. Esto no era Canadá ella no
conocía estas calles, ella aquí no era nadie, se volteó a ver si era
mejor regresar sus pasos, pero hace rato que la luz y las personas se
había perdido de vista.

Se
escucharon sonidos de lucha, Nicole no pudo reprimir el escalofrío que
la recorrió… Se acercó poco a poco sin hacer el menor ruido al callejón
que se encontraba a su derecha y allí fue donde los vio.

Un
hombre estaba posado sobre otro y éste alzó la cara antes de que ella
si quiera se atreviera a respirar. El dije rojo en forma de lagrima de
su medallón empezó a vibrar como por arte de magia y ella no pudo
evitar posar sus manos sobre él.

En
cuanto el hombre se percató del medallón en su cuello e hizo un sonido
inhumano, un siseo animal y terminó trepando por las paredes de forma
bastante irreal.

-Santo
Dios, Santo Dios, Santo Dios - Nicole estaba en shock, no podía
alejarse y ni acercarse al cuerpo que estaba posado en el suelo. Hasta
que escuchó un gemido, y eso fue lo que la hizo salir de su parálisis,
parpadeó sin creérselo pero aún así se acercó a toda prisa al que para
su sorpresa calculó era un muchacho, no mucho mayor que ella.

El
hombre tenía los ojos abiertos e intentó decir algo cuando se inclinó
sobre él y allí fue cuando vio un objeto incrustado en lo que debía ser
su corazón.

Nicole Jadeó, este extraño no iba a sobrevivir a esta aberración.
- Como te llamas – preguntó Nicole desesperada.
El hombre logró articular palabra…
- Saca… la – Dijo para la sorpresa de Nicole mientras las lagrimas comenzaron a nublar su visión.
- No no creo que que sea buena idea – tartamudeó Nicole entre sollozos.
- Haz… lo por… favor – Articuló nuevamente el hombre.
Nicole
no sabía qué hacer, pensó en llamar a una ambulancia pero ella ni
siquiera sabía dónde estaba, ¿Qué podía decir cuando le preguntaran la
dirección?...

El muchacho gimió nuevamente como rogándole que actuara.
- Eeestá bien, está bien… pero de verdad no creo que sea lo correcto – respondió Nicole sorbiendo por la nariz.
Las
manos le temblaban y el dije en el medallón de su cuello seguía
vibrando como advirtiéndole, pero a lo mejor aquel hombre estaba
sufriendo inmensamente y si ella retiraba el objeto de su corazón le
haría las cosas más fáciles, obviamente no se salvaría pero le
facilitaría una muerte más rápida.

- Ra… pido – la apuró el moribundo.
Y con un fuerte tirón, Nicole retiró el objeto mientras el hombre hacía un sonido alto y desagradable... Después solo silencio.
Nicole empezó a llorar amargamente colocando la cabeza en sus rodillas y abrazándose a sí misma con sus ensangrentadas manos.
Pero
nuevamente por la oscuridad del callejón Nicole no se percató de que
algo iba mal, aunque el dije seguía vibrando y haciéndole cosquillas, ni
que la sangre de aquel extraño no era roja… era negra, ni que mientras
ella seguía sollozando el hombre que ya debía estar en el otro mundo se
encontraba ahora arrodillado detrás de ella mirándola curiosamente con
sus ojos rojos y el hambre marcada en sus facciones.

- Gracias, mi nombre es Aaron – pronunció con voz irregular el extraño.
Nicole
se volteó bruscamente y al mirar la monstruosa cara de aquel hombre, se
pegó un fuerte golpe en la cabeza contra la pared. Empezó a ver un poco
borroso y estaba algo mareada pero debido al miedo helado que le
recorría las venas seguía consiente.

- Hueles endemoniadamente bien hechicera – dijo el ser inhumano mientras la observaba.
- Yo, yo… No me hagas daño, yo, yo te quise ayudar – dijo Nicole tragándose el miedo.
- Si, aunque aún estoy un poco débil, pero ¿por qué me ayudaste hechicera?- preguntó curioso el extraño.
-
No, no no… estas equivocado no tengo ni idea a que te refieres, te
estas equivocando de persona, yo, yo no soy una bruja – dijo Nicole
asustada.

-
¿Una bruja? Puff! – Aaron dio un resoplido. – Ya veo que no sabes nada
pequeña, eso sería una ofensa para cualquier hechicera, la ignorancia no
te hace dejar de ser lo que eres –

- Estas loco y vas a matarme… Voy a morir ¿Verdad? – comenzó a lamentarse Nicole.
-
Puede que si, puede que no… Eres un peligro para los de mi especie pero
también me salvaste la vida - dijo con algo de dificultad Aaron. Había
perdido mucha sangre y había estado al borde de la muerte, lo único que
aún lo mantenía en pie es que se había alimentado antes de ser atacado.

Nicole
no entendía de que hablaba el monstruo, tampoco notaba la debilidad de
Aaron, estaba resignada a una muerte temprana, por lo menos iba a salir
en los periódicos y a su padre lo iba a molestar la prensa… Si
encontraban su cadáver.

-
¿Puedes dejar mi cuerpo donde puedan encontrarlo?... Me gustaría que mi
padre sufra un poco antes de continuar con su vida – dijo Nicole con un
poco de humor cercana a desvanecerse.

-
Tranquila pequeña… tu sangre me dará más de lo que cualquiera podría
darme y es tu bondad es la que te mantendrá a salvo – Respondió Aaron
mientras se acercaba y clavaba sus colmillos en la suave piel del cuello
de Nicole.



Museo de la Universidad de Ciencias Naturales (Parques Road)
Ya
habían pasado 3 días desde que Georgina se había instalado en una
hogareña casa de Oxford con su hermano, Andrew había respondido bien al
cambio y el día de hoy había comenzado su escuela sin el mayor
inconveniente y se le veía de tan buen humor, desde hace dos días que
Drew había empezado a las clases en un colegio de excelente reputación.

Eran
las 7 de la noche y Georgina se encontraba dando un paseo con Andrew
por el museo de la Universidad de Ciencias Naturales que según le
comentaron era un buen atractivo para los niños en Oxford.

- ¿Qué te parece?... te gusta este museo drew? – preguntó Georgina a la expectativa.
- Siii Gina… Es super, guaooo mira esooo – Gritó Andrew emocionado.
- ¿Te puedo preguntar algo sin que te molestes? – preguntó Georgina dudosa.
Andrew asintió con la cabeza.
- ¿Extrañas a nuestros padres Drew? – la pregunta salió de la boca de Georgina antes de que si quiera pudiera pensarlo mejor.
La pregunta tomó a Drew de sorpresa y la tensión se hizo evidente en el aire.
-
Drew yo sé que no quieres hablar de ello pero yo siento que debemos, yo
siento que tú tienes una visión equivocada de las cosas, de lo que
sucedió- Dijo Georgina apresuradamente.

- No Georgina No… ¿Por qué? – Gritó Andrew molesto.
-
No seas malcriado Andrew desde que llegamos aquí he tratado de
complacerte en todo lo que has querido, pero no voy a consentir que me
faltes el respeto – lo reprendió Georgina.

Andrew
estaba temblando de la rabia y antes de que Georgina pudiera reaccionar
su hermano estaba corriendo entre la multitud de personas. Cuando
reaccionó empezó a correr tras él.

-
Andrew, Andrew, regresa aquí – gritaba Georgina desesperada mientras
trataba de seguirle el paso a su hermano que por ser pequeño se colaba
entre la gente con mayor facilidad.

Otra
persona también estaba corriendo pero a ella no le importó, ella solo
quería alcanzar a Andrew y pedirle disculpas, ella le daría el tiempo
necesario a su hermano para procesar la muerte de sus padres, ella si
era necesario no volvería a tocar ese tema con él… ella había visto el
dolor en sus pequeños ojos, ella había sido destrozada en eso momento.

Cuando
salió del museo por la puerta en la que había salido Andrew miró por
todas partes pero había mucha gente, diferentes calles. Georgina empezó a
sentirse mareada y se recostó de la pared donde había un asiento.

- Tengo que hacer algo pronto – susurro Georgina mientras la preocupación destrozaba su interior.
Pero
no podía moverse, no podía procesar lo que su cabeza le decía a gritos,
comenzó a llorar y algunas personas que se habían percatado de lo
sucedido se le acercaron y le decían palabras que ella no podía
entender, frases sin sentido, también después de un rato escuchó el
sonido de una sirena…

Georgina
parpadeó y se limpió las lagrimas que caían hacia sus mejillas y se dio
cuenta que un hombre uniformado, lo que debía ser un policía de Oxford
le estaba hablando.

-
Señorita… diga algo – dijo el policía dirigiéndose a Georgina, se
volteó y le gritó a otro – Trae a un médico, esta joven entró en shock
-.

- Donde está Andrew – preguntó Georgina en un hilo de voz, tanto que era un milagro que el policía lo haya escuchado.
- ¿Andrew? ¿Así es que se llama el niño que se perdió? – Preguntó el uniformado.
- Simon, el extraviado se llama Andrew – Gritó el hombre.
Georgina no tuvo tiempo de responder cuando el policía ya había comenzado a hacer una nueva ronda de preguntas.
-
¿Qué relación tiene usted con el niño extraviado? ¿Dónde están sus
padres? ¿Son de aquí de Oxford? ¿Sabe a donde pudo haber ido? ¿Alguien
con el que podamos contactar? - Preguntó sin parar.

Georgina
empezó a sentirse mareada de nuevo, el pánico regresó a ella con una
oleada de gran fuerza y de pronto… el mundo se oscureció.



Andrew
estaba corriendo, no sabía a donde iba, solo quería alejarse de las
preguntas de Georgina, ¿Por qué quería tanto preguntarle sobre eso?, ¿es
que acaso no quería ser su mamá?, él la quería tanto como a su mamá…
pero él no quería hablar de eso… Siguió corriendo hasta que los pies ya
no le daban.

Se
detuvo recostándose de un árbol que tenía al frente y comenzó a llorar
como cuando era un niño pequeño y Georgina se iba de viaje sin él. Y
ahora estaba solo, asustado y sin su hermana.

- ¿Andrew? La voz de un hombre interrumpió sus lamentos y lo llenó de miedo.
Andrew alzó la cabeza y miró al hombre que se dirigía a él.
- ¿Tú eres Andrew verdad?
- ¿Quién eres tú? – preguntó Andrew asustado y desviando la mirada mientras buscaba una salida si la cosas se ponían peligrosas.
El homre colocó sus manos arriba como si fuera un arresto, eso le causo un poco de gracia a Andrew y bajó un poco la tensión.
- Tranquilo vaquero, mira mi nombre es Ethan – dijo pausadamente el hombre.
- Y ¿eso qué? Yo no te conozco – Dijo Andrew a la defensiva.
-
Bien chico listo, sé que no me conoces pero yo estaba en el museo y vi
lo que sucedió con la mujer con la que estabas cuando empezaste a correr
– Explicó Ethan.

-
Y ¿eso qué? Volvió a preguntar Ethan inquieto, él sabía que se estaba
comportando como un niñíto pequeño, justo como se comportó con su
hermana. Al pensar en Georgina las ganas de llorar volvieron a él.

-
Oye yo creo que esa chica debe estar bien preocupada por ti, ella
también estaba corriendo pero la dejamos atrás en el museo y es que
guaooo corres muy rápido jovencito - dijo Ethan tratando de animarlo.

Andrew se secó un poco las lágrimas que se estaban derramando.
- Y ¿ahora como voy a encontrarla? – Preguntó Andrew mientras sollozaba.
- Bueno yo estoy seguro de que preocupada como estaba se va a quedar justo en el museo esperándote – Le aseguró Ethan.
- ¿Tu crees? –preguntó dudoso Andrew. – Pero ya no sé como regresar – agregó.
-
Primero no creo, estoy seguro y segundo yo mismo te puedo llevar al
museo de nuevo hasta que encontremos a tu amiga – dijo Ethan sonando
como un amigo.

- Mi hermana respondió Ethan, Georgina es mi hermana – Dijo Andrew.
- Ahh bueno entonces vamos antes de que preocupe a sus padres con esto – respondió Ethan.
Comenzaron a caminar pero Ethan notó que Andrew estaba muy cansado.
- Ya no falta mucho - Comentó Ethan.
- Gina no puede llamar a nuestros papas – respondió Andrew.
Ethan frunció el ceño.
- Estan muertos, murieron en un accidente de avión – agregó Andrew
- Oh cuanto lo siento pequeño – se disculpó Ethan preocupado.
Terminaron
de cruzar una calle cuando Andrew y Ethan pudieron ver al final del
callejón estaba el museo y junto a él muchas personas reunidas y
patrullas policiales.

- Gina va a matarme- Tragó grueso Andrew.
Georgina había vuelto en sí pero la enfermera no la dejaba bajarse de la ambulancia.
-
Usted no entiende, mi hermano está solo por ahí, de noche sin saber a
dónde ir, debo ir a buscarlo… Por favor solo es un chico de 10 años –
Suplicaba Georgina.

- Y ¿Usted sabe a donde pudo haber ido? – preguntó la enfermera sonriendo falsamente.
Georgina
estaba a punto de darle un puñetazo en la cara cuando vio entre la
multitud a Andrew tomado de la mano de un hombre que ella no reconocía,
su hermano estaba mirando entre la gente como buscándola.

Georgina
sin pensarlo empujó a la enfermera y empezó a correr hacia Andrew.
Cuando él la vio apretó fuertemente la mano de Ethan.

- Ve - Le susurró Ethan al pequeño.
Andrew corrió hasta encontrarse con una llorosa Georgina que lo abrazaba y besaba como si no lo hubiera visto en años.
- Perdóname Hermanita- pidió Andrew llorando también.
-
Shhh Drew, lo siento, lo siento tanto bebe– lo tranquilizó Georgina –
pero no vuelvas a hacer eso en tu vida o me vas a matar Drew- agregó.

Ethan se acercó hasta ellos pero no hizo el menor ruido.
Georgina
soltó a Andrew del abrazo de plomo en el que lo tenía en cautiverio y
alzó la vista hacia el hombre que le había llevado sano y salvo a su
hermano. Sin si quiera detenerse a pensar lo que estaba haciendo se le
tiró echó encima lo abrazó, beso sus mejillas mientras repetía una y
otra vez – Gracias, gracias, gracias -.

Ethan se sonrojó mientras Georgina lo soltaba de pronto sonrojada también.
El
se encargó de hablar con todos y darle las gracias a los policías y
luego regresó hasta donde se encontraban Georgina y Andrew.

- Bien, por aquí está todo en orden – dijo Ethan picándoles el ojo.
-
Nuevamente gracias – Dijo Georgina mientras Ethan estacionaba el carro
fuera de la casa de su casa, este se ofreció a llevarlos, después de
todo se había hecho tarde... Ambos intercambiaron números y Ethan le
comentó para su sorpresa que vivía a solo unas cuadras de allí.

Andrew
se había quedado dormido y Ethan se ofreció a llevarlo dentro para no
despertarlo, Georgina sentía que estaba abusando pero ella no le estaba
pidiendo nada, él solo era el que se ofrecía. Le invitó una taza de café
y hablaron un poco, ya que ella se sentía exhausta.

Cuando
fue a despedirlo en la puerta vio sus rasgos iluminados por la luz de
la luna. Y su corazón empezó a palpitar rápidamente, y es que el hombre
tenía su mérito, no solo era todo un héroe, era considerado, amable,
caballero y ahora es que se daba cuenta de que era guapo, excesivamente
guapo, con ese cabello rojizo, ojos azules y con ese leve vello en la
cara que lo hacía ver un poco descuidado pero tan sexy.

Georgina sacudió sus pensamientos mientras Ethan se despedía le tomaba la mano y la acercaba a sus labios.
En
cuanto Ethan besó la mano de Georgina sintió una extraña sacudida de
energía y al parecer ella también lo había percibido porque sus ojos
estaban ampliados, sus labios húmedos, sus mejillas pecosas sonrojadas,
ese cabello rojizo que se veía tan bien en ella.

Georgina dio un paso adelante y él se echó atrás como si hubiera despertado de un hechizo.
Le
volvió a dar las buenas noches y salió como alma que lleva el diablo
montándose en su carro y arrancando al segundo siguiente.

Georgina
se quedó durante unos segundos confundida en la puerta y luego sacó
todo se su mente y se fue a acurrucar en la cama de Andrew.





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Mar 31 Ago 2010 - 2:01


Capítulo 6 - Parte uno -










Pesadilla y Poder (Parte 2)

Georgina se despertó con un fuerte dolor de cabeza y un leve olor a
panecillos y café… Recordando de pronto los eventos de la madrugada se
levantó apresuradamente de la cama y corrió a buscar a Andrew que debía
estar muy asustado por su comportamiento de anoche… No era la primera
vez que Georgina sufría por estos episodios… Siempre veía a dos chicas
casi igual a ellas, pero nunca podía alcanzarlas, siempre su estado de
ánimo se veía afectado, pero lo de anoche fue diferente… Fue más como un
trance y ella sintió dolor.

- Ginaaaaaaaa – Gritó Andrew en cuanto la vió bajando las escaleras…
-
Ohhh… Mi niño, lo lamento tanto... Lo siento de verdad pequeño, yo no
quise asustarte bebe… Lo sabes verdad? – Preguntó Georgina.

- ¿Pero ahora ya estás bien Gina? – preguntó Andrew frunciendo el ceño.
-
Claro amor, te prometo que no volverá a pasar – prometió Georgina. – Y
ahoraaaa ¿a que huele Andrew?... ¿Cuantas veces voy a decirte que te
mantengas alejado de la cocina bebe? -.

- No es Andrew el que ha estado en la cocina – interrumpió una voz masculina.
Georgina
se sobresaltó… y trató de colocar a Andrew detrás de ella por instinto
antes de subir la cara. Ethan estaba parado en la puerta de su cocina y
estaba deliciosamente despeinado, con un Blue jean ajustado y una
camiseta que le quedaba al punto…

- ¿Ethan? – dijo Georgina sorprendida-
-
Ummm… Hola – Dijo alzando la mano de manera tímida. – ¿Cuándo tu
hermano de 10 años entra a la cocina huele de la misma forma? … me
ofendes! Agregó Ethan a forma de broma y picándole un ojo a Andrew.

- Dios ¿qué haces acá? – Preguntó Georgina con voz chillona tratando de peinarse sus rebeldes risos.
Ethan no pudo disimular la sonrisa que se formó en su cara al ver su reacción... Georgina era verdederamente adorable.
- Bueno Andrew me llamó preocupado por ti y yo me ofrecí a venir… Espero que no te moleste – respondió Ethan.
-
¿Molestarme? … No por Dios… para nada. Es más disculpa que Andrew y yo
te hayamos sacado de la comodidad de tu casa… No sabes de verdad cuanto
te agradezco que le hayas hecho compañía a Andrew mientras yo… Me
encontraba indispuesta – agregó Georgina insegura.

Ethan
notó que Georgina tenía los ojos rojos… estaba aún muy pálida lo que
hacía que sus mejillas se vieran aún mas coloridas cuando se apenaba.

- Andrew porque no vas a bañarte mientras Georgina desayuna – Le dijo Ethan a Andrew.
-
Guaooo nunca había visto a Andrew tan diligente con alguien que acaba
de conocer – Dijo Georgina atónita mientras Andrew subía las escaleras
hacia su habltación.

-
Georgina… ¿Que te pasó ayer?... No quiero ser entrometido ni nada pero
cuando llegué te veías fatal y Andrew me dijo que habías tenido una
pesadilla y luego no parabas de llorar – aventuró a decir Ethan.

-
No te preocupes no es la primera vez… Y son especie de pesadillas en
las que estoy pasando por ciertas circunstancias, pero no puedo hacer
nada… Bueno realmente no soy yo, son dos chicas idénticas a mí y a veces
tengo episodios en los que veo “Sus vidas” – Respondió Georgina como si
nada. Pero la verdad es que estaba aterrada que al contarle esto a
Ethan.

Ethan estaba frio y no hallaba que decir por lo que notó Georgina.
-
No estoy loca Ethan… E ido al psicologo ¿sabes? Y mi Psicóloga dice que
son mis otros yo o algo así. Pero es solo una tontería, creo que solo
tengo terror nocturno – respondió apresuradamente Georgina.

- Ya veo… Completamente normal… Ya veo – Dijo Ethan mientras la miraba pensativo.
-
No Ethan… No necesito que alguien me vea así a estas alturas de mi
vida… Todo está en orden, te agradezco lo que hiciste por nosotros pero
ya puedes irte – explotó Georgina a la defensiva.

-
Eyyy calma, calma… ¿Si? No te estoy viendo de ninguna forma en
particular relájate – Respondió Ethan. - Ven a la cocina para que puedas
sentarte y tomarte té ¿si? –

- ¿Hiciste té? – Dijo Georgina reprimiendo una sonrisa…
- Si… Tus ojeras no se ven muy bien – Dijo Ethan tratando de desviar el tema.
- Ojeras… - y con un gruñido Georgina salió corriendo de la cocina.
[center]---------- &&&&& ----------
Despues
de un baño, desayunar tomarse un té preparados por el mismísimo Ethan…
Georgina se sentía radiante, Aun estaba un poco consternada por su sueño
pero ¿cómo no estar feliz cuando un hombre taaan perfecto hacía todo
esto por ti? … Luego Ethan le dijo a Georgina que le había prometido a
Andrew ya que era fin de semana llevarlo a conocer un parque en el
centro de Oxford…

Georgina
estaba encantada… No podía creer que este chico haya salido de la nada y
ella ya se haya acostumbrado a su presencia en tan solo dos días… Y más
que todo Andrew que había estado tan reacio con todos a parte de ella.

- Primero tenemos que pasar por mi casa - dijo Ethan mientras entraban a su auto…
Georgina
había olvidado llamar al local de alquiler para pedir uno. Cuando
fueron avanzando Georgina notó que no vivía a solo unas cuadras como
dijo la noche anterior pero no le dijo nada para no dejarlo en
evidencia…

---------- &&&&& ----------
En Marston (Suburbio en Oxford) – Casa de Aaron –
Nicole
se despertó aturdida… Se sentía débil pero el corazón le latía a
millón. Estaba en una cama y sea donde sea que estuviera estaba muy
oscuro, temblorosa trato de pararse pero se mareó golpeándose contra la
pared, se acordaba claramente de los acontecimientos de anoche… ¿Ese ser
se la había llevado? O alguien la había encontrado y la había llevado a
algún lugar a salvo?...

- Duhh Nicole… te parece que este sea un lugar a “salvo” – Se reprendió Nicole mentalmente…
-
En la oscuridad no puede haber nada bueno – dijo en voz alta sin darse
cuenta… apoyándose en la pared mientras buscaba algún interruptor.

Cuando
al fin lo sintió bajo sus dedos, estaba muy asustada de nuevo… tanto
que no sabía si encender la luz o no. Se armó de valor y lo encendió…
Nicol estaba tratando de adaptar su vista a la luz y estaba sorprendida
de estar en una especie de sótano… parecía un sótano pero estaba
decorado de forma elegante en una habitación. Nicole trató de buscar por
todos lados a su atacante y al final de la habitación en el rincón más
oscuro había otra cama y justo al lado las escaleras hacia la libertad.

Se
acercó lentamente y tambalenadose vio que en la madera pulida de las
escaleras había pegado una especie de carta, estaba mareada y no
enfocaba bien lo que decía… Pero logró concentrarse y leyó.

- Para mi dulce heroína:
Lamento
si te pegué un buen susto anoche… Mi intención no era lastimarte, sí me
alimenté de ti, y fue muy grosero de mi parte haberme alimentado
después de que me salvaras… Pero estaba muy débil y hambriento, no puede
controlarme. Cómo pudiste ver anoche soy un vampiro… Como sabes en las
horas del día me duermo profundamente así que no podré atenderte como te
mereces… El punto es que la llave de la casa está colgando arriba justo
al lado de la puerta por si deseas irte, pero la verdad es que me
gustaría que te quedaras hasta que podamos conversar… Te debo un gran
favor y estoy ansioso por verte de nuevo, así que visitame! Y ten en
cuenta que… Ya bebí de ti y sea donde sea que estés yo te encontraré!!!
(Suena funesto no?) Besos, Con amor Aaron.

Nicole
sintió un gran escalofrío que la dejó temblando durante unos segundos…
No iba a quedarse a confirmar si era cierto o no lo que le decía en la
carta, ella iba a salir mientras encontrara una posibilidad y el parecía
estar dándosela.


En
cuanto encontró la llave que estaba justo en el lugar donde explicó
Aaron salió de la casa caminando y tambaleándose pero con su capri azul
turqueza todo sucio, su camisa blanca llena de sangre, y sin zapatos,
No le extrañaba que nadie se haya parado s auxiliarla…

.....................................

- Para, para Ethan… Para! – Gritó Georgina mientras iban el el auto a las afueran de los suburbios de Marston.

- ¿Que pasa Gina? – Preguntó Andrew nervioso cuando Ethan frenó de pronto.
- Es ella, es ella… - Decía Georgina bastante agitada mientras le temblaba la voz
Georgina se bajó corriendo del auto y vio que la chica iba caminando a duras penas…
Samantha sintió a alguien detrás de ella, se volteó todo lo rápido que le permitía su débil estado recotandose de un robusto arbol y vio a una chica detrás de ella…
Nicole
abrió los ojos en grande por la sorpresa mientras que su collar con el
dije azul empezó a sentirse caliente en su cuello… No podía seguir
teniéndolo puesto, le molestaba, le pesaba como si nunca le hubiera
pertenecido, y en cuanto lo soltó en medo de su desesperación por
enfrentarse a quien tenía al frente, este salió volando de su cuello al
cuello de Georgina.

Georgina gritó por la sorpresa cuando el medallón se abrazó a su cuello, como si siempre le hubiera pertenecido…
Una
luz empezó a brillar del mismo, ella trató y trató de quitárselo pero
no pudo. Sintió una sacudida electrizante por todo su cuerpo… desde el
collar la energía la llenaba hasta el último poro, Iba a explotar…
Georgina sentía que iba a explotar mientras ese calor la invadía, tan
familiar y a la vez tan ajeno, las lagrimas comenzaron a brotar sin
saber si quiera porque y de pronto todo se volvió demasiado luminoso a
su alrededor y mientras caía solo pudo sentir los brazos de Ethan
rodeándola… ¿Cómo sabía que era Ethan?... Ella solo lo supo.

Fin del Capitulo...

[/center]







Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Felin el Mar 31 Ago 2010 - 17:12

:Bravo: Cada Vez la historia se pone mejor :Bravo: , y las hermanas cada vez estan mas cerca, felicidades me encantaron los dos capitulos, ya quiero mas :suplica:


Mi Blog: FelinDreams

avatar
Felin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por MinaSatori20 el Miér 29 Sep 2010 - 5:17

uyyy felicitaciones, me ha encantado, quiero más, queremos más!!! :Bravo:
avatar
MinaSatori20


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Srta Parthenopaeus el Vie 17 Dic 2010 - 20:12

Hola chicas.. No saben lo apenada que estoy por la desaparecida que me pegué!!!

Pero bueno por razones ajenas a mi voluntad tuve que parar con la vida "alegre" de los foros... Es que para mi es como un vicio. Pero bueno ahora estoy en vacas de navidad y pensé en pasar a disculparme y comentarles que la historia está paralizada.

De todas formas ya está hasta el capítulo 13... Podría ir subiendolos esta semana, pero solo hasta el capítulo 13 debido a que a partir de allí se acerca el final y de verdad que le tengo un cariño inmenso a esta historia, y no quisiera destruir el final solo para terminarla con prontitud.

Entonces... Estan de acuerdo que los suba poco a poco hasta el 13????

ESpero que me entiendan! SE les quiereeee... xD





Si quieren leer una fantastica historia... Hagan clic aquí xD
avatar
Srta Parthenopaeus


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Bea_kd el Miér 2 Sep 2015 - 5:01

Me encanta esta historia me muero por saber el final
:pleaz:


Última edición por Bea_kd el Miér 2 Sep 2015 - 5:08, editado 1 vez
avatar
Bea_kd


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Bea_kd el Miér 2 Sep 2015 - 5:03

Ya no vas a continuar publicando mas capítulos? La verdad me engancho mucho esta historia, tanto que después de mas de 4 años la busque para ver si ahora si leía el final y me decepciono bastante no encontrar terminada la historia.
avatar
Bea_kd


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Gaby Marin el Lun 21 Sep 2015 - 6:02

Esta interesante la historia, ¿algún día la terminaras?, pregunto ya que no puedes dejarlo así
avatar
Gaby Marin


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por la.mishuu el Sáb 23 Jul 2016 - 5:03

Buena historia!!! :D
avatar
la.mishuu


Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Místico Lazo de Sangre - Fic Largo -

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.